Inicio / FOTO / Robert Capa: muestra de su obra en color menos conocida

Robert Capa: muestra de su obra en color menos conocida

Una exposición en Madrid muestra 150 fotografías en color del mítico fotoperiodista

En 1938, cuando Robert Capa cubría la guerra sino-japonesa, un fotógrafo suizo le mostró las primeras fotografías en color que el fotoperiodista húngaro tuvo la oportunidad de contemplar.

Capa: Picasso con su hijo Claude en la playa. Francia
Capa: Picasso con su hijo Claude en la playa. Francia

Capa continuó haciendo sus fotos en blanco y negro porque pensaba que el color podría no valer para las imágenes de acción, pero quedó seducido por aquella nueva mirada y decidió experimentar también con el color. Escribió a su agencia de Nueva York para que le enviasen 12 rollos de kodachrome acompañados de sus instrucciones de uso, con el fin de hacer fotografías en color para la revista “Life” que, a pesar de las dificultades de la tecnología para reproducir el color en la prensa de aquellos años, incluyó las cuatro primeras en su número de octubre de ese mismo año.

A partir de ese momento una de las cámaras que Capa llevaba siempre consigo estaba cargada con un carrete en color. Ese comienzo significó un punto de inflexión en la historia del fotoperiodismo de guerra, en el que a veces Capa utilizaba el color para dar más fuerza a aspectos que quería resaltar.

De la guerra al glamour

Durante la Segunda guerra Mundial, en 1941 el “Saturday Evening Post” publicó las fotografías en color que Capa hizo durante la cobertura del viaje de las tropas americanas atravesando el Atlántico a bordo de un convoy que partió desde Nueva York, un reportaje que también publicó la inglesa “Illustrated”. En la misma guerra, en julio de 1943 fotografió a las fuerzas francesas a lomos de camellos en Túnez, desde donde se subió a un barco que cubría el trayecto a Sicilia para unirse en Nápoles a los soldados americanos, con los que convivió durante meses.

La fotografía en color abrió a Robert Capa nuevas oportunidades en el mundo del fotoperiodismo. Es cierto que sus mejores fotografías continuaban siendo las que hacía en blanco y negro, sobre todo las de sus reportajes de guerra, pero los nuevos tiempos y las nuevas publicaciones, sobre todo tras la Segunda Guerra Mundial, exigían nuevas formas y nuevos tratamientos en la iconografía que ilustraba aquellas revistas donde el color era protagonista.

Cuando Capa no estaba cubriendo guerras o haciendo el fotoperiodismo que exigía rapidez e instantaneidad (hay que tener en cuenta que el proceso de la fotografía en color era más lento que el del blanco y negro: a veces el revelado tardaba semanas) trabajaba para diversas publicaciones con instantáneas que ilustraban las noticias relacionadas con el ocio y el glamour.

Capa: Ava Gardner en el rodaje de Barefoot
Capa: Ava Gardner en el rodaje de Barefoot
Capa: Humphrey Bogart y Peter Lorre en el rodaje de Beat the Devil
Capa: Humphrey Bogart y Peter Lorre en el rodaje de Beat the Devil

Revistas como las norteamericanas “Holliday” y “Ladies’ Home Journal”, la británica “Illustrated” o la italiana “Epoca” surtían la demanda de una sociedad de posguerra ávida de entretenimiento. A estos medios pertenecen las que aquí se exponen de bellezas femeninas en estaciones de esquí de los Alpes suizos, Austria y Francia, o en playas de Biarritz y Deauville. También las de estrellas de Hollywood y personajes de la cultura de aquellos años, entre las que destacan las de una serie dedicada a Picasso y su familia que realizó para la revista “Look” (a este reportaje pertenece una famosa fotografía en blanco y negro del pintor en una playa sosteniendo una sombrilla que protege del sol a Françoise Gillot, entonces pareja de Picasso).

Capa incluso escribía los textos de algunos de estos reportajes. También conoció y fue amigo de personajes relacionados con el mundo del cine, como John Huston y Humphrey Bogart, a quienes fotografió en Nápoles en 1944 cuando rodaban “La burla del diablo”, y a Ingrid Bergman, con la que se le atribuye un romance. En 1949 tomó fotografías del rodaje de la película “La rosa negra y su estrella”, con Orson Welles. En 1941 la revista “Life” envió a Robert Capa a Sun Valley, en Idaho, para que hiciera un reportaje con Ernest Hemingway y Martha Gellhorn, a quienes había conocido durante la Guerra Civil Española.

