Inicio / BLOGS / Charlot consigue un récord de personas disfrazadas

Charlot consigue un récord de personas disfrazadas

Hombres, mujeres y niños, hasta un total de 662, aparecen en una bonita foto de grupo disfrazados de Charlot. La imagen se tomó el domingo  16 de abril de 2017 en la localidad suiza de Corsier-sur-Vevey, en el cantón de Vaud,  para celebrar el primer aniversario de Chaplin’s World, el único museo del mundo dedicado al genial actor y realizador. En ese lugar, Charles Chaplin, Charlot, vivió los últimos años de su vida hasta su fallecimiento, a los 88 (nació en 1889),  en 1977.

Personas disfrazadas de Charlot en homenaje al cómico
Personas disfrazadas de Charlot en homenaje al cómico

Los participantes en la concentración han batido un récord, ya que anteriormente hubo otros intentos de reunir a personas disfrazadas como el genial cómico. En esta ocasión, ya para conseguir ser admitidos en la foto, los participantes debían vestir traje y zapatos negros, camisa blanca, sombrero de hongo, y llevar bigote y bastón.

“Acudieron franceses, alemanes españoles e ingleses”, ha dicho la directora del museo Barbezat-Perrin. En el año que lleva abierto, al Chaplin’s World han acudido cerca de 300.000 visitantes.

Hace poco más de 100 años, exactamente en 1914, nacía el personaje de Charlot, sin duda el más famoso de los iconos cinematográficos. Con su enormes zapatones, el bastón y el sombrero, la silueta del cómico que saltó del cine mudo al hablado, pertenece ya al imaginario de al menos tres generaciones, y para su creador, Chaplin, significó no solo el reconocimiento universal de sus dotes artísticas sino que también fue quien hizo su fortuna porque Charles Spencer Chaplin, nació pobre en un barrio londinense de desheredados, hijo de una pareja de artistas que se separó cuando el niño tenía dos  años.

Con un padre “desaparecido” y una madre sin ingresos e internada en un asilo pisquiátrico, Charlie Chaplin creció en la miseria hasta que a los 19 años decidió probar suerte en los escenarios, concretamente en el muisc-hall, donde fue descubierto por un célebre promotor de espectáculos que le llevó de gira por Estados Unidos y le proporcionó el primer papel en una película, en 1914. Fue entonces, en “Para ganar su vida”, cuando nació el personaje de Charlot.

Torpe, gamberro, ladronzuelo pero con un corazón grande y tierno,  el público se entusiasmó inmediatamente con Charlot, el personaje al que Chaplin utilizó para denunciar la pobreza, la dictadura, la deshumanización del progreso social… temas importante y delicados que no gustaban a todo el mundo, como explicó su hijo Michael Chaplin, en una entrevista en el programa del canal Frnace 2 “Un jour, un destin”: “En América se formó un comité que le considera demasiado violento y vulgar. Pensaba que cuestionaba demasiado a la burguesía y le pedía ‘que se calmara”.

Acusado de simpatizar con los comunistas tras la segunda guerra mundial, perseguido por los secuaces del inquisidor McCarthy, Charlie Chaplin vivió en Suiza los últimos 25 años de su vida y solo regresó a Estados Unidos, donde se le había calificado de “indeseable”  para recibir un Oscar de honor en 1972.

En 2014, con motivo del centenario del nacimiento del personaje más famoso de la pantalla grande, se publicó un libro, “Footlights”, el único que Chaplin escribió en toda su vida, encontrado en los archivos de la Cinemateca de Bologna, y del que más tarde salió el guión de su película “Candilejas”, la historia de amor de  una bailarina y un payaso” que, para el biógrafo de Chaplin, David Robindosn, se inspiró sin duda en “el breve pero decisivo encuentro entre Chaplin y el coreógrafo rudo Nijinsky, en 1916”.

Sobre Mercedes Arancibia

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Ver también

Satoru Anzaki

Un japonés desahuciado organiza una “velada del adiós”

A Satoru Anzaki, japonés de 80 años y expresidente de la compañía Komatsu, compañía líder …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + once =