Inicio / BLOGS / Las “Bodas de Oro” del Niño de la Fragua

Las “Bodas de Oro” del Niño de la Fragua

50 edición de la Fiesta de la Bulería de Jerez de la Frontera. Pedro Garrido, El Niño de la Fragua ha sido el creador del proyecto del primer concierto de la Fiesta, que él ha basado en la ya larga historia de este evento tan genuinamente jerezano. Para él no podía llamarse de otra manera que Bodas de oro. Un auténtico homenaje a la ciudad en la que nació la bulería.

Pedro tiene una hermosa voz ya antes de cantar. Y no es solamente por lo que dice, también por como lo dice. Hay un compás en su forma de frasear y en su entonación que recuerda el compás de la bulería. Me hace pensar que esto es algo muy de Jerez, muy de los gitanos de Jerez con solera.

Pedro Garrido: Esta Fiesta de la Bulería es una edición muy especial, la número cincuenta. Esto por un lao y por otro que también en el mismo año que empezó la Fiesta de la Bulería, en el 67, se hizo una grabación por Hispavox que ha pasao a ser una de las más vendidas y escuchadas de la historia discográfica del flamenco, que es Canta Jerez. Y de repente ví que era una casualidad muy bonita, que se cumplieran cincuenta años de estas dos cosas tan importantes para Jerez, para el flamenco, para Andalucía y para los que nos sentimos flamencos.  Entonces yo tenía muy claro que lo que tenía que hacer era una fiesta, una celebración, un banquete sonoro. Los detalles, el cómo, con quién, eso fue llegando poco a poco, pero yo tenía muy claro que esto iba a llamarse Bodas de Oro.

Pedro Garrido “Niño de la Fragua” en un momento de la entrevista. Foto Teresa Fernández

Teresa Fernández: Y dime Pedro, desde cuándo estás trabajando en estas Bodas de Oro en las que cuentas la historia de esta fiesta, la más genuinamente jerezana de todas y también la otra historia, la de Canta Jerez, aquella grabación que hace medio siglo quiso contar al mundo cómo canta esta ciudad.

PG: Llevo trabajando en el proyecto desde mediados de febrero. Me encargaron que hiciera un espectáculo de tres horas, así que pensé en dos conciertos muy distintos, en una primera parte para celebrar el cincuenta aniversario de la Fiesta de la Bulería y en una segunda parte para celebrar la grabación. Cuando empecé a caminar, a construir y diseñar,  ví que el público iba a agradecer que cada una de las partes tuviera su propia esencia, particularidades, que cada parte tuviera un enfoque distinto. La primera parte es un homenaje  recordatorio de las principales figuras del arte que han pasado por nuestra Fiesta de la Bulería. Tenía que recordar a Mairena, a La Perla de Cái, a Fernanda y Bernarda de Utrera, a Chocolate, a Tío Borrico, a Sordera, Agujetas, a Fosforito, a un sin fin de cantaores que han pasado a la historia del flamenco. Y me lo planteé como un viaje muy especial en un tren que pasara por los lugares de todos los artistas. Un viaje que parte de Sevilla y acaba en Cádiz y pasa por Córdoba, Alcalá, Utrera, Lebrija, Jerez…Un tren que va haciendo paradas en cada estación flamenca y ahí vamos recordando a las grandes figuras que han pasado por nuestro festival.

TF: Una primera parte con el viaje más flamenco del mundo. ¿Puedes adelantarme los artistas que van a recordar en 2017 a los artistas de la historia de esta fiesta en cada parada del tren flamenco?

