Militar sirio condenado en Alemania por crímenes contra la humanidad

El Alto tribunal regional de Coblenza (Alemania) ha condenado a cuatro años y medio de cárcel a Eyad al Gharib, miembro de las fuerzas de seguridad sirias, considerado culpable de crímenes contra la humanidad por su complicidad en la tortura de manifestantes detenidos en Damasco, según informa el boletín semanal de la sección francesa de Amnistía Internacional (AI).

Eyad al Gharib, torturador sirio, intenta cubrirse el rostro en la sala del tribunal
Eyad al Gharib, torturador sirio, intenta cubrirse el rostro en la sala del tribunal

Para la organización humanitaria se trata de «un juicio histórico contra el régimen sirio» del dictador Bachar al-Assad, el primero por crímenes que condena el derecho internacional cometidos por un representante del gobierno sirio «y una victoria clamorosa para las decenas de miles de personas supervivientes de la tortura y las desapariciones forzosas» en Siria.

Es también una victoria para las organizaciones sirias e internacionales que desde hace años luchan incansablemente por el restablecimiento de la verdad y la justicia: «Sin ellas, sin su contribución para que se conozcan los crímenes y se acuse a los responsables,  este proceso no habría sido posible».

En febrero de 2020, las policías alemana y francesa detuvieron a Anwar Raslan y Eyad al Gharib, antiguos representantes del gobierno sirio, acusados ambos de crímenes contra la humanidad en relación con la tortura de personas detenidas en los departamentos 251 de la Seguridad del Estado y al Khatib de Damasco. La condena se ha dictado cuando han transcurrido casi diez años de las primeras manifestaciones pacíficas contra el régimen dictatorial de Siria, un tiempo durante el cual las autoridades del país han hecho alarde de todo tipo de crueldad con sus ciudadanos.

«Hace una década –leemos en el comunicado de AI- que venimos recibiendo informaciones sobre la aplicación sistemática de torturas y malos tratos en los centros de detención de Siria, y entre ellos al Khatib. Esas violaciones, cometidas en el contexto de guerra civil que arrasa el país, son crímenes de guerra, y puesto que se trata de ataques generalizados y sistemáticos contra la población civil, son también crímenes contra la humanidad».

Amnistía pide al resto de estados de la comunidad internacional que sigan el ejemplo de Alemania investigando, y cuando sea necesario procesando a las personas sospechosas de haber cometido crímenes de guerra en Siria, llevándolas ante los tribunales nacionales en virtud del principio de competencia universal.

Y, una vez más, se dirige al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidiéndole que recurra urgentemente al Tribunal Penal Internacional en relación con la situación en Siria, con el fin de garantizar que los autores de delitos contemplados por el derecho internacional, incluidos los «más altos responsables», respondan ante la justicia.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.