Los primeros meses de Peña Nieto dejan mucho que desear

Ni han querido esperar a cumplir el año. A los nueve meses de alcanzar la presidencia del país, Enrique Peña Nieto ha “dado a luz” el primer balance de lo que pretende que creamos que es una gestión brillante, con grandes planes, que van a colocar a los ciudadanos a la cabeza del mercado de Latinoamérica. Qué digo, posiblemente de América entera!

Peña-Nieto-discursoEn la presentación del informe se puede leer, textualmente: “En los nueves meses de la presente administración, el Congreso de la Unión ha discutido y aprobado reformas constitucionales y de leyes históricas y trascendentes para todos los mexicanos. Por ello, el Gobierno de la República reconoce el trabajo del Poder Legislativo que ha construido sólidas coincidencias, por encima de las diversas versiones del país”. Y bla, bla, bla…

El documento informa sobre las decisiones y medidas tomadas entre el 1 de diciembre de 2012 y el 31 de agosto de 2013. Concretamente, rinde cuentas en torno a las reformas, políticas, programas y acciones impulsadas y consta de cinco apartados, cada uno dedicado a las grandes “metas nacionales” trazadas en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018:

1) Alcanzar un México en Paz 2) Lograr un México Incluyente 3) Construir un México con Educación de Calidad 4) Impulsar un México Próspero 5) Consolidar un México con Responsabilidad Global Además, informan de las tres Estrategias Transversales que asumirán todas las dependencias y entidades federales:

A) Democratizar la Productividad, a fin de que haya oportunidades de desarrollo para todas las regiones, sectores económicos y grupos de la población B) Ejercer un Gobierno Cercano y Moderno, para responder con sensibilidad, oportunidad y eficacia a las demandas y necesidades de los mexicanos C) Incorporar la Perspectiva de Género en las políticas públicas, para promover una cultura de igualdad, inclusión y respeto hacia las mujeres y sus derechos, en todos los ámbitos.

No convencen a nadie

A pesar de la grandilocuente presentación y de lo que algunos senadores se han empeñado en transmitir a través de artículos en prestigiosos medios (caso de Roberto Gil Zuarth en Excelsior), la ciudadanía está que echa humo y la oposición también. Merece la pena que reproduzca la opinión de Gil Zuarth: “el Presidente forma parte de una generación de reformistas que ha desplazado las expresiones conservadoras del PRI y que está dispuesto a hacer los cambios que el país necesita. Un hábil y pragmático negociador que es capaz de sentar a la mesa a sus adversarios y de estampar su firma en un pacto que implica importantes concesiones. Un político que se desprende de cualquier compromiso o interés, incluso de aquellos que influyeron o fueron determinantes en su arribo al poder. El prototipo del soberano que despliega su autoridad y no cede al chantaje. Un hombre con sentido de poder que ejerce el mando con firmeza y generosidad, con disciplina y sensibilidad. La historia de un Presidente que puede mover a México”.

Efectivamente, ha sido capaz de sentar en la mesa a la oposición más destacada (PRD y PAN) y conseguir que firmaran un acuerdo para apoyar todas y cada una de las “reformas” con que pretende engañar a los mexicanos, la educativa, la energética y la fiscal, principalmente.

En un clima de confrontación total con los maestros representados por uno de los sindicatos, el que aglutina a los de los pueblos, a los indígenas principalmente (el otro, el de las “ciudades”, no ha abierto la boca), la mal llamada reforma educativa se aprobó de tapadillo de madrugada, horas antes de que Peña Nieto informara de su brillante gestión en estos meses. ¿Eso lo hace un presidente que no tiene miedo? Pues no tendría miedo, pero cambió dos veces la fecha y ubicación de su “rendición de cuentas”…

Mexico-Manifestaciones-DF

En las últimas semanas, tanto la capital, el Distrito Federal (DF), como muchos pueblos, han sido el escenario de unas fuertes protestas en las que han participado alrededor de 20.000 personas del sector educativo. EL DF lo han colapsado por completo, han impedido que los parlamentarios y senadores acudieran a las sesiones… pero, aun así, se ha aprobado una reforma en la que no se reforma nada. La enseñanza seguirá impartiéndose como hasta ahora. Los niños no verán cambios en sus estudios. Solamente notarán, quizás, que le han cambiado el maestro. La “reforma” consiste, básicamente, en que a los profesores se les va a “evaluar” y si no aprueban no podrán dar clase, pero no irán a la calle. Pasarán a hacer labores administrativas. Eso es todo. Nada de mejoras en la enseñanza, nada de nuevos planes.