Capa en Moscú ante la tumba de Lenin
Capa en Moscú ante la tumba de Lenin
Capa: ruta de Namdinh a Thaibinh, Vietnam, mayo de 1954
Capa: ruta de Namdinh a Thaibinh, Vietnam, mayo de 1954
Capa en Marruecos, viaje del sultán Sidi Mohammed
Capa en Marruecos, viaje del sultán Sidi Mohammed

Capa viajero

En 1949 “París Match” publicó retratos que Robert Capa hizo durante un viaje a Marruecos de gentes del país y de la gira anual del sultán Sidi Mohammed.

En 1948 y 1949 Robert Capa cubrió la guerra árabe-israelí para “Illustrated” y “Holliday” acompañando al escritor Irwin Shaw, quien en 1950 publicó con estas fotografías de Capa el libro “Report on Israel”. A este momento pertenece la imagen del barco “Altalena”, en llamas frente a las playas de Tel Aviv. Fascinado por los primeros movimientos del nacimiento de una nación, volvió en 1950. Hizo aquí fotografías en color de los refugiados que llegaban de todo el mundo para levantar el nuevo país. Kibutz, labores agrícolas, celebraciones y festividades… fueron sus objetivos principales.

En 1951 fue enviado por “Holliday” a Roma para tomar las fotografías que ilustraron un texto del escritor y periodista Alan Moorehead, con el que había coincidido en el norte de África, Sicilia y Normandía durante la Segunda Guerra Mundial. En París, su ciudad de adopción, hizo fotografías para un número especial de esta misma revista sobre la ciudad, un trabajo que incluía también fotos de Cartier-Bresson y Chim junto con textos de Shaw, Paul Bowles y Colette. También para “Holliday” hizo en Indianápolis un reportaje sobre un circo ambulante y en 1952 cubrió en color los Juegos Olímpicos de Noruega. Al año siguiente, en Londres, Capa fue enviado a la coronación de Isabel II y viajó a Japón invitado por Mainichi Press.

Unas 150 de estas fotografías en color son las que ahora se exponen en Madrid acompañadas de algunos de los recortes de los periódicos y las revistas en las que fueron publicadas. Aquí están también las que tomó durante los viajes a la Unión Soviética en 1947 con el escritor John Steinbeck, que fueron distribuidas por la Agencia Magnum, que acababa de fundar con Cartier-Bresson y Chim. Con estas fotos se publicó el libro “A Russian Journal”, cuya portada muestra una de sus fotografías en color.

También se pueden ver las que, enviado por “Holliday”, hizo en 1948 durante el reencuentro con su ciudad natal, Budapest, de la que se había exiliado cuando los nazis invadieron Hungría, un reportaje del que Robert Capa escribe también el artículo que ilustran sus propias fotografías.

En la exposición se puede ver y escuchar, subtitulado en castellano, el video de la única entrevista a Robert Capa que se conserva. En ella explica cómo hizo la polémica fotografía “Muerte de un miliciano” durante la guerra civil española”.

  • TITULO. Capa en color
    LUGAR. Círculo de Bellas Artes. Madrid
    FECHAS. Hasta el 15 de enero de 2017

Sobre Francisco R. Pastoriza

Profesor de la Universidad Complutense de Madrid. Periodista cultural Asignaturas: Información Cultural, Comunicación e Información Audiovisual y Fotografía informativa. Autor de "Qué es la fotografía" (Lunwerg), Periodismo Cultural (Síntesis. Madrid 2006), Cultura y TV. Una relación de conflicto (Gedisa. Barcelona, 2003) La mirada en el cristal. La información en TV (Fragua. Madrid, 2003) Perversiones televisivas (IORTV. Madrid, 1997). Investigación “La presencia de la cultura en los telediarios de la televisión pública de ámbito nacional durante el año 2006” (revista Sistema, enero 2008).

Ver también

Lewis-Baltz-Continuous-Fire-Polarcircle

Fotografía: Lewis Baltz y la revolución del paisaje

Primera gran retrospectiva en España del fotógrafo norteamericano En 1975, en la George Eastman House …

×
×