Un breve recado para Pedro y Héctor

Mi publicación en periodistas-es.com es semanal; pero por fallas en el fluido eléctrico y la inestabilidad en la Internet, muchas veces no ha habido tiempo para transcribir y menos aun enviar el material, como ha ocurrido en los días más recientes. Por esa razón, una vez más pido disculpas al cuerpo redaccional, a mis colegas autores y los lectores de este espacio de divulgación, que en condiciones normales debe salir cada sábado. Reitero mi intención de hacer lo que esté a mi alcance para mantener la frecuencia de aparición.

En las más recientes entregas he abordado temas ya tratados en este y otros espacios, y hoy vuelvo sobre dos de los que he perdido la cuenta de las veces que los he comentado; pero como muchos redactores aún no tienen muy claro el asunto, nunca está ni estará demás refrescar los conocimientos en aras de disipar las dudas.

Hace algunos días el periodista venezolano Pedro José Espino, quien  además es locutor y preocupado por el buen decir, me planteó su inquietud por el hecho de que en una publicación digital, al referirse a lo ocurrido el 30 de abril en Venezuela, el redactor de una de las tantas notas en las que el protagonista fue el presidente del Parlamento venezolano, dejó en evidencia su debilidad con hubieron y hubo.

No me fue posible obtener el contenido exacto de la aludida información; pero de acuerdo con el testimonio del colega Espino, en el título de la misma, palabras más, palabras menos, se dijo que “no hubo muchas personas que acompañaran a Juan Guaidó”; lo curioso es que en el despliegue de la nota se sustituyó hubo por hubieron, como si se tratase de formas sinónimas, lo cual evidencia que el autor, así como todas las personas encargadas de revisar el material por publicar, no están claros con esas formas del verbo haber.

Según la Real Academia Española, “hubieron es la forma de tercera persona del plural del pretérito perfecto simple o pretérito de indicativo del verbo haber: hube, hubiste, hubo, hubimos, hubisteis, hubieron. Se usa para formar la tercera persona del plural del tiempo compuesto (pretérito anterior o pretérito de indicativo): ‘hubieron terminado’, ‘hubieron comido’, ‘hubieron salido’. Es también la tercera persona del plural del pretérito perfecto simple o pretérito de indicativo de la perífrasis verbal haber de + infinitivo, que denota obligación o necesidad y equivale a la más usual hoy tener que + infinitivo: El director y su equipo hubieron de recorrer muchos lugares antes de encontrar los exteriores apropiados para la película”.

Ahora bien, para no entrar en aguas profundas, se debe tener presente que hubieron no tiene nada que ver con presencia o existencia, por lo que no debió ni debe decirse “hubieron muchos heridos en el accidente” o  “no hubieron muchas personas que acompañaran a Juan Guaidó”, sino “hubo muchos heridos en el accidente” y “no hubo muchas personas que acompañaran a Juan Guaidó”.

Los problemas del gerundio

En cuanto al gerundio, por una amable petición de otro colega, el periodista y escritor Héctor González Burgos, hoy lo tocaré de forma muy volandera. Héctor es un joven comunicador social, apasionado por el deporte, y su talento lo ha llevado a convertirse en el corresponsal de Venevision en el estado Cojedes, Venezuela, que son palabras mayores. Fuimos compañeros de estudio en la siempre recordada Universidad Católica Cecilio Acosta.

El gerundio es uno de los casos que más dudas genera, y muchos lo comparan con la posición adelantada en el fútbol, que es por demás una fuente de polémicas. Antes, hasta donde tengo entendido, se empleaba en casos de anterioridad o simultaneidad con el verbo principal  de la oración; pero luego la docta institución admitió la posteridad, siempre que sea casi inmediata. Se distingue el gerundio en palabras terminadas en ando y endo: cantando, cazando, bailando, besando, escribiendo, entreteniendo, etc.: “Ángela estaba leyendo”; “Braulio está escribiendo”; “Jorge estaría leyendo”; “Ella estaba diciendo la verdad”.

No voy a hablar de otros elementos del gerundio, pues son muchos; pero no quiero dejar pasar inadvertido el mal uso más común en los medios de comunicación, sobre todo en las crónicas de sucesos. Es frecuente leer u oír que “el delincuente huyó, siendo atrapado al día siguiente”. Si se aplica la norma, la frase es inadecuada, pues entre la huida del delincuente y la acción de ser atrapado hay una marcada posteridad. Lo correcto es y habría sido: “El delincuente huyó, y fue atrapado al día siguiente”.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

David Figueroa Díaz (Araure, Venezuela, 1964) se inició en el periodismo de opinión a los 17 años de edad, y más tarde se convirtió en un estudioso del lenguaje oral y escrito. Mantuvo una publicación semanal por más de veinte años en el diario Última Hora de Acarigua-Araure, estado Portuguesa, y a partir de 2018 en El Impulso de Barquisimeto, dedicada al análisis y corrección de los errores más frecuentes en los medios de comunicación y en el habla cotidiana. Es licenciado en Comunicación Social (Cum Laude) por la Universidad Católica Cecilio Acosta (Unica) de Maracaibo; docente universitario, director de Comunicación e Información de la Alcaldía del municipio Guanarito. Es corredactor del Manual de Estilo de los Periodistas de la Dirección de Medios Públicos del Gobierno de Portuguesa; facilitador de talleres de ortografía y redacción periodística para medios impresos y digitales; miembro del Colegio Nacional de Periodistas seccional Portuguesa (CNP) y de la Asociación de Locutores y Operadores de Radio (Aloer).

1 Comentario

  1. Gracias,colega David Figueroa,por aclararnos las dudas estamos pendiente de tus trabajos,saludos,desde Biscucuy,Portuguesa-Venezuela…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.