PG: la selección me he basao en qué cantaores quiero recordar. Así para recordar a Mairena tuve muy claro que quería a Perico el Pañero, no lo imita pero lo recuerda. Es de Algeciras, vive en Almería y yo quería que el elenco tuviera una gama de sonidos y colores locales muy distintos. Para recordar a Fernanda enseguida pensé en Felipa del Moreno. Es un poco así, como ella, hace una soleá muy  pausada. Para recordar a La Perla, pensé en Lela Soto, una joven de la cantera jerezana que lo está haciendo muy bien, muy bonito. La oí cantar por alegrías hace más de un año y se me vino a la mente La Perla. Luego me dijo que es una enamorada de sus cosas. Y así, otros jóvenes, por ejemplo mi hermano Manuel de la Fragua que va recordándonos un poco a Chocolate por malagueñas; está Manuel de Cantarote, otro joven que también está hasiendo ruido, él va recordando a generaciones más actuales, a Luis de la Pica, a su tío Capullo. Un nieto del Berenjeno, un símbolo de la Plazuela. Estoy yo, treintañero de pocos años, recordando a Chocolate, a Tomás Pavón, recuerdo a Tomás pero con un poco de corte chocolatero. Recordaré también a Agujetas un poco y a Terremoto. Están Ezequiel Benítez que va a hacer una bulería por soleá, muy completa, muy interesante porque va a recordar a Sordera, un poco a Serna, Tío Borrico y el Chozas, cantaores que pasaron muchas veces por la Fiesta de la Bulería. Luego viene Rubio de Pruna, muy amigo mío, que tiene un metal de voz precioso, y él va a recordar a Fosforito y casi al final del espectáculo recordará a José, a Camarón.  Entonces, por ahí van las cosas.

TF: Nadie va a perderse ese viaje que no sé si tendrá continuación por otros itinerarios. ¡Ojalá! Pero ahora voy a pedirte que me cuentes la historia que has creado para celebrar el medio siglo de la grabación “Canta Jerez”.

PG: Pues que en la segunda parte cambia todo, porque me dí cuenta que la grabación de Canta Jerez fue como una convivencia, porque está cantando por ejemplo Serna sus Seguiriyas Cabales y está por detrás Terremoto diciéndole ¡olé¡, porque no puede contener la emoción. Y cuando cantan Tío Borrico, Sordera y el Niño de la Gloria pues igual, ahí está por detrás diciéndoles ¡ooóle!.Y a mi me gustó, porque no es una cosa típica de las grabaciones, esa frialdad del estudio, entonces ví claro que si yo quería hacer un cante a Jerez del 2017, teníamos que estar todos en escena, en una especie de convivencia y que hubiera un vinito y tal. Y si yo estoy cantando por seguriyas y me apetece decirte ¡ole! y estoy a metro y medio de ti, pues te lo digo; y si me apetece levantarme y darte tres besos porque me has encantao por tangos pues me levanto y te doy tres besos. Entonces, la segunda parte va a tener mucho de improvisación, hay un diseño de trabajo, pero quiero que pase lo que surja, que se dejen llevar y si surgen unos jaleos, unos abrazos, unos besos, que haya ese clima que hubo en la grabación.

Niño de la Fragua y Manuel de la Fragua por Martinetes al inicio del concierto “Bodas de Oro”. Foto Paco Sánchez, cortesía Niño de la Fragua

TF: Mira Pedro, ya estoy deseando que empiece el concierto de esta noche, que va a ser el primero de la Fiesta de la Bulería. Ya estoy deseando esa apertura de concierto por un Martinete que cantáis tu hermano Manuel y tú dedicado por así decirlo al primero de vuestra estirpe de artistas, a tu abuelo Tío Juane y a su fragua. Pero ahora si te parece, cambiamos de tercio y nos centramos en ti, porque yo quiero saber quien eres. ¿Quién es El Niño de la Fragua? Dímelo desde el corazón y el cante, las cosas externas al mínimo…

PG: Pues yo soy una persona que me considero constructivista, es decir, yo soy de las personas inquietas, que les gusta aprender cosas nuevas, que viven con los cinco sentidos abiertos de par en par, pero ¿cómo te digo realmente quién soy, si estoy continuamente cambiando? Si me defino hoy y dentro de una semana soy otro, entonces si puedo decirte que como bien has dicho tú soy un espíritu libre, si puedo decirte a boca llena que yo necesito cantar mi propia verdad y cantar mi vida, las cosas que he sufrido o las cosas que he disfrutao. Porque siento que me engaño a mi mismo o que estoy siendo poco coherente y un poco injusto conmigo mismo, si me dedico toda la vida a cantar las cosas que otros crean, otros que sí cantan su vida.

TF: Pero que están en las raíces de tu trayectoria como cantaor…

PG: Sí, me gusta cantar mucho la Malagueña del Chato de las Ventas que tenía todas las razones para crear esta malagueña y cuando sonaba en él sonaba a verdad y emocionaba y hacía llorar a la gente, porque era parte de su vida, era su verdad y él la cantaba con fundamento porque era un trozo de su vida. Entonse yo voy ahora y la estudio y la canto, pues que mal me siento, Teresa.

