Inicio / NOTICIAS / Derechos Humanos / Cachemira, enmascarados cortan las trenzas a mujeres separatistas

Cachemira, enmascarados cortan las trenzas a mujeres separatistas

En el transcurso de los dos últimos meses, al menos 200 mujeres del Cachemira indio han denunciado haber sido agredidas en plena calle, por individuos enmascarados, que después les han cortado las trenzas, informa el 1 de noviembre de 2017 el periodista que firma Rezwan en la publicación digital francesa Global Voices.

Según las declaraciones de varias de las víctimas, los emboscados les han tendido una trampa cerca de sus domicilios. En algunos de los casos, les pulverizaban encima productos químicos que les hacían perder el conocimiento.

Cachemira-mujeres-trenzas

Hay que tener en cuenta que, en Cachemira, el largo de los cabellos de la mujer se asocia con su honor. A pesar del gran número de agresiones denunciadas, las autoridades no han resuelto ninguna por lo que en la región –famosa por su inestabilidad política y social- está aumentando la tensión y se multiplican las manifestaciones de protesta.

Muchos habitantes de la zona, acostumbrados a vivir con fuerte presencia militar en sus calles, dudan de que las fuerzas de seguridad ignoren, como aseguran, la existencia de estos ataques a las mujeres; algunos acusan directamente al gobierno de orquestar las agresiones, para obligar a la población a someterse.

En el diario digital independentista The Citizien, Seema Mustafá explica: “Es difícil creer que esas personas puedan actuar con tanta facilidad, realizar sus ataques y luego huir de Cachemira, un país donde se persigue incluso el batir de las alas de los pájaros y los movimientos de las hojas de los árboles. Los servicios de inteligencia, capaces de desalojar a los manifestantes en el último rincón del país, ignoran ‘la identidad de esas personas que siembran el pánico en la población”, y por las que ha llegado a ofrecerse recompensas en metálico, para animar a la gente a denunciarles.

Mucha gente piensa que resurgen las viejas tácticas de Nueva Delhi, consistentes en engendrar miedo y psicosis en la población para terminar con sus deseos de libertad. Como reacción a la falta de respuesta de las autoridades, los habitantes han empezado a organizar patrullas nocturnas, que ya han detenido a algunos “cortadores de trenzas”, todos inocentes según la policía

La desconfianza en las autoridades y ese terror que están creando los ataques en Cachemira han provocado algunos incidentes de violencia colectiva como el que terminó con la vida de un hombre de 70 años, al que lincharon los vecinos de Anantnaq, al confundirle con un “cortador de trenzas”.

La población del valle de Cachemira lleva tres décadas reclamando a las autoridades indias el derecho a organizar un referendum sobre su independencia. En este tiempo, explica el informador, han muerto más de 68 000 personas en esporádicos levantamientos populares, y en la posterior represión. El ejército indio ha sido acusado de repetidas violaciones de los derechos humanos y de la desaparición forzosa de más de 8000 personas.

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

Taner Kiliç

Turquía: sigue el acoso judicial contra Amnistía Internacional

El próximo 22 de noviembre de 2017 está fijada una nueva vista del proceso que …