Inicio / OPINION / Obituario / Jerry Lewis, el profesor chiflado, ha muerto

Jerry Lewis, el profesor chiflado, ha muerto

Me pagan por hacer reír, así fue su vida, solo hacer reír…

Jerry Lewis
Jerry Lewis

Un personaje donde los hubiere, un hombre que siempre era capaz de hacer de la vida, una escena, y de esta, un chiste y con todo la expresión de la genialidad. Joseph Levitch, hijo de judíos rusos, adoptó el nombre por el que se le conocería después en el cine, Jerry Lewis, nacido en Nueva Jersey en 1926.

El mundo de la comedia pierde a una leyenda; o a Un rey de la comedia o a Un botones, Loco por Anita, El terror de las chicas o Las joyas de la familia… y así hasta 60 películas llenas de humor que nos harán siempre sonreír. El hombre de la salud quebrada, frágil y siempre con alguna pepla, curiosamente ha muerto por causas naturales a los 91 años. Cosas de la vida. Siempre muriéndome pero aquí sigo…

Innovador, grandioso, creativo hasta la excentricidad, se mantuvo firme en sus convicciones, algo machistas y del todo homófobas hasta que tuvo que disculparse ya entrado en años. Pionero de la cultura televisiva y compañero del ya fallecido Dean Martin, consiguieron ser la pareja perfecta. Uno elegante y apuesto y el otro bobo y bufón; absurdos, maníacos, pero siempre inmensos. Siempre le recordaremos por El profesor chiflado, una película que todos necesariamente tenemos en la memoria y que siempre regresa con una sonrisa. Una calamidad, sí, pero también cálido, grandioso, efímero y absolutamente genial.

Nunca recibió un Óscar. Es lo único que le faltaba para completar el palmarés artístico pero ya se sabe que en esta vida contradictoria en donde nada se reconoce, él se ha ido con la sonrisa de todos cuanto le vimos, total nada pero sin el gran premio de la academia. Fue nominado eso sí en 1977 al Nobel de la Paz y se quedó como uno de los tantos grandes que se fueron sin ser más premiados. Siempre apoyó las actividades humanitarias de su país y fue reconocido por apoyar la investigación de las enfermedades durante casi 50 años; una contradicción porque él fue un paciente siempre. Activo a pesar de su quebrada salud de hierro, estaba a punto de rodar en Canadá una película este otoño.

Nunca perdió la sonrisa, en este caso, en un día como hoy, tampoco creo que debamos perderla nosotros. Gracias por dejarnos tanto Jerry. God Bless You!

Descansa en paz.

Sobre Ana María De Luis Otero

PhD, Doctora C.C. Información. Periodista. @anadeluis Divulgadora Científica. Profesora Universitaria. Fotógrafo. Consultora de Comunicación. -www.consultoriadecomunicacion.com Comprometida con la Discapacidad. Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor. Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios. Presidenta de D.O.C.E Discapacitados otros Ciegos de España @asociaciondoce www.asociaciondoce.com Autora del Libro Fotografía social, Editorial Anaya.

Ver también

Franco-lider-dictador

Cosas que sé de Franco

Cuando Franco murió yo tenía doce años y siete meses. Aún no había decidido que …