Inicio / NOTICIAS / Comunicación / Periodismo en México: frágil y vulnerable por la impunidad

Periodismo en México: frágil y vulnerable por la impunidad

Griselda Triana, viuda del periodista mexicano asesinado Javier Valdez, ha declarado en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) que “en un ambiente contaminado por el narcotráfico, el periodismo independiente y valiente es más frágil y vulnerable”, informan los servicios de Comunicación de la APM.

“Ha sido devastador. El 15 de mayo el tiempo se detuvo. Desde ese día me siento sedada, anestesiada, contenida, suspendida… El dolor que siento y sentimos por su cobarde crimen es muy fuerte”, ha contado con la voz quebrada Griselda Triana, viuda del periodista mexicano asesinado Javier Valdez, al que la Asociación de la Prensa de Madrid le ha concedido la Placa de Honor de la APM, a título póstumo.

Griselda Triana, en el centro, acompañada de Victoria Prego, presidenta de la APM, y de Nemesio Rodríguez, vicepresidente 1º para Asuntos Profesionales de la APM. Foto: Pablo Vázquez / APM
Griselda Triana, en el centro, acompañada de Victoria Prego, presidenta de la APM, y de Nemesio Rodríguez, vicepresidente 1º para Asuntos Profesionales de la APM. Foto: Pablo Vázquez / APM

En una rueda de prensa, organizada por la APM, Griselda Triana ha exigido justicia por el asesinato de su marido y por todos los periodistas asesinados en México, un país que desde hace años vive “una tragedia que no cesa”. “La violencia y el crimen organizado se ha extendido y profundizado en prácticamente todo el territorio nacional” y está incidiendo en todos los ámbitos de la vida del país, “corrompiendo instituciones y devastando el tejido social”, ha descrito.

Un contexto en el que reina el miedo, el horror y la impunidad, y en el que lejos de combatir el narcotráfico, los Gobiernos “se han convertido en cómplices de las organizaciones criminales”, ha denunciado.

Este es el escenario que Javier Valdez retrataba en sus crónicas, “denunciando la falta de Estado ante la beligerancia de las organizaciones del narcotráfico”, y lo hacía con el ímpetu y la esperanza por cambiar esa realidad. Lo hizo sobre todo a través de sus textos en La Jornada, donde fue corresponsal durante dieciocho años, y en Ríodoce, medio que fundó hace catorce años junto con Ismael Bojórquez, pero también en sus libros sobre el narcotráfico, el último de ellos, “Narcoperiodismo”, publicado en 2016.

Era obvio que con su trabajo “molestaba a muchos” y en más de una ocasión, ha comentado Triana, hubo quien le reprochó que no dijese “cosas bonitas” de su ciudad, Culiacán (Sinaloa), pero -señaló- “Javier tenía claro que como periodista era difícil escribir de jardines, del atardecer, de los ríos o de la agricultura mientras todos los días caen personas muertas, perforadas, sangrantes en medio de la injusticia, la impunidad y el terror”.

Impunidad de los crímenes

Griselda Triana. Foto: Pablo Vázquez / APM
Griselda Triana. Foto: Pablo Vázquez / APM

En cada uno de sus trabajos, recordó su mujer, “eligió no contar muertos, sino sus historias de vida en medio de la muerte”. Lo hacía con el objetivo de que “la gente estuviera informada”. Triana señaló que “en un ambiente contaminado por el narcotráfico, los periodistas y el periodismo independiente, valiente y digno son más frágiles y vulnerables”. Peor aún, recalcó, cuando “la sociedad no le acompaña y permanece indiferente”. En este punto, Triana hizo un llamamiento a los medios y a los organismos internacionales para que ejerzan presión y reflejen “a la población y al Gobierno mexicano que matar  a un periodista es acabar con el derecho que tenemos a estar informados”.

Triana se quejó de la lentitud de las investigaciones por las autoridades para esclarecer el asesinato de Valdez: “Son pocos los avances y quisiera creer que están haciendo su trabajo” en un país donde “ni el 5 % de los crímenes de periodistas están resueltos”, lo que habla de la impunidad que sufre México. En este sentido, exigió la celeridad en las investigaciones para que “se haga justicia lo más pronto posible. Tengo claro que va a llevar tiempo, y quienes tienen la manera de denunciar o exigir a las autoridades que se resuelva el crimen, que lo hagan”.

Los periodistas deben asumir su responsabilidad, ha exigido, y “no callar y denunciar cada vez que sea necesario”: “Decir la verdad duele, pero es el compromiso de cualquier periodista”. Griselda Triana reclamó la figura de Valdez como necesaria por haber sido de esos profesionales “que no se callan y que asumen una verdadera responsabilidad como periodistas”.

El asesinato de Javier Valdez ha significado un antes y un después, “y el después corresponde a los que se quedan, que son ustedes”, dijo refiriéndose a los periodistas asistentes a la rueda de prensa. Asimismo, señaló que “todos nos quedamos con la responsabilidad y la enmienda de no permitir que no haya garantías para un periodismo valiente, crítico y responsable”.

En el marco de los Premios APM de Periodismo 2016, la Asociación de la Prensa de Madrid entregará el 20 de junio a Griselda Triana la Placa de Honor de la entidad que le ha sido concedida a Javier Valdez, a título póstumo, como reconocimiento a su extraordinario compromiso con el periodismo, ejercido con rigor y honestidad, además de con heroísmo en un país que “se ha convertido en el tercer país en número de periodistas asesinados, tras Siria y Afganistán”, ha recordado Victoria Prego, presidenta de la APM.

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

DiEM25 llama a la “Desobediencia Constructiva” contra el G20 para complementar la desobediencia pacífica con contrapropuestas

DiEM25 invita a la desobediencia constructiva por el G20 en Hamburgo

El movimiento europeo DiEM25 ha organizado un encuentro en Hamburgo en la tarde del 7 …

×
×