Inicio / BLOGS / Arte / 25 años del Museo Thyssen: festejos de aniversario

25 años del Museo Thyssen: festejos de aniversario

Octubre de 2017 es el mes en que se cumple el 25 aniversario del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, y para celebrar ambos hechos, los 25 años del museo y el hecho de que recientemente haya pasado a ser Nacional, habrá dos jornadas de puertas abiertas que tendrán lugar el sábado 7 y domingo 8 de octubre, fechas en las que se podrá pasear libremente por las diferentes salas del hasta ahora exclusivo y elitista museo.

25-aniversario-Thyssen-Bornemisza

La presentación a la prensa de la celebración del 25 aniversario del Museo tuvo lugar en su sede, concretamente en la terraza, por parte de Evelio Acevedo, director gerente y Guillermo Solana, director artístico. Ambos enfatizaron que hay siglos de la Historia del Arte europeo y mundial que constituyen la joya y la razón de ser de este Museo, como puede ser el XV italiano y el XVI europeo, así como el siglo XX de las vanguardias americanas, que allí florecieron como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial.

Desde que la Colección fue adquirida en 1993, el ahora Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, que llevaba abierto al público un año, entró a formar parte del patrimonio artístico español y vino a completar la oferta pictórica madrileña aportando movimientos, escuelas y artistas que no estaban representados en los otros museos de la capital. A lo largo de estos 25 años, el Museo ha cumplido su misión de transmitir conocimiento y de educar a través de su Colección y de un completo programa de exposiciones y una enorme variedad de actividades.

La baronesa Thyssen-Bornemisza y Francesca Thyssen-Bornemisza, hija del Barón, expresaron su agradecimiento por este reconocimiento, y Francesca añadió que tanto ella como sus hermanos estaban “muy contentos y orgullosos” como lo estaría también su padre.

Enlaces:

Sobre Nunci de León

Doctor en Filología por la Complutense, me licencié en la Universidad de Oviedo, donde profesores como Alarcos, Clavería, Caso o Cachero me marcaron más de lo que entonces pensé. Inolvidables fueron los que antes tuve en el antiguo Instituto Femenino "Juan del Enzina" de León: siempre que cruzo la Plaza de Santo Martino me vuelven los recuerdos. Pero sobre todos ellos está Angelines Herrero, mi maestra de primaria, que se fijó en mí con devoción. Tengo buen oído para los idiomas y para la música, también para la escritura, de ahí que a veces me guíe más por el sonido que por el significado de las palabras. Mi director de tesis fue Álvaro Porto Dapena, a quien debo el sentido del orden que yo pueda tener al estructurar un texto. Escribir me cuesta y me pone en forma, en tanto que leer a los maestros me incita a afilar mi estilo. Me van los clásicos, los románticos y los barrocos. Y de la Edad Media, hasta la Inquisición.

Ver también

Día Mundial Contra el Cáncer de mama: Casi lo hemos superado

El cáncer de mama afecta a una de cada ocho mujeres que alguna vez podrán …