Inicio / BLOGS / El Big Ben londinense enmudece durante cuatro años

El Big Ben londinense enmudece durante cuatro años

El lunes 21 de agosto de 2017, a mediodía,  el carrillón del “Big Ben” londinense ha sonado doce veces por última vez, ante un millar de londinenses concentrados cerca del palacio de Westminster en señal de homenaje.

Big Ben, Londres
Big Ben, Londres

El Big Ben va a guardar cuatro años silencio para someterse a diferentes trabajos de renovación. La cura de rejuvenecimiento de la torre del monumento londinense, cuyos “bongs” llevan sonando 158 años, dando las campanadas de Nochevieja y abriendo desde siempre la programación de la BBC, está estimada en más de 31 millones de euros.

Está previsto que el reloj siga funcionando durante la reparación, gracias a un mecanismo eléctrico de substitución y al menos una de sus cuatro caras permanecerá visible para el público.

Aunque la torre entera se suele denominar como “Big Ben”, lo cierto es que ese nombre corresponde solamente a la campana grande del carrillón; En cuanto a este nombre, existen dos teorías: uno que es en homenaje a Benjamin Hall, el ingeniero cuyo nombre aparece escrito en la campana; la segunda que se trata de un reconocimiento a Ben Caunt, un boxeador campeón de pesos pesados en el siglo XIX. La torre fue bautizada en 2012 con el nombre de Elizabeth, en homenaje a la actual soberana.

Big Ben, la campana mayor, pesa  13,7 toneladas, mide 2,2 metros de ato y tiene un diámetro de 2,7 metros. El martillo pesa 200 kilos. Da las horas en “MI” a un nivel de 118 decibelios. El carrillón se completa con cuatro campanas pequeñas, que suenan todos los cuartos de hora una melodía en un tono más agudo. Cada uno de los cuatro cuadrantes tiene un diámetro de 7 metros, y sus cifras romanas una longitud de 60 centímetros. La agujas de los minutos son de cobre, miden 4,2 metros y pesan 100 kilos. Las pequeñas, las de las horas, son de bronce, miden 2,7 metros pero son más pesadas: 300 kilos cada una.  Una linterna, en la cúspide la torre, indica que el Parlamento se halla reunido.

El “Big Ben” ya estuvo callado durante cuatro años, dos meses después de su inauguración, a causa de una fisura causada en la campana por el martillo inicial, que fue reemplazado. En abril de 2013 permaneció callado durante los días del luto oficial por Margarteh Thatcher, la primera mujer que ocupó el cargo de Primer Ministro en el Reino Unido. También enmudecieron en 2005, durante una inspección y en 2007, durante siete semanas, para unos trabajos de mantenimiento. También hubo otros parones en 1934, 1956, 1979 y 1983-85.

Según la información publicada por The Guardian, se utilizan antiguas monedas de un penique para asegurar la exactitud del reloj. “Big Ben” tiene una cuenta de Twitter, no oficial,  que cada hora tuitea el número de “bongs”, y cuenta con 484 000 seguidores. La melodía del carrillón aparece al comienzo de la canción “Miss Maggie”, del cantautor francés Renaud, que es una crítica de la señora Thatcher.

Sobre Mercedes Arancibia

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Ver también

Descubren un tipo de linfocitos capaces de destruir tumores

Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha descubierto un tipo …