Goirigolzarri: hace dos años Bankia vio el color del abismo

Hoy día ve superada esa situación y cree que tras la nacionalización se ha conseguido «darle la vuelta la banco»

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha reconocido que «hace dos años vimos el color del abismo, pero hemos logrado darle la vuelta al banco» desde el equipo que llegó a la entidad a partir de su nacionalización.  Esta situación la situó en diciembre de 2012.

El presidente de Bankia hizo estas manifestaciones en el marco del curso “La Europa que deja la crisis”,  que se celebra en Santander, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Goirigolzarri se mostró consciente de que «hemos mejorado muchísimo en nuestra imagen, pero queda mucho», después de asumir que «era necesario hacer un ejercicio de realismo y transparencia», que comenzó en el primer gobierno corporativo, que «era especialmente importante para Bankia» y para que el que se nombró «un consejo profesionalizado y despolitizado».

A partir de ahí, la entidad decidió enfocarse a la rentabilidad y cerró mil oficinas en nueve meses, explicó, al tiempo que situó «el sentido de urgencia» entonces en Bankia «en los cambios organizativos y de las formas de hacer» y en que era «fundamental generar una cultura común, porque veníamos de la fusión de siete entidades».

El presidente de Bankia señaló que, en la actualidad, el banco se ha situado en un modelo autosostenible desde el punto de vista de liquidez y de generación de capital, «estamos mostrando un buen control de la morosidad», incrementado de «manera importante nuestra capacidad de comercialización» y una «capacidad demostrada de control de nuestros costos».

Este es el punto en el que, en su opinión, ambos factores le han llevado a una mejora “espectacular” del ratio de eficiencia.

Todo ello supone para José Ignacio Goirigolzarri, «indudables avances», pero no quita que «aún queda mucho trabajo por delante» pero desde la perspectiva de que «Bankia es el banco con mayor volumen de negocio por empleado» y se encuentra en desarrollo un plan de transformación que se traduce en varias variables básicas dirigidas a ser excelentes en el manejo de riesgo de crédito, incremento de cuota de mercado, un nuevo modelo de distribución a raíz de que «se están produciendo cambios muy complejos en la clientela» y un «posicionamiento de la entidad sobre nuestros valores y principios y no puede ver asincronía entre el posicionamiento interno y el externo».

Una de las medidas es la definición de siete tipos de sucursales, que hará, por ejemplo, que a finales de año están en funcionamiento 125 «oficinas ágiles» y en el diseño de nuevos sistemas para afrontar la multicanalidad.

Un momento de la presencia del presidente de Bankia en el curso de la APIE

Sobre la situación economía española dijo que se dan «signos evidentes de avance» y que «es indudable que estamos viendo los primeros síntomas de mejora en el mercado de trabajo».

Ello se da por la «creciente confianza exterior de la economía española» generada gracias a «mucho esfuerzo de muchísimos agentes sociales», pese, a como señaló en el caso de la entidad que preside, «queda mucho esfuerzo por delante».

En relación a esta situación se refirió a la deuda interna, que está 1,6 puntos por encima del PIB, a la necesidad de «continuar con nuestro proceso de desempalacamiento (rebajar el nivel de la deuda)» y también a «aspirar a crecimientos que superen el 2 por ciento y que lo sean de manera sostenible, necesidad para paliar la mayor lacra que tenemos, que es el paro».

Para José Ignacio Goirigolzarri, «es justo decir que el sistema financiero español ha tenido importantes avances desde el punto de vista estructural (37 entidades han desaparecido, se ha multiplicado por 3 el balance medio de las entidades financieras), lo que es necesario para la eficiencia), que se ha dado una «recapitalización evidente» y que ha habido una reducción de plantilla y oficinas de un 25 por ciento.

En la actualidad, destacó que la cuota de mercado de las empresas cotizadas en bolsa ha subido de la mitad a las tres cuartas partes, pese a lo que «necesitamos incrementar el activo del sistema financiero español, y el único sistema es a través de aumentos aumentos importantes de los créditos».

También apostó por continuar con el control del riesgo y por mejorar la eficiencia y recuperar la confianza de la sociedad española.

A su juicio, «nos hemos beneficiado de la unión bancaria europea», que «en verano de 2012 era un concepto académico, no tenía ninguna letra detrás, y se ha avanzado de una manera importante y, si entonces nos llegan a decir que ahora íbamos a tenemos un superior único, no lo íbamos a creer».

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.