Inicio / BLOGS / Arte / Archer Milton Huntington: americanos que aman la cultura hispana

Archer Milton Huntington: americanos que aman la cultura hispana

Tesoros de la Hispanic Society of América

Hay americanos que aman la cultura hispana y Archer Milton Huntington (1870-1955), es uno de ellos. Dedicó su vida a formar una de las colecciones más importantes de arte español fuera de la península Ibérica, fundó la Hispanic Society Museum & Library en el corazón de Manhattan, en Nueva York, y construyó una mansión para albergar su colección, con el deseo que sus compatriotas apreciaran y comprendieran el arte y la cultura hispánica.

Archer Milton Huntington. José María López Mezquita. Óleo sobre lienzo, 1926. N
Retrato de Archer Milton Huntington por Jose Maria Lopez Mezquita, oleo/tela 1930. Cortesia de Hispanic Society of America

¿Qué lo movió a dedicar 50 años de su vida a coleccionar miles de piezas de arte, 175 000 fotografias, 6800 pinturas, 100 esculturas y 259 incunables y manuscritos de una cultura que no era anglosajona y que distaba de su formación y orígenes?

Archer, además de millonario era poeta, hijo del fundador de la compañia de ferrocarriles Central Pacific y de Astilleros en Newport, pudo viajar y desarrollar sus inquietudes investigativas, culturales y filantrópicas.

Cuando tenia quince años conoció México y fue a partir de ese viaje que decidió estudiar el español y hacer un museo dedicado a la cultura hispánica. En 1892 viaja a España, perfecciona el idioma y llega a escribir poemas y artículos en la lengua castellana, con gran maestría. Con la lectura del Mio Cid se aboca a hacer una edición en tres tomos del Cantar, bilingue, con notas, que comienza en 1897 y termina en 1903. Una estatua ecuestre del Cid preside la explanada del Museo en Nueva York, obra de su segunda esposa, la escultora norteamericana Anna Vaughn Hyatt, quien profesaba el mismo entusiasmo por lo hispano y con quien se casó en 1923. El entusiasmo llevó a Archer a hacer la ruta del Cid desde Burgos hasta Valencia, y con su pareja, hizo la donación de la estatua del Cid a Sevilla, que nombró a ambos hijos adoptivos de la ciudad andaluza.

Huntington fue amigo de los escritores Antonio Machado, Rubén Dario, Juan Ramón Jiménez, Unamuno, entre otros. Asimismo, de pintores como Joaquín Sorolla, a quien le encargó catorce trabajos de las regiones españolas para las salas del museo, labor que obligó a Sorolla a viajar por España y pintar cuadros donde resalta las tradiciones ibéricas. En la valiosa Pinacoteca se encuentran obras de Velázquez, Zurbarán, Ribera, el Greco, Goya y los más importantes pintores modernos de su generación: Ignacio Zuloaga, Joaquín Sorolla, Santiago Rusiñol, Ramón Casas.

Este hombre refinado, filántropo y serio coleccionista fue un amante de los libros, formó la biblioteca del museo que tiene valiosos ejemplares, entre ellos libros raros e incunables. En su interés por el mundo libresco reunió libros medievales, del Siglo de Oro español y de América Colonial, como las obras completas de la escritora mexicana sor Juana Inés de la Cruz. A su vez, incorporó una sección de cartografía, con joyas como el Mapamundi de Giovanni Vespucci.

Es emocionante ver los retratos de las personalidades humanísticas españolas, la intelectualidad de la época, que este ferviente admirador de la cultura hispana encargo a varios pintores que hicieron retratos de: Miguel de Unamuno, Azorín, Vicente Blasco Ibáñez, Antonio Machado, Marcelino Menéndez y Pelayo, Benito Pérez Galdós, entre otros.

Huntington dió patrocinio a varias instituciones culturales e históricas, fue Miembro Correspondiente de la Academia de Historia y de la Lengua, Doctor Honoris Causa de la Universidad de Madrid y auspició diversas publicaciones referidas a estudios hispánicos. Asimismo, publicó, a través de Hispanic Society of America, artículos y libros relacionados con los temas de la hispanidad. Organizó exposiciones para difundir el arte hispano entre ellas: Mayólica Mexicana, Obras de Ignacio Zuloaga y de Joaquín Sorolla.

Cuando vivía en Nueva York visité este bello templo en el Alto Manhattan y me sorprendió que existiera ese tesoro hispano en el corazón de la ciudad neoyorquina, que brilla junto a la gran Frick Collection y The Morgan Library& Museum, colecciones privadas de gran envergadura.

Exposición en el Museo del Prado de la Hispanic Society of América
Exposición en el Museo del Prado de la Hispanic Society of América

Actualmente, esta colección (casi el 60 %) se puede ver en las salas del Museo del Prado en Madrid, una muestra que pone en relieve la importancia del coleccionismo y de la riqueza artística del mundo hispano.

La exhibición reune 220 obras: 74 pinturas, 13 esculturas, 42 piezas de cerámica, 21 de artes decorativas, 19 de joyería y orfebrería, 42 sobre papel y 7 textiles dividida en 10 secciones, que siguen un recorrido cronológico y temático de la producción artística de España y América Latina hasta los inicios del siglo XIX. Acompaña esta excelente muestra, el video donde se relata la iniciativa de Huntington por crear el museo y sus conceptos como coleccionista.

La exposición posiblemente itinere a México en enero, antes de regresar a su casa museo. El edificio de Nueva York se encuentra, actualmente, en renovación hasta 2019, recuperando los techos que tendran mamparas de vidrio con luz cenital y otros adelantos técnicos y museográficos, conservando, sin embargo, la arquitectura y decoración de la bella mansión. The Hispanic Society of America recibió el Premio Princesa de Asturias en 2017 por su fuerte cooperación artística y cultural, y su intercambio con el Museo del Prado y otras instituciones homólogas españolas. El actual presidente del Board es nada menos que quien fuera director del Museo Metropolitano de New York durante varios años, Philippe de Montebello.

Apreciar esta colección, ya sea en las salas del Museo del Prado en Madrid, o en la sede de Nueva York, es un lujo para los amantes del arte pero es, sobretodo, un toque de relevancia sobre los valores de la hispanidad.

Enlaces:

Conocer España a través de Archer Milton Huntington

Sobre Adriana Bianco

Ver también

Xulio Formoso: Octubre-Rojo

Octubre de 1917: el mes que conmovió al mundo

Se cumplen 100 años de la revolución rusa En 1917 Rusia cambió el destino del …