Sexo por teléfono, la mejor línea erótica de España

Publirreportaje

Mantener sexo por teléfono es todo un arte. Como el sexo convencional, no podemos ir a cuchillo, sino que es importante trabajar los preliminares utilizando dos recursos clave.

Banner sexo por teléfono

Disfruta de una conversación caliente al otro lado del teléfono!

  • 803 577 422 [RF 1,21€/min. RM 1,57€/min. (Imp.Incl.)].
  • 910 714 966 [Disfruta más económico, desde 5€]

Tener en cuenta:

  • Voz: la correcta adecuación de la voz, con un vocabulario selecto y siendo rápidos y originales a la hora de contestar podemos conseguir el grado de excitación exacto.
  • Imaginación: como la otra persona no está a tu lado, el poder de la imaginación es en lo que os tenéis que basar para conseguir una experiencia mucho más plena.

Nunca se debe ver el sexo telefónico como un sustituto con el sexo convencional, sino como un complemento. Como puede ser un poco complicado encontrar las pautas entrar en este mundo, te hemos recopilado algunas experiencias personales que te ayudarán a prepararte.

Experiencias personales de aventuras vividas por teléfono en una línea erótica

José y su experiencia en la mejor línea de sexo

José lo tenía muy claro. Era muy meticuloso en su vida, en las experiencias sexuales, y la cosa no iba a ser diferente en el mundo del sexo al teléfono.

Aunque sabía que en estos servicios no tenía que convencer a nadie, en todo momento mantuvo las formas, adecúo la voz a la picardía que requería el momento y así se consiguió meter de lleno en el papel. No sabría decirlo con certeza, pero creía que la chica con la que estaba hablando también se había excitado.

José espero el momento adecuado para llevarse las manos a su miembro viril y así, mientas escuchaba los comentarios excitantes de la chica, empezó con el vaivén hacia arriba y hacia abajo. Sabía que el sexo por teléfono ahora era muy placentero, pero, hasta la fecha, no lo había probado nunca.

Y así fue como tuvo una experiencia sexual muy placentera a través del teléfono, algo que nunca habría creído posible en una línea erótica.

Charlotte y su forma de llegar al orgasmo en el sexo teléfono

Charlotte (Carlota para los amigos), es una mujer que siempre ha disfrutado plenamente del sexo o, al menos, hasta donde podía. Ella juraba y juraba que alcanzaba el orgasmo siempre que tenía relaciones íntimas, hasta que un día decidió ver una película porno y empezó a pensar que, quizá, esto no era así.

Las chicas de las películas porno gemían mucho. Charlotte no había nacido ayer, sabía que el porno no se puede comparar a la vida real, pero aun así…

Necesitaba descubrirse para ver a dónde podía llegar a la hora de alcanzar el orgasmo, pero en ese momento no tenía a mano a un conocido con el que acostarse.

Vio un anuncio de la mejor línea de sexo y se dijo: “¿Por qué no?

Lo intento en 3 ocasiones.

1)      La primera vez fue tan fría que terminó colgado el teléfono antes de meterse siquiera las manos en la ropa interior.

2)      La segunda vez llegó un poco más allá, incluso se tocó durante unos minutos, aunque no consiguió llegar a ningún punto.

3)      La tercera vez fue explosiva. ¿El truco? Escuchar relatos a través de las líneas eróticas.

Ahora, cuando quiere tener sexo con un hombre, le pide que le diga guarradas previamente en el oído, antes de penetrarla.

El mundo secreto de Abril

Abril era una chica muy tímida a la que siempre le costaba dar el siguiente paso cuando conocía a hombres. Aunque quería acostarse con ellos, algo en su fuero interno no le dejaba seguir adelante.

Sin embargo, tenía un secreto, una especie de mundo secreto en el que podía refugiarse cuando algo no le gustaba, cuando quería llegar al placer y no lo conseguía en el mundo físico. Este mundo era el chat de sexo telefónico.

Allí podía ser ella misma, allí podía decir todo tipo de guarradas sin que se avergonzase, sin que nadie le pudiera cuestionar o decir nada malo de ella. Allí podía controlar la situación; podía decidir cuándo se corría con tan solo mover los dedos a una velocidad mayor, o reducir el ritmo si veía que la cosa iba demasiado rápida.

Ese mundo secreto era personalizable: podía hablar con tíos, tías, con jovencitos, maduros, con travestis, y siempre había una nueva historia que contar.

Abril tiene un mundo secreto que está al alcance de todo.

Mónica y el sexo mediante el teléfono

Mónica tiene un extraño trastorno desde que tiene uso de memoria: no le gusta que nadie le toque, pero, como cualquier mujer, tiene necesidades tórridas. Desde siempre ha tenido un fuego interno que no ha conseguido calmar de ninguna manera… hasta que encontró el sexo al teléfono.

Mónica quería tener contacto con otras personas, pero no de manera física, y el sexo por teléfono se lo permitió tener. A ella le gusta marcar los ritmos, excitarse cuando quiere, tener sexo con hombres y mujeres cuando se le antoje. Incluso, cuando no quiere hablar con una persona en tiempo real, siempre tiene la opción de escuchar relatos eróticos.

Mónica descubrió con el sexo por teléfono ahora que no tiene que ser como los demás quieren que sea, que ella tan solo quiere tocarse de vez en cuando, pero no que la toquen. Aprendió que con el sexo por teléfono puede personalizar la experiencia como se le antoje, sin necesidad de tener que pasarlo mal.

Pero no solo eso, sino que el sexo por teléfono te ha enseñado muchas más cosas.

Si tú también quieres aprender mucho sobre él, no lo dudes y empieza a probarlo.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.