Inicio / BLOGS / Amancio Prada: nuevas canciones de cámara

Amancio Prada: nuevas canciones de cámara

El músico galaico-leonés dedica un disco a los poemas de Antonio Pereira

De la misma manera que en la música clásica al lado de las grandes orquestas existen los pequeños grupos de música de cámara, formaciones de pocos componentes que interpretan composiciones de menor duración que las sinfonías o las sonatas, cuando a principios de los años setenta Amancio Prada comenzó a publicar sus discos en España, después de unos años iniciales en París, la crítica bautizó su estilo musical como “canciones de cámara”.

Xulio Formoso: Prada y Pereira
Xulio Formoso[1]: Amancio Prada y Antonio Pereira
Desde entonces Amancio Prada nunca abandonó esta personal línea musical si bien fue introduciendo nuevos instrumentos (hay que recordar que en sus primeros discos se acompañaba únicamente de su guitarra y del violonchelo de Eduardo Gattinoni) y experimentando nuevos sonidos, manteniendo siempre un acompañamiento muy sencillo sobre el que se desliza su voz como un instrumento más.

La otra constante de la producción de Amancio Prada que se ha mantenido invariable es la musicalización de la obra de grandes poetas, y hay que decir que en este trabajo es de los compositores cuya música se ha identificado con mayor autenticidad con los versos de aquellos a quienes ha dedicado sus composiciones, hayan sido clásicos o contemporáneos. Ahí están los discos con poemas de Rosalía de Castro, Federico García Lorca, Jorge Manrique, Agustín García Calvo, San Juan de la Cruz… una obra que algún día habrá que valorar en su conjunto.

Nos llega ahora un nuevo disco de Amancio Prada dedicado a la obra del poeta y escritor leonés Antonio Pereira. El título, “Yo con vosotros”, alude a la presencia que Antonio Pereira mantiene tras su muerte en 2009 entre quienes lo conocieron y gozaron de su amistad, y también entre aquellos que admiraron su obra.

El disco, bellamente editado, con una excelente ilustración/collage del poeta y artista plástico Juan Carlos Mestre y el fotógrafo José Antonio Robés, recoge tres canciones cortas (“Afirmación de vecindad”, “Los regalos” y “¿Oporto, sir?”) y una cuarta (“La canción de peregrinos”) de mayor duración, de otros tantos poemas de Antonio Pereira cantados por Amancio Prada, quien también es el autor de la música de todos ellos.

La identificación entre música y texto se produce en este caso gracias a la componente de “música callada” con la que Prada identifica la poesía de Antonio Pereira: “Muchos de sus poemas ya tienen música”, ha dicho el cantautor sobre la obra de Pereira.

En este caso la instrumentalización sigue la línea de anteriores producciones del cantante del Bierzo, si bien la mezcla de instrumentos aporta en esta ocasión sonidos inéditos en su obra. A la guitarra y zanfoña tocadas por el propio Prada se añaden dos violonchelos (Amarilis Dueñas y Rafael Domínguez), un acordeón (Cuco Pérez) y la trompa y la viola amarantina interpretadas por Luis Delgado, quien también se encarga de la percusión.

El disco fue grabado en su totalidad de manera casi artesanal en los estudios que este músico tiene en la localidad vallisoletana de Urueña. El resultado es una obra de una gran belleza tanto en su presentación formal (un panel extensible que recoge la obra de Carlos Mestre y fragmentos de los poemas de Antonio Pereira) como en su música, con la calidad a la que nos tiene acostumbrados Amancio Prada.

Poeta del pueblo

Hay una película de José María Martín Sarmiento titulada “El filandón” que recoge la vieja costumbre de los cuentistas leoneses de leer sus relatos en público o alrededor de una mesa que congrega a amigos y conocidos, o contarlos improvisando parte de sus contenidos. Los leoneses Juan Pedro Aparicio, Luis Mateo Díez y José María Merino son algunos de los escritores más conocidos que han practicado o practican aún esta tradición.

Un asiduo a estos filandones fue el poeta Antonio Pereira (Villafranca del Bierzo, León, 1923-2009) quien, más allá de su poesía intimista y muy personal, debía su popularidad a estos relatos que gustaba leer en público. Con uno de ellos, “Una ventana a la carretera”, se dio a conocer en 1966 al ganar el concurso de relato breve Leopoldo Alas. Después vinieron “Cuentos del noroeste mágico”, “Oficio de volar”, “Cuentos de la Cábila” o “El ingeniero Balboa y otras historias civiles”. Con el libro de relatos “Las ciudades de poniente” ganó en 1994 el Premio Torrente Ballester.

Pereira fue además novelista (“País de los Losadas”, “Un sitio para Soledad”) reconocido por un público cercano que admiraba su obra literaria y poética. Desde 1950 colaboró en el “Diario de León” con artículos sobre temas de actualidad bajo la cabecera “Atalaya”.

Entre sus libros de poemas destacan “Contar y seguir: 1962-1972” y “Meteoros. Poesía 1962-2006”, esta última considerada como su antología definitiva. Pereira fue hasta su muerte el cronista oficial de Villafranca del Bierzo, donde había nacido.

  1. Puedes encargar un póster de este dibujo de Xulio Formoso a publicidad@enlacemultimedia.es

Sobre Francisco R. Pastoriza

Profesor de la Universidad Complutense de Madrid. Periodista cultural
Asignaturas: Información Cultural, Comunicación e Información Audiovisual y Fotografía informativa. Autor de “Qué es la fotografía” (Lunwerg), Periodismo Cultural (Síntesis. Madrid 2006), Cultura y TV. Una relación de conflicto (Gedisa. Barcelona, 2003) La mirada en el cristal. La información en TV (Fragua. Madrid, 2003) Perversiones televisivas (IORTV. Madrid, 1997). Investigación “La presencia de la cultura en los telediarios de la televisión pública de ámbito nacional durante el año 2006” (revista Sistema, enero 2008).

Ver también

Esclerosis múltiple, la web que habla del día a día

Hoy 18 de diciembre es el día nacional de la Esclerósis múltiple conocida también como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =