Inicio / NOTICIAS / Economía / Acuerdo UE-Japón: falta de transparencia y retroceso ambiental

Acuerdo UE-Japón: falta de transparencia y retroceso ambiental

Como ocurriera con el TTIP y el CETA, la UE evidencia la ruptura de sus promesas sobre transparencia y compromiso en materia ambiental

Greenpeace Países Bajos ha publicado un conjunto de documentos (205 páginas) procedentes de las negociaciones secretas que mantienen la Unión Europea (UE) y Japón para la firma de un acuerdo comercial y de inversión, conocido por las siglas JEFTA (resumen en castellano).

Protestas contra los acuerdos comerciales transnacionales que atentan contra el medio ambiente.
Protestas contra los acuerdos comerciales transnacionales que atentan contra el medio ambiente.

Los documentos ponen en evidencia el fracaso de la Comisión Europea y los Gobiernos comunitarios para cumplir sus compromisos sobre transparencia en estas negociaciones: “Lo que esta nueva filtración confirma es que este tipo de acuerdos (CETA, TTIP, JEFTA, etc.) se están negociando de espaldas a la ciudadanía. Más allá de los aspectos técnicos del texto, hay un grave problema de democracia y transparencia en estas negociaciones”, ha declarado Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpeace España.

La filtración de estos documentos se produce en un momento clave del debate sobre el cambio de postura del PSOE respecto al CETA, el acuerdo comercial y de inversión entre la UE y Canadá, tratado que será votado en el Congreso de los Diputados el jueves 29 de junio (29:06:2017). Según han comunicado diversos responsables del partido, incluido su Secretario General, el próximo lunes 26 de junio establecerán su postura respecto a la votación del jueves.

“El PSOE tiene que entender que en esta forma de globalización los inversores y las empresas tienen derechos especiales, influyen de manera excesiva en la toma de decisiones y entienden como ‘barreras comerciales’ el conjunto de derechos, normas y criterios que defienden el interés común, la salud humana y los límites físicos del planeta”, ha añadido Soto. “Estos tratados son una colusión directa entre la democracia y el poder del dinero, un intento de golpe de estado por parte del poder corporativo,  El PSOE tiene que decidir si acepta este modelo o camina hacia otra globalización más justa y ajustada a los límites planetarios”.

Los documentos publicados por Greenpeace Países Bajos, accesibles en trade-leaks.org, también dejan al descubierto el débil compromiso con la protección del medio ambiente, a pesar de las garantías de la Comisión de que mantendría los más altos estándares en las negociaciones de los acuerdos comerciales de la UE.

El análisis de Greenpeace sobre el texto filtrado hace hincapié en la ausencia de medidas concretas para corregir alguno de los problemas detectados en la Evaluación del Impacto sobre la Sostenibilidad del JEFTA, donde se advierte por ejemplo que “los principales impactos medioambientales […] tanto para la UE como para Japón reside en los países de los que importan madera”. Japón importa enormes cantidades de madera ilegal procedente de Malasia, Indonesia, China, Rusia o países de la UE, como Rumanía. La evaluación señala también “la incapacidad mostrada hasta ahora por Japón para controlar eficazmente la importación de madera ilegal ha sido posiblemente un obstáculo en las negociaciones para alcanzar un acuerdo de asociación voluntario entre la UE y Malasia”. Pese a esta evaluación encargada y pagada por la UE, nada en el texto de la negociación corrige este grave impacto sobre los bosques del planeta y la posible complicidad del mercado europeo con este problema.

Algo parecido ocurre con la caza de ballenas. Japón es uno de los tres únicos países del mundo que practica la caza ballenas y el único que lo hace fuera de sus aguas territoriales. La Comisión Europea ha ignorado distintas peticiones del Parlamento Europeo para introducir la caza de ballenas en las negociaciones comerciales. Pero aunque la UE condena la caza de ballenas por parte de Japón, el texto del acuerdo sólo se refiere al “diálogo y el trabajo conjunto en​ temas medioambientales”.

“Esta nueva generación de acuerdos comerciales y de inversión no solo ponen en riesgo las conquistas sociales y ambientales, el nuevo modelo de gobernanza mundial que proponen va en dirección contraria al cumplimiento de acuerdos multilaterales como el Acuerdo de París, el Convenio de Diversidad Biológica o los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas” ha señalado Soto.

Los documentos del JEFTA filtrados por Greenpeace Países Bajos están en su mayoría fechados entre finales de 2016 y principios de 2017, justo antes de la 18ª ronda de negociaciones entre la UE y Japón. Los negociadores esperan concluir el nuevo acuerdo durante el verano. Si se concluye, el acuerdo con Japón podría ser el mayor acuerdo comercial de la UE, que cubre un volumen de comercio dos veces mayor que el acuerdo comercial con Canadá (CETA).

Para demandar una globalización más justa, inclusiva y que tenga en cuenta los límites planetarios y el bienestar de la población, Greenpeace ha publicado “10 principios para los acuerdos de comercio“.

“El comercio no debe ser un fin en sí mismo, sino un medio para lograr un bienestar social y ambiental que nos mantenga dentro de nuestros límites planetarios. Es hora de empezar una transición hacia un nuevo enfoque de relaciones comerciales que proteja las personas y el planeta”, ha concluido Soto.

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

FAPE-Navazo-Sanz

Periodismo en Marruecos: expulsados JL Navazo y Fernando Sanz

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Asociación de Periodistas de …

×
×