Inicio / NOTICIAS / Comunicación / #fakenews: 10 fórmulas contra la posverdad

#fakenews: 10 fórmulas contra la posverdad

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) invita a periodistas y medios a suscribir el Decálogo “10 fórmulas contra la posverdad”, un texto que surge como respuesta de urgencia ante un fenómeno creciente cuyas consecuencias políticas, sociales y para la propia industria periodística son alarmantes.

fakenews-dibujo

El documento, tras su publicación en la clausura de unas jornadas sobre este problema celebradas el pasado mes de febrero, fue recogido por organizaciones en defensa del periodismo, como la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), y medios de diferentes países, en particular de América Latina.

Sin embargo, más allá de esta difusión, la PDLI considera necesario formalizar el compromiso de todos los agentes implicados con las propuestas, y animan en consecuencia a periodistas y medios a suscribirlo de forma explícita.

“Las noticias falsas son una amenaza para la libertad de información y para la democracia. Hacemos un llamamiento a la sociedad civil, el Estado, las organizaciones políticas, medios, periodistas y empresas tecnológicas a enfrentarse con firmeza a esta lacra en defensa de un entorno informativo fiable y responsable”, dice el preámbulo del decálogo.

10 fórmulas para hacer frente a las noticias falsas

  1. Todos los actores de la cadena informativa están llamados a combatir, y no fomentar, la difusión de noticias falsas. Aunque el primer responsable de la difusión de noticias falsas es quien las fabrica, todos los actores de la cadena de producción y distribución de contenidos deben estar comprometidos en actuar contra su propagación.
  2. Debe llegarse a una definición consensuada, bajo los principios de la libertad de información y expresión, sobre qué debe considerarse bulo o noticia falsa y qué no, de modo que se protejan formas de expresión legítimas como la sátira o la crítica social.
  3. Los medios deben comprometerse a informar de la fuente, autor, fecha y procedencia de los contenidos que elaboran o de los que se hagan eco.
  4. Desde los poderes públicos se promoverán campañas de ‘alfabetización mediática y digital’ que mejoren las competencias de los ciudadanos en esta materia. Además, se impulsarán herramientas que permitan al público, por sí mismo, verificar la fiabilidad de un contenido, cabecera o sitio web.
  5. Las empresas de distribución de contenidos deben desarrollar mecanismos que penalicen, y no premien, los bulos así como herramientas que permitan filtrarlos del torrente de contenidos que se comparten.
  6. Los medios de comunicación y los periodistas son responsables de cumplir sus obligaciones éticas en el ejercicio de su función. Los códigos deontológicos deben incluir sanciones que penalicen malas prácticas y la difusión de infundios que deslegitiman el periodismo. La rectificación de contenidos erróneos será de acuerdo a las exigencias más estrictas. Los medios y periodistas, además, darán herramientas a su audiencia para que corrija las informaciones que sean inexactas.
  7. El periodismo de “código abierto” es uno de los mejores antídotos contra la publicación de noticias falsas. Los medios facilitarán, en la mayor medida posible, la trazabilidad de sus informaciones y contenidos: mostrando las fuentes, cómo se ha obtenido la información, el método de elaboración y la autoría.
  8. Las técnicas de verificación de contenidos, promovidas tanto desde los medios como desde organizaciones, deben cumplir los estándares internacionales consensuados en esta materia. Entre otros: apartidismo e igualdad en la aplicación de técnicas de fact-checking; transparencia en las fuentes; transparencia en los recursos y en quién promueve la iniciativa; transparencia en la metodología y honestidad en la publicación de correcciones.
  9. Todas las formas de comunicación deben ser responsables en combatir, y no promocionar, la difusión de contenidos falsos. Las campañas promocionales, sean comerciales, políticas o de cualquier tipo de organización, evitará estas prácticas en su estrategia comunicativa.
  10. Las iniciativas promovidas por los Estados y las organizaciones políticas serán respetuosas con los estándares internacionales sobre protección de la libertad de expresión e información. En particular, se evitará el Derecho penal como instrumento para combatir las noticias falsas y cualquier forma de injerencia política en el normal funcionamiento de los medios”.

Cómo firmar el Decálogo

Para suscribir estas medidas sólo es necesario escribir un correo electrónico a la dirección contacto@libertadinformacion.cc indicando la voluntad de adherirse al documento y especificando si se suscribe a título individual o en nombre de un medio u organización.

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

Taner Kiliç

Turquía: sigue el acoso judicial contra Amnistía Internacional

El próximo 22 de noviembre de 2017 está fijada una nueva vista del proceso que …