Reforma energética

La reforma energética es otra milonga que rechazan todos los partidos, y los ciudadanos, porque dicen “privatizará” el petróleo. A los mexicanos se les está transmitiendo la idea de que los “extranjeros” quieren quitarles el petróleo, arrebatarles una industria con unas ventas equivalentes a 10% del PIB y que cubre casi un 37% de los ingresos del país (de enero a julio obtuvo un saldo positivo de más de 12.000 millones de dólares). Un industria, bastante obsoleta, por otra parte, que, según el partido en el poder (PRI) necesita de contratos de utilidad compartida, pero que “seguirá siendo 100% mexicana”. Y no se lo creen.

trabajadores-Pemex

Como prueba de que no se lo creen, la protesta que encabezó hace unos días el histórico presidente del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas (hijo del presidente que nacionalizó el petróleo en 1938), quien hacía años que no participaba de la vida pública. Manuel López Obrador es otro de los grandes oponentes al proyecto de entrada de capital extranjero en Pemex. Deslindado del PRD, y a la cabeza de su propia formación, Morena, ya ha convocado varias veces a sus incondicionales. El próximo día 8 tienen una nueva cita en el zócalo capitalino que promete ser un importante clamor en contra de los planes de Peña Nieto.

Ante las fuertes contestaciones para esta “reforma”, el presidente presentó, sin que se le moviera un pelo, el texto del artículo 27 de la nacionalización de Cárdenas, en un intento de apelar al patriotismo, pues aseguró que su propuesta respeta escrupulosamente ese texto. Es decir, algo así como “cambia algo para que siga todo igual”. Pero no seguirá igual, porque la entrada de capital extranjero lo impedirá.

Yo espero que tampoco siga siendo igual el papel que desempeña el sindicato de Pemex, un gran “lobby” del sector petrolero mexicano cuyo presidente, Carlos Romero Deschamps, posee una cuantiosa fortuna que nadie sabe de dónde ha salido (es un decir, porque todo el mundo sabe de dónde, de la caja de la energética), pues su sueldo oficial es de menos de 20.000 pesos (unos 1.100 euros). Eso sí que había que reformarlo…

La seguridad, por los suelos

El presidente también hizo referencia a la seguridad. En su opinión, México es un país más seguro que el año pasado. Nada menos que un 20% han descendido los homicidios, dijo. Pero no mencionó los secuestros ni las agresiones.

Al margen de lo que diga el máximo representante mexicano, la realidad es que, durante los tres primeros meses del año, los secuestros contabilizados (hay que dejar claro que la mayoría no se denuncian, porque no se investiga ni se detiene a los culpables) ascendieron a 350, la cifra más alta de los últimos años.

La Casa de los Derechos de los Periodistas acaba de denunciar que en el mes de agosto fueron agredidos 20 trabajadores de medios de comunicación en distintos puntos del país, y que sus responsables fueron fuerzas policiales y autoridades de los distintos niveles del Gobierno, entre las que destacan la titular de una Secretaría de Estado (Desarrollo Social, concretamente)

Para Amnistía Internacional, el discurso del presidente fue muy decepcionante en cuanto a derechos humanos, y confirma la falta de prioridad del gobierno hacia temas urgentes que afectan a millones de personas en el país. Aseguran que es preocupante que en más de 800 páginas haya muy pocas evidencias de acciones concretas y decisivas de la administración federal al respecto.

Por ejemplo, brillan por su ausencia  medidas reales para erradicar la violencia contra las mujeres, para terminar con las abusos cometidos contra migrantes en tránsito por México, para resolver la crisis de las miles de personas desaparecidas y para acabar con la impunidad por las violaciones de derechos humanos. A pesar del fuerte  aumento en los últimos años en cuanto a denuncias de tortura y otros malos tratos, el documento no hace mención alguna de acciones para erradicar la práctica de la  tortura.

Daniel Zapico, representante de esta organización, asegura que “México se enfrenta a graves problemas de derechos humanos. Sin embargo, al leer este informe parecería tratarse de otro país, donde estos problemas son marginales o no existen y por lo tanto no hay necesidad de invertir los recursos del Estado y abordarlos con seriedad.”

Promesas electorales

Durante la campaña electoral, Peña se empleó a fondo para convencer a los electores de que era la mejor opción para el país. Así, se puedieron escuchar estas perlas que son como una bofetada para su discurso: “En materia de seguridad requerimos soluciones distintas y complementarias a las que se han aplicado hasta hoy”; “Necesitamos cambiar de paradigma”; “Política de seguridad tiene que mostrar mayor efectividad (hacer ajustes a la actual estrategia y mantener lo que funciona)”; “Tres grandes puntos a trabajar a) Devolver tranquilidad y paz (reducir la violencia, con resultados casi inmediatos), b) Crecer económicamente para generar empleos (Entre 5 y 6%) y c) Combatir la pobreza”.

Si al presidente de Colombia le ha estallado el país por medio de los agricultores, a Peña Nieto le puede suceder lo mismo, pero por más frentes. Tiempo al tiempo.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en general, de la mano de una publicación para profesionales, un buen día nuevos derroteros la llevaron al mundo de la política, pero sin dejar la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la solidaridad, a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después dejó España y se instaló en México. Allí comenzó a publicar en el periódico México Inteligente, donde tuvo su propia columna. Posteriormente, colaboró con el Periódico de Puebla y con revistas literarias, donde editó poesía. Un buen día contactó con Periodistas en Español, medio que le permitió relatar a los españoles lo que sucedía en el país azteca, así como describir las maravillas de su naturaleza. Tras siete años de estancia en México, a mediados de 2018 regresó a España. Actualmente sigue los avatares mexicanos y continúa contándolo en Periodistas en Español.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.