Loading…
Navegas por:  Home  >  BLOGS  >  Artículo actual

Isabelle Huppert “cautiva”

Por   /   23/07/2013  /   Comentarios desactivados

“Cautiva” es una hermosa película, en la que la mayor parte del peso de la narración recae sobre la actriz Isabelle Huppert, basada en hechos reales.

cartel cautiva Isabelle Huppert cautivaEl nudo de la historia es el secuestro, en 2001, de los huéspedes del Hotel Dos Palmas, en Filipinas, una dramática aventura que duró más de un año, y que ha sabido contar con inteligencia, tanto cinematográfica como política, el realizador filipino Brillante Ma Menzoza (Kinatay, Mejor director en el Festival de Cannes 2009), uno de los que cuentan con mayor reconocimiento en su país. Cautiva se estrena en los cines españoles el 26 de julio de 2013.

Thérèse (Isabelle Huppert) es una asistente social francesa que trabaja como voluntaria en uan ONG en la isla de Palawan. Mientras llevan material al centro de trabajo, es secuestrada junto con otra voluntaria, una anciana que no puede soportar las vicisitudes por las que se ven obligados a pasar los rehenes, y unos cuantos turistas, por el grupo islamista Abu Sayyaf, que tiene su base en la isla de Mindanao. En barca de isla en isla, caminando, corriendo e incluso arrastrándose por la espesa jungla filipina, en la que los hombres y los niños armados son mucho más peligrosos que las fieras, el grupo de rehenes se va diezmando poco a poco porque fallecen a causa de las penurias, les matan los terroristas o el ejército regular en sus repetidas incursiones fallidas o les van dejando en libertad, con cuentagotas, a medida que familias o gobiernos pagan el rescate exigido por ellos.

Sin escatimar emociones de todo tipo, incluidas violaciones, la historia va explicando el comportamiento de los supuestos terroristas –en realidad delincuentes comunes que secuestran para conseguir fondos y poder continuar con vida que llevan, comprar armas, etc.- que mezclan crimen organizado y obediencia ciega a un islamismo fundamentalista y a la guerrilla que lucha por la independencia de la isla, que justifica toda su actuación.

El relato hilvanado por Mendoza, a partir de los datos que se conocen de diferentes secuestros perpetrados por el mismo grupo al filo de los años, tiene la virtud de haber logrado una neutralidad casi ejemplar, desde la que busca enseñar lo que puede quedar de humanidad en situaciones tan extremas y desesperadas como la que narra.

Drama sin melodrama, pese a rozar la explicación mínimamente necesaria de las trayectorias personales de unos y otros; violencia y terror en las dosis justas, cautiva es la larga marcha que va del secuestro a la libertad de unas personas totalmente ajenas a la situación política en que se ven involucradas, extranjeras en su mayoría, que trabajan o disfrutan de unas más que probables merecidas vacaciones. Cine casi documental a ratos, en sus secuencias del mar, la selva, las intervenciones del ejército, la llegada del equipo de televisión para entrevistar a los rehenes, la descripción de los lugares –poblados, una escuela, un hospital…- por donde va pasando el grupo criminal con su cuerda de prisioneros (literalmente atados unos a otros en ocasiones). La película tiene también el mérito de poner al descubierto el indecente juego que, en situaciones como la descrita, llevan a cabo rebeldes, medios de comunicación y autoridades, intentando manipularse unos a otros.

Los únicos peros que se le pueden poner a esta buena película son quizá la duración –yo diría que le sobran veinte minutos de situaciones repetidas- y la disparidad del reparto: mientras una madura Isabelle Huppert demuestra una vez más que es una de las mejores actrices francesas actuales, los personajes de los secuestradores resultan en algunos momentos exagerados, menos creíbles; lo mismo que algunos del resto de los rehenes, en los que el realizador apenas se fija.

Acerca del periodista

Periodista, libertaria, atea y sentimental. He ejercido durante más de cuarenta años en prensa escrita, además de en RNE y TVE. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y (de momento) la única mujer que ha dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). Socia fundadora de la Unió de Periodistas del Pais Valenciá, que presidí hasta 1984, en la actualidad formo parte de la junta directiva de Reporteros Sin Fronteras-España. Vivo en Madrid.

También te podría interesar...

cartel-un-toque-de-violencia

Un toque de violencia

Leer más →