Niño de la Fragua canta a capella durante la entrevista en un patio del Alcázar. Foto Teresa Fernández

TF: Digamos Pedro que tú te expresas o tratas de expresarte a través del cante en cada momento, con la evolución que puedas tener semana a semana?

PG: Sí claro,  me preguntan, ¿cuál es tu cante favorito?  ¿con qué cantes te identificas más? Pues depende, porque el arte es una cosa que está viva, como yo, entonces ¿cuál es mi cante favorito, el que más me gusta cantar? Pues depende, cuando estoy feliz me encanta cantar por bulerías, por tangos, por alegrías y cuando me siento melancólico o triste, pues la seguiriya es el cante ideal. Depende de cómo me sienta, así me gusta cantar, ¿Sabes?  Entonces lo que hago, como no soy compositor ni un gran músico,  adapto lo creado a mi vida, a mi mundo, a mis verdades, a mis mentiras, a mi gente, miro a mis raíces y me acuerdo de mi abuelo, Tío Juane…

TF: Pero hay mucho tuyo en lo que cantas. Letras de amores y desamores…

PG: Claro, claro y canto reflexiones, ideas, por ejemplo los dos martinetes que canto esta noche con mi hermano, las cuatro letras las he escrito yo, y hablo de mi abuelo y a través de mis escritos, mi hermano Manuel cuenta lo triste que se siente, y sé que esto es verdad cuando dice algo del tipo ‘ya se acallaron los ecos de las fragüitas gitanas./ Se acallaron con el cante de Tío Juane el de la fragua. / Y el yunque ya no tiene el mismo sonido,/ ya nada me parese igual, ni el fuego calienta igual’. Entonse yo vengo a responderle y a decirle que mientras él y yo estemos aquí, la fragua del Tío Juane sigue viva, encendida. Vamos a tener un diálogo muy bonito por tonás y yo no soy compositor y si alguien me dice qué bien escribes, escríbeme algo para mí, mi respuesta sería, no me siento capaz,…

TF: Quiero imaginar lo que transmitirías si algún día llegaras a componer, aunque me digas que no eres compositor, porque yo sé que tienes conocimientos de piano. Sería como sentir a través de tus letras y de tu música. Imagina como sería…

PG: Eso sería perfecto. Sí claro, toco un poco el piano, muy básicamente, pero estaría bien controlar algún instrumento, para poder componer con una base que se sostenga. Ahí andamos y fíjate me gusta más el piano que la guitarra. Es una de mis asignaturas pendientes. Ya se verá, poco a poco. Pero ahora voy a dedicarte un cante:

“Y aquel al que le pareciere, que mis fatigas no son náaaaao.
Si quiere ay que se pusieran aaaaaaau en mi lugar ay en mi lugar.
Y si no es verdá, esto que yo digo, si no es verdá,
que Dios me mande la muerte ay si me la quiere mandar. “

TF: Gracias. Me has emocionado con este cante a capella solo para mí. Y de nuevo vamos a cambiar de tercio porque ahora te quiero preguntar sobre algo de tí que me ha sorprendido. Eres cantaor y maestro y sabes inglés y dices que no quieres vivir del cante, que quieres vivir de la docencia ¿Cómo es eso? ¿Y si te fuera muy bien con el flamenco?

PG: Bueno, no tengo decidido que haría en un hipotético caso de que me fuera muy bien con el flamenco, como eso no ha llegao ni lo veo muy cerca, pues no es momento de planteármelo. Pero sí es cierto que la docencia es mi segunda pasión, la segunda ¿Eh? Tengo la suerte de conocer dos grandes pasiones. Hay quien se tira toda la vida un poco perdío, sin saber donde está lo que lo mueve a levantarse cada día. Yo tengo la suerte de tener dos como mínimo. Entonces ¿sabes que pasa? Que el flamenco es para mi algo que lo impregna todo, está detrás de todo, de mi forma de caminar,  mi forma de comer y de hablar, el flamenco soy yo, es decir, no es que el flamenco esté ahí y yo lo perciba y llegue a mí, yo siento que está dentro, está en la cal de mis huesos, en la médula, entonces sintiendo eso ¿cómo concierto eso, que es mi vida, con mi medio de ganarme la vida? No quiero depender económicamente de algo que lo es todo para mí, esto lo tuve muy claro desde siempre, por eso nunca dejé de estudiar y de formarme, con el objetivo de encontrar un algo que me apasionara y me sirviera para ganarme la vida.  Y cantar cuando me apetezca, donde me apetezca, pero no cantar preocupado por cuánto voy a ganar, si está muy lejos, muy cerca, si me ausento de mi casa una semana…no quiero preocuparme por eso. Quiero cantar porque me apetece y eso hará que mi cante tenga una forma especial, y el público así lo detectará. No quiero convertirme en esclavo de mi pasión. Me niego, Teresa. Me gusta decir que vivo del flamenco y me gano la vida con la docencia. Porque vivo del flamenco en un sentido espiritual,  me enriquece, me alimenta, así vivo del flamenco pero me gano la vida con la docencia…

