Inicio / BLOGS / La autopsia de Jane Doe: pánico en la morgue

La autopsia de Jane Doe: pánico en la morgue

André Øvredal, el realizador noruego de la aclamada película “Troll Hunter”, dirige a Emile Hirsch (“Hacia rutas salvajes”) y Brian Cox (“Churchill”) en una historia de terror que ha conseguido, entre otros,  el Premio especial del Jurado en el último Festival de Sitges y el Premio a la Mejor película de Terror en el Fantastic Fest de Austin.

La autopsia de Jane Doe, cartel
La autopsia de Jane Doe, cartel

Austin y Tommy, padre e hijo, forenses de un pequeño pueblo de Virginia, reciben el cuerpo de una mujer, joven y bella, no identificada. La víctima no presenta ninguna huella sospechosa y no se conoce tampoco la causa de la muerte. Pero la policía local necesita una explicación que dar a la prensa a la mañana siguiente, lo que significa una noche de intenso trabajo para el dúo. La autopsia irá revelando los secretos que esconde el cadáver, muchos de los cuales parecen desafiar a la ciencia.

Y esto es la película que responde con toda precisión al título: una autopsia. Una historia entera que prácticamente sucede en su totalidad en una sala de la morgue. Horror sangriento, imágenes impactantes, suspense elevado a una potencia alta, momentos angustiosos de tensión… la oscuridad que llega por sorpresa y el silencio habitual del laboratorio forense tienen también su parte en le consecución de una fábula de misterio poco habitual, con momentos brillantes y otros incluso desagradables.

Los dos actores consiguen una química real y casi perfecta buscando explicaciones racionales a los indicios que van apareciendo a lo largo de todo el proceso.

Y es aquí donde puede residir el posible atractivo de esta película de género: más allá del miedo que puede suscitar en el espectador, lo interesante es que se trata de una película sobre el trabajo científico y detectivesco de los forenses y sus métodos de indagación y deducción. Padre e hijo van recogiendo muestras y tomando apuntes que, poco a poco, encajarán todas las piezas del misterio que encierra el cadáver de Jane Doe, como si se tratara de armar un puzle.

Sobre Mercedes Arancibia

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Ver también

Portada de "La musa a la deriva", de Pedro Antonio González Moreno.

Pedro Antonio González Moreno: La Musa a la deriva

Libros y nombres de Castilla-La Mancha Pedro Antonio González Moreno (Calzada de Calatrava. CR, 1960) …

×
×