Compras online: el boom de los cupones y códigos promocionales

Redes sociales en internet, nuevas tecnologías, crisis económica, rebajas, oportunidades, outlet, son términos que se han ido extendiendo entre la ciudadanía por diversos motivos, algunos de ellos conflictivos como el desempleo y la pérdida de poder adquisitivo, pero que están teniendo un efecto positivo en el surgimiento de un potente e-commerce, la compra online a través de cupones o con códigos promocionales que suponen grandes descuentos en productos y servicios que se utilizan habitualmente.

cupones-magicos-MagicianLa posibilidad de agruparse para hacer compras a mayor escala, y obtener por lo tanto mejores precios, es una vieja conocida de la economía de mercado y llevó a la creación de empresas de venta al por mayor de productos de alimentación y no alimentación para atender las necesidades de grupos profesionales, en su mayoría autónomos e instituciones, que venían a suplir el papel que jugaron en su momento los economatos de empresa.

Con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, las posibilidades de agrupar compradores se multiplicaron exponencialmente, también las posibilidades de las grandes empresas y grandes marcas por llegar a más clientes potenciales, y para aprovechar estas circunstancias surgieron en la última década gran número de empresas de nueva creación, conocidas como startup o start-up, asociadas a una idea creativa, que desarrollan productos o servicios innovadores que mantienen una comunicación continua y abierta con el cliente y se orientan a la masificación de las ventas.

El siguiente paso era evidente, sitios en internet que permitan conseguir precios más reducidos en las compras, comparar productos y las ofertas de distintas compañías en un momento concreto para facilitar la compra más ventajosa. Las compañías aéreas, las cadenas hoteleras, las agencias de viajes, han sido pioneras en ofrecer productos y servicios a previos muy competitivos para cubrir sus días o temporadas de menor actividad. También las grandes marcas, que primero invirtieron en tiendas propias para dar salida a los productos fuera de temporada, las conocidas comotiendas outlet, y evolucionaron después a centros comerciales outlet multimarca, han dado el paso de situarse en internet, y permiten adquirir casi cualquier artículo de casi todos los sectores, pasando también por encima de fronteras de países.

Y en este proceso se ha alcanzado un nuevo nivel en el que los consumidores y las empresas se comunican abiertamente, y permiten cumplir en las mejores condiciones con una de las máximas de la economía de mercado: satisfacer una necesidad con el mejor coste posible y con un margen de beneficio adecuado.

Pero el proceso sigue en la medida en que se pueda flexibilizar aún más la concurrencia de la oferta y la demanda, no solamente en la relación calidad precio, sino también en el ámbito temporal y en la localización territorial, y así, a los comparadores de ofertas sobre productos y servicios concretos en la banca, los seguros, los viajes, se han unido sitios web que ofrecen códigos promocionales y cupones de descuento facilitando compras con ahorros significativos en nuestra vida diaria que habitualmente nos pasarían desapercibidos.

Al entrar en uno de estos sitios, Cupones Mágicos por ejemplo, aparecen códigos promocionales de tiendas online de prestigio, se puede buscar una tienda favorita, elegir el producto que más se adapte a nuestra necesidad y utilizarlo sin temor, porque al buscarlo damos por reconocida la garantía que ofrece, y lo que se está practicando es buscar marcas low price, a bajo precio, o el smart shopping, la compra inteligente que significa comprar barato y gastar el dinero en aquello que realmente se desea o necesitamos más en ese momento, ya sea hoteles, restaurantes, viajes, tratamientos de belleza, comercios, etc. Según datos del sector en España, el uso de cupones online se ha multiplicado año a año desde 2010, y se aprecian puntas de consumo en Navidades, San Valentín, el Día de la Madre o del Padre, y demás fechas señalas.

Y, siguiendo la lógica de la universalidad de internet, también estos modelos son multinacionales, y en sitios como vouchercodes.co.uk podemos conseguir productos que no se encuentran en nuestro país, o hacer previsiones para un viaje, aprovechando las nuevas tecnologías de la movilidad, como son los smartphones, el iPhone o las tabletas WiFi. En otro sitio de referencia, RetailMeNot, estiman que los estadounidenses ahorraron 57,4 millones de dólares solo en la primera mitad de 2010, con una media por consumidor de 29 dólares con cupones on line y cinco dólares en vales de papel, cuando iniciaron esta actividad. Actualmente, más de el 80 % de los consumidores en EEUU están suscritos a programas de descuentos en tiendas de alimentación y droguerías, y dos de cada tres de estos ciudadanos expresan su interés en ahorrar con cupones que puedan ser transferidos desde Internet directamente a sus tarjetas de clientes.

En España, los vales descuento atraviesan un momento de clara expansión y se canjean dos cupones por segundo, según la empresa Valassis. Sin embargo, acota, aunque los crecimientos son importantes, España se encuentra todavía a la cola de Europa como usuarios de cupones. Según Valassis, mientras que en Bélgica se canjean 15 por habitante y año, 10 en Estados Unidos o seis en Francia, en España aún no llega a un cupón canjeado por habitante en el mismo periodo.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.