TF: Como ya me has hablado de tu abuelo, el Tío Juane, cuéntame si hay alguna relación, si es que la hay entre el cante del Tío Juane y el tuyo.

PGLa relación es total. Yo le rezo a él por las noches, a Dios no lo necesito. Él es mi gran referente, el que me inculcó todos los valores, me hizo descubrir el cante; yo pasé mucho tiempo con él, porque mis padres trabajaban los dos, así que me criaron mis abuelos, también a mi hermano. Él hizo de padre y me cantaba por martinetes cuando  yo tenía tres o cuatro años, así que los lazos son enormes. Él murió cuando yo tenía unos doce años, y lo sigo sintiendo muy presente y tengo treinta y tres. Muy presente. En las actuaciones, en casa, en todos los sitios. Es una relación muy fuerte, muy bonita, muy sana.

Fiesta de la Bulería 2017. Concierto “Bodas de Oro”.  Foto Paco Sánchez, cortesía Niño de la Fragua

TF: Ser gitano crea carácter pero ¿qué ingredientes hay en esa creación de carácter?

PG: Yo he oído decir muchas veces que el gitano tiene un cante que se distingue del que no es gitano y yo me aventuro a decir que es verdad y la razón no es otra que, bueno es que el cante gitano suena más a verdad, a menos estudiado, menos técnico, y es que yo creo que estamos entrando en una etapa del flamenco en que la técnica y el estudio están tomando demasiado protagonismo.

TF: Pero es inevitable…

PG: Sí, pero ¿tanto? No lo creo, el flamenco tiene que estar relacionado con la naturalidad, con el instinto, yo creo que hay una frase muy bonita que dice, ‘para ser creativo, para ser original tienes que olvidarlo todo y volver a empezar’. Entonces yo creo que uno tiene que estudiar mucho y llegar a un punto en que tienes que desprenderte de todo, porque si lo que impera, lo que sobresale y domina es la técnica, te olvidas del mensaje, porque estás demasiado centrado en cómo transmitir el mensaje. Hay que sacar afuera lo que tienes ahí guardao y la técnica es importante pero al 35 o 40 ciento, pero el 60 o 70 tiene que ser emoción pura. Los flamencos tenemos eso muy claro, parece que el cante que suena más a  verdad es el de los gitanos. Y se nota en lo que cantamos, porque hemos aprendío a no estar preocupaos por lo que tenemos que contar.

TF: Ser gitano de Jerez y de estirpe fragüera… sigue tú.

PGSer gitano de Jerez y de estirpe fragüera es algo que hace que la gente espere mucho de ti. Nieto de Tío Juane, sobrino del Nano, se crió en una fragua de Jerez en la Plazuela, ya la predisposición es distinta y esperan mucho de ti, por la fragua, por ser gitano y flamenco se espera de ti mucho. Es algo bueno y algo no tan bueno.

TF: Y siguiendo con este tema, ¿te has sentido alguna vez víctima de discriminación por ser gitano?

PG: Tú ya sabes que en este sentido Jerez es un sitio muy particular, donde conviven los gitanos y los payos. De hecho hay un sentimiento de ‘me gustaría serlo y sentirme orgulloso de serlo’. En Jerez hay gente que son mesclaíllos o payos, que conviven con gitanos para parecerse a ellos, sentir el orgullo de ser gitano. Sin embargo te vas a Sevilla, Granada, Córdoba y es muy distinto. Yo no soy de los que digo soy gitano, digo soy persona. Y no tengo muy desarrollados los sentimientos del localismo, como ser de Jerez, gaditano, andaluz, español. Yo soy yo y aquí estoy felizmente. Tengo la suerte de estar aquí y ahí vamos, día a día.

