Inicio / BLOGS / Arte / Panorama artistico en Ginebra en la Primavera de 2017

Panorama artistico en Ginebra en la Primavera de 2017

Tráfico ilícito de bienes culturales, la transvanguardia y Goethe

Con la llegada de la primavera, los museos y centros culturales inauguran sus nuevas exposiciones. Ginebra no solo rememora el acontecimiento histórico de la Reforma de Calvino, sino que ofrece interesantes exposiciones de arte, afirmando el cuidado del patrimonio cultural y exaltando la memoria histórica.

Ginebra, Museo de Arte e Historia
Ginebra, Museo de Arte e Historia

Museo de Arte e Historia

En el Museo de Arte e Historia de Ginebra (MAH) pudimos apreciar una interesante muestra: “Trafico ilícito de bienes culturales”, que trata sobre el patrimonio, mostrando nueve piezas arqueológicas de gran significación porque fueron rescatadas de un tráfico ilícito de obras de países en conflictos como Yemen, Siria y Libia.

Las situaciones de guerra o los problemas políticos desestabilizan la región, relajan la seguridad, crean caos que facilita el robo de obras de arte que son vendidas en el mercado negro, eludiendo todo reglamento legal. En 1939, cuando la Guerra Civil Española, el museo de Ginebra alojó temporalmente obras del Museo del Prado y luego mediante acuerdo fueron devueltas a la nación española.

Esta muestra es una llamada de atención a los estragos del legado artístico y cultural de la humanidad en zonas de guerra. La filosofía de esta muestra se sustenta en que no hay pueblo sin pasado, no hay nación sin raíces y es deber de cada país conservar su patrimonio cultural.

En los últimos años profesionales y trabajadores han denunciado e identificado objetos artísticos salidos de sus países de origen de manera clandestina, cooperando con la interpol y con la policía nacional. Agentes aduaneros en coordinación con las fuerzas del orden han logrado rescatar obras del patrimonio, por eso esta exposición tiene un valor artístico y simbólico que alerta sobre la herencia artística en peligro.

Estos objetos de Yemen, Libia y Siria fueron confiscados por la Oficina Publica Prosecutoria del Canton de Ginebra y se encuentran en exhibición temporal en el Museo de Arte e Historia de dicha ciudad, hasta que el conflicto de Medio Oriente entre en normalidad y puedan ser devueltas a sus países, según las normas internacionales de patrimonio artístico.

Federal Act on the International Transfer of Cultural Propiety (CPTA) siguiendo las normativas de la Convención de 1970 de la Unesco, implementa una serie de regulaciones a los bienes culturales en transito, con vista a su repatriación. A estas leyes se ajusta Suiza contribuyendo a la preservación de la herencia cultural de los pueblos.

Entre el 2009 y el 2010, después de un proceso de investigación riguroso se decomisan estos objetos arqueológicos; confirmada su autenticidad, se reporta y se procede a los tramites correspondientes.

Mientras se espera la resolución del caso, las nueve piezas están en custodia en el Museo de Arte e Historia y pueden apreciarse en esta exhibición.

De Libia proviene una cabeza de mujer en mármol (Afrodita?), del siglo 1º DC, del periodo helenístico, que fue secuestrada en 2009, antes de la caída de Gadafi. De Yemen provienen varias piezas: estelas funerarias con inscripciones, del periodo Qataban, una estatuilla de hombre, en alabastro, con inscripciones, dos estelas funerarias del Imperio Qataban, y una estela con inscripciones, proveniente de excavaciones clandestinas en la ciudad de Maryamat. De Siria se rescataron tres piezas, dos relieves funerarios presumibles de Palmira, Kline con un retrato de hombre e inscripción y otro de mujer con ropas griegas. Es especialmente bella la cabeza cilíndrica en piedra, de un sacerdote, datada después de Cristo.

Sabemos que no fue aprobada en referendo nacional, la gran reforma propuesta para la ampliación y restructuración del Museo de Arte e Historia, sin embargo, consideramos que su función de protección del patrimonio continuara con eficiencia y que pronto veremos excelentes exposiciones, como en años anteriores. Es verdad, que los museos necesitan un presupuesto para operar y constante actualización pero es fundamental para la conservación y el proceso educativo mantenerlos abiertos y en acción. El MAH de Ginebra ha sido y esperemos continúe siendo un ejemplo de ese objetivo.

