Xulio Formoso: el último

Último día del año 

Cuando el indetenible se topa con un obstáculo insalvable descubre que ha sido él mismo quien construyó ese muro de contención que limita su...
Color rosa, por Eduardo Ruiz Fernández

Basurita bajo el texto

Una no sabe para quien escribe hasta que alguien se atreve a mirar a través de las persianas de letras y vuelve a ver...
colibríes y flores de Cempasúchil

Amores y altares

Teresa GurzaCon motivo de las celebraciones de Todos Santos y Muertos, a los mexicanos nos encanta poner en casas y panteones altares cubiertos con...
Colibrí. Jardines ecológicos Topotepuy. Venezuela. Por Eduardo Ruiz Fernández

Verónica

No sé cuándo fue la última vez que me reí como esta mañana. Al menos, no recuerdo haber sido antes la protagonista de un...
Mujer sola por Eduardo Ruiz Fernández

Nido de mujeres solas

Esto es la felicidad. Saberse nido, reconocerse alvéolo. Disponer el útero para las próximas lluvias. Dejar que me piensen furtivamente. Colarme por debajo de...
Efecto Mariposa por Eduardo Ruiz Fernández

Con la poesía, a cualquier parte

Eso que dicen que se extraña desde la tristeza, es falso. La morriña es el suspiro de una alegría ausente cuando el alma se...
Raudales de Cachamay, Bolívar, Venezuela

Reloj de agua

¡Ay, querido mío! ¿Cómo será la eternidad? Intuyo que se trata de una infinidad de presentes perfectos plasmados en un instante. Algo así como...
México: cruz de San Miguel con flores de yauhtli

El Pericón y San Miguel

Teresa GurzaEn muchísimos poblados mexicanos hay tradiciones que, pese a los siglos transcurridos y a los avatares de la política, no se pierden.Y, curiosamente,...
Grupo indígena del Amazonas venezolano

Itahí

Itahí.Somos interpretación cosmogónica yanomami del entorno. Cuando comienza el invierno, el río gime en clímax erótico, jadea, excita al cielo con sensuales movimientos. Se...
Comunicación, archivo 123RF, lightwise

Homenaje a mi padre

Maite Pérez Noté que la rueda no giraba bien y se lo dije a mi padre.Debe ser la junta, ¡malditos bueyes!, ya les toca descansar...