Otra secuencia del cante a capella del Niño de la Fragua durante la entrevista. Foto Teresa Fernández

TF: Vamos con tu disco “Libertad Condicional”. Cuéntame las  historias que hay detrás de algunas de las canciones de este disco que acabas de presentar, el pasado 22 de junio. Porque tú has dicho que en cada una de las canciones de ese álbum hay algo muy personal y especial de ti. Empecemos por “Baluarte”.

PGBaluarte. Estas alegrías me llevan de cabeza al 2013  al Baluarte de la Candelaria en Cádiz, porque allí  me dieron el Primer Premio del Cante Nacional por Alegrías, que me hizo mucha ilusión porque además soy el único jerezano que lo ha conseguío. Y estas alegrías son las que canté aquella noche en el escenario de Las Tablas.

TFCuéntame algo de “Esperaré”.

PG: Esperaré es una bulería que tiene un  perfume, un aroma, de tango argentino, muy bonito, yo soy un enamorado de Goyeneche lo oigo mucho. Y si este disco es una especie de banda sonora de mi vida, yo quería un algo, un perfume y en esta bulería lo conseguí, ese aire de tango con bandoneón.

TF: Decías en la presentación del disco que hay algo personal en estas canciones. Por ejemplo en la “Ruta del desengaño”…

PG: Claro, claro. Es un cante por tangos y solamente toco la temática del desengaño amoroso. Entonces utilizo estilos y formas cantaoras para contar mi historia pasional y hablo de las dos o tres historias de amor que he tenido antes de encontrar a mi actual pareja, que es mi mujer. Así que cuento todo lo que he pasado a lo largo de casi veinte años. Esa si es mi vida cantada con letras populares que hago mías.

TF: Y ahora vamos a “Yerbamala”…

PGYerbamala es una zambra que me regaló Antonio Gallardo, porque cuando la escuché sentí que ese hombre la había escrito pensando en mí, porque describe perfectamente una ruptura, la ruptura con la pareja que tuve anterior a mi mujer, con la que llevo doce años. Fue una ruptura muy tortuosa, lo pasamos los dos muy mal y en esa zambra, parece que Antonio estaba allí conmigo, que presenció todo aquello, parece que escribió la zambra pensando en mí. Yerbamala es un canto a aquella persona.

TF: Así que lo que viene a continuación, “La tempestad amaina”, sería la secuencia siguiente a “Yerbamala”

PGSí este tema representa mi etapa actual, la tempestad es de donde venía y la calma representa a mi mujer.  Y ya son once años y medio

TF: Y ahora vamos con la que se llama como el álbum, “Libertad condicional”. ¿Te refieres a ti?

PG: Sí, por martinetes. Y sí, me siento a veces preso de la propia cultura, porque ¿cómo se define la cultura? Pues es la forma,  las costumbres y modos de comportarse y eso ya es en sí la forma que tiene un pueblo y yo como maestro, veo la forma en que se educa, veo cómo los niños van perdiendo conforme crecen todo aquello que los hace únicos, especiales, que los hace disfrutar de todo…Y la educación tiene demasiada programación…

Fiesta de la Bulería 2017. Concierto “Bodas de Oro” fin de fiesta. Foto Paco Sánchez, cortesía Niño de la Fragua

TF: Para terminar esta larga conversación. ¿Cuándo te vemos en Madrid?

PGVoy en diciembre, el 29 de diciembre en Casa Patas, con un espectáculo de Navidad de pequeño formato, somos seis artistas y me han pedido que ya que voy quieren oírme, cuatro o cinco canciones. 29 de diciembre.

TF: Es fácil poner compás a esta frase y casi se oye su música. Gracias Pedro, ha sido un placer.

Sobre Teresa Fernandez Herrera

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Autora en Periodistas-es, colaboradora en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

Ver también

Xulio Formoso: Emanuel-Lasker

Lasker, campeón que más disfrutó del título mundial de ajedrez

El alemán Emanuel Lasker (1868-1941) ha sido el campeón mundial de ajedrez que más tiempo …