MAMCO-sala-David-Salle

Museo de Arte Moderno y Contemporaneo de Ginebra
Museo de Arte Moderno y Contemporaneo de Ginebra.
Arriba, sala David Salle

Museo de Arte Moderno y Contemporaneo

En Europa, fue Francia quien inicia la separación del arte moderno del arte clásico, concepto enmarcado en una política cultural coherente dado el inmenso patrimonio clásico europeo. A esta filosofía se fueron sumando otros aspectos: la diversidad de escuelas y los nuevos movimientos artísticos. EL MOMA, de New York impulsa este concepto y marca derroteros que aun siguen vigentes.

Toda obra de arte necesita una considerable distancia en perspectiva porque no siempre el éxito momentáneo o la moda es lo que registra la Historia. Los estudiosos tratan de hacer evaluaciones objetivas para ir documentando el camino histórico del arte.

El MAMCO de Ginebra, creado tardíamente en 1994, pero no por eso menos actualizado, nos ofrece una interesante muestra sobre los movimientos desde los 60 hasta nuestros días, junto con obras de la colección permanente del museo que se acoplan a este cronológico itinerario.

“Zeitgeist” es el nombre de este conjunto que en la noche de las galerías, muy bien presentara Lionel Bovier, director del MAMCO y organizador de la muestra junto a Paul Bernard y Fabrice Stroun. Alrededor de 40 artistas europeos que atravesaron la Transvanguardia, el Neo-expresionismo, la Mala pintura, el arte pobre y otras tendencias; y que en etapas divergentes cuestionan la imagen y la estética. La muestra no es exhaustiva, ni lo pretende, pero en su recorrido reaviva las visiones plásticas del pasado reciente, que se revelan en la gran tela de David Salle (1982) que da nombre a la muestra. En los otros niveles del museo, apreciamos la instalación de Christo, “Jean Dubuffet y Barbus Muller”, las obras del Expresionismo Abstracto de Jack Goldstein, Jenny Holder y Asger Jorn, sin olvidar al Miguel Angel electrónico, Nam June Paik con sus videos-esculturas.

El estudiante de arte Victor Phillips, mientras recorre algunas salas conmigo, me comenta que el MAMCO le permite apreciar las tendencias actuales siguiendo una orientación. Afirmamos asimismo, que hace mas de 30 décadas, Suiza es eje artístico junto con Alemania, hecho que se refleja en la gran feria Art Basel, extendida a Oriente y a Estados Unidos y en la actividad del mercado de arte.

Goethe, Las penas del joven Werther
Goethe, Las penas del joven Werther

Goethe en la Fundacion Martin Bodmer

La colección Goethe del Bodmer es la cuarta más importante del mundo, esta muestra lo confirma, reuniendo libros de Goethe y sus contemporáneos en relación con la visión del escritor sobre Francia. Además, nos muestra como el genial alemán vivió la Revolución Francesa y sus consecuencias, encontrándose con Napoleón (que admiraba su “Werther”) en 1808 y colaborando con el emperador. Goethe no solo introduce la cultura francesa en el medio germano, escribe “La fille naturelle” donde reflexiona sobre aspectos éticos, sociales y políticos de la Revolución, difunde la música, el teatro y la literatura francesa a través de varios escritos. Ese interés de Goethe por Francia es correspondido por el país galo, que recibe la influencia del escritor alemán en el movimiento romántico y el impacto de “Fausto”, obra que conmueve el espíritu francés y universal.

Quien ama los libros, gozara de esta muestra observando cartas, documentos, ediciones princeps, pinturas, esculturas y manuscritos del intelectual alemán y de sus contemporáneos, mostrándonos la compleja relación de los movimientos culturales europeos.

Para terminar y celebrar la primavera, nada mejor que recorrer el parque del Museo ARIANA, museo dedicado a la cerámica y al vidrio, que en esta temporada, ofrece un bello espectáculo, con el auspicio del gobierno japonés, de cerezos florecidos.

Hay, varias exposiciones para descubrir en la primaveral Ginebra, pero preferí concentrarme en aquellas que enfocan aspectos importantes como el cuidado del patrimonio, la revisión histórica y la memoria cultural. En la medida en que comprendamos nuestra cultura podemos comprender nuestros procesos y proyectarnos hacia el futuro. Tal vez, en tiempos de elecciones, muchos políticos deberían volver a los maestros y a la cultura para no perder la visión histórica que nos une y nos engrandece como civilización occidental.

Sobre Adriana Bianco

Ver también

Xulio Formoso: Chuck Berry

Del rock and roll al hard rock

El disco póstumo de Chuck Berry y el regreso de Deep Purple actualizan dos géneros …