Concierto homenaje de Joan Martín-Royo a Felipe Pedrell en Madrid

El barítono Joan Martín-Royo, tan querido en los grandes teatros líricos, ha celebrado el martes 28 de mayo de 2019 en el ciclo Notas del Ambigú del Teatro de la Zarzuela en Madrid, la obra de uno de los autores de mayor relevancia en la evolución de la música española: Felipe Pedrell.

Joan Martin Royo
Joan Martín-Royo

Nacido en Tortosa en 1841 y muerto en Barcelona en 1922, Felipe Pedrell está considerado como el creador y motor de la musicología contemporánea en España, amén de ser el precursor, entre otros, del estudio de la música tradicional española que tan brillante evolución generó en las músicas autóctonas.

Baste decir a este propósito que Felipe Pedrell tuvo numerosos discípulos de genialidad indiscutible, tales como Joaquín Turina, Isaac Albéniz, Manuel de Falla, Francisco Alió y Enrique Granados.

Y es precisamente con estos dos últimos compositores con quienes Martín Royo abrió el concierto del Ambigú dedicado a Pedrell.

Efectivamente, fueron las Dos canciones (1887) y el Pròleg de Alió las que iniciaron el concierto, seguidas por Seis canciones (1916) de Granados para, tras un breve descanso, culminar la función con La primavera, Op. 106, de Pedrell, compuesta de doce canciones.

La voz de Martín-Royo es limpia y de dicción clara, lo cual no impidió que un recitador, David García, le precediera en cada canción dándonos la versión española de las letras de las canciones. Letras bellísimas sobre el amor y más aún sobre la ausencia.

Por su parte el pianista Rubén Fernández Aguirre, repertorista de cabecera de las voces ilustres de nuestro país, fue el acompañante de lujo de Martín-Royo al piano, y entre todos dieron coherencia y sentido completo al recital.

Este recital de Martín Royo homenaje a la figura de Pedrell forma parte de la programación del Teatro de la Zarzuela para el espacio Ambigú.

Al recital del Joan Martín-Royo precedieron los de Ángel Ruiz, con un nostálgico viaje a través de algunos de los boleros más emblemáticos; Capella de Ministrers sobre la música del Siglo de Oro español; el bajo Rubén Amoretti dedicado al tango; Marina Monzó y Rubén Fernández Aguirre sobre composiciones de Manuel García y Gioachino Rossini; Ramón Grau sobre la música para piano de Albéniz, Granados y Falla; o el recital-homenaje de Enrique Viana por los 200 años del Museo del Prado o el del Trío Arbós, con la segunda entrega de Música de Cámara de grandes compositores españoles.

En el ciclo aún quedan pendientes los recitales de la soprano Sonia de Munck con Antonio Machado (24 de junio) y de la cantante y actriz Sylvia Parejo con Musicales Dorados (1 de julio).

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Doctor en Filología por la Complutense, me licencié en la Universidad de Oviedo, donde profesores como Alarcos, Clavería, Caso o Cachero me marcaron más de lo que entonces pensé. Inolvidables fueron los que antes tuve en el antiguo Instituto Femenino "Juan del Enzina" de León: siempre que cruzo la Plaza de Santo Martino me vuelven los recuerdos. Pero sobre todos ellos está Angelines Herrero, mi maestra de primaria, que se fijó en mí con devoción. Tengo buen oído para los idiomas y para la música, también para la escritura, de ahí que a veces me guíe más por el sonido que por el significado de las palabras. Mi director de tesis fue Álvaro Porto Dapena, a quien debo el sentido del orden que yo pueda tener al estructurar un texto. Escribir me cuesta y me pone en forma, en tanto que leer a los maestros me incita a afilar mi estilo. Me van los clásicos, los románticos y los barrocos. Y de la Edad Media, hasta la Inquisición.

2 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.