Inicio / NOTICIAS / Carne roja y procesada: excesos peligrosos

Carne roja y procesada: excesos peligrosos

España es el país europeo donde más han crecido los gases de efecto invernadero

La Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS Madrid) invita a leer  un artículo[1] del médico especializado en salud pública Carlos A. González en el que señala que el alto consumo de carne roja y procesada aumenta un 26 % el riesgo de morir por cáncer, enfermedades cardíaca, respiratorias, infecciosas, hígado, accidente cerebrovascular y diabetes.

Esta aseveración de Carlos A. González se sustenta en un amplio estudio del Instituto Nacional de Salud de EE.UU. sobre más de medio millón de personas jubiladas y retiradas, entre los que se han identificado en el seguimiento 128 524 muertos.

Vacas pastando ante una industria que contamina por CO2
Vacas pastando ante una industria que contamina por CO2

El resultado muestra que los altos consumidores de carne roja (50 g / día por cada 1000 calorías de carne de vacuno, cerdo o cordero) y procesada (17 g / día por cada 1000 calorías de embutidos, bacón, hot dogs, salchichas) tienen un 26 % más de riesgo de morir por todas las causas que los bajos consumidores. Por primera vez se ha observado que este aumento global de mortalidad se encontraba asociado a un mayor riesgo de morir por nueve causas específicas, entre las que se encuentra el cáncer, la enfermedad cardíaca, las enfermedades respiratorias, el accidente cerebrovascular, la diabetes, las enfermedades infecciosas, del riñón y del hígado, que representan las principales causas de muerte.

El estudio muestra además que si se sustituye la carne roja y procesada por carne blanca no procesada (pollo, pavo y pescado) el riesgo de muerte se reduce. Es decir las personas con un alto consumo de estas carnes blancas tienen un 25 % menor riesgo de mortalidad que las personas con un bajo consumo.

CAS Madrid reconoce que la asociación con la mortalidad no es una prueba definitiva de causalidad, porque la mortalidad está condicionada por otros factores, pero sostiene que sí constituye un indicador importante para la salud pública sobre el impacto que tiene el consumo de carne roja y procesada en la salud de la población, y recuerda que la carne procesada ya fue clasificada formalmente como seguro cancerígena para el hombre y la carne roja como probable cancerígena.

Carnes rojas y medio ambiente

Carlos A. González recuerda también que el alto consumo de carnes rojas y procesadas, además de un efecto perjudicial para la salud, tiene además un impacto negativo sobre el medio ambiente y es responsable de una parte importante del cambio climático, debido a que la cría de animales y la producción de carne ocupan aproximadamente el 75 % de las tierras dedicadas al sector de agricultura, consume el 35 % de la producción mundial de granos y produce un 14,5 % de la emisión de gases de efecto invernadero.

Concluye que una dieta basada principalmente en alimentos de origen vegetal (como la dieta mediterránea), elaborada con productos de estación y proximidad, no es sólo mejor para la salud, sino para la sostenibilidad del medio ambiente, por el menor impacto en emisiones contaminantes, consumo de energía y agua, y contaminación del suelo.

Y junto a una crítica a la renuncia del gobierno de Donald Trump en EEUU (el segundo país más contaminante del mundo) a los acuerdos sobre el cambio climático, recuerda que un reciente informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente señala a España como el país europeo donde más han crecido los gases de efecto invernadero, y nos exigen ser aún más conscientes del impacto ambiental de nuestros hábitos y actividades diarias, y entre ellas de las consecuencias que generan la producción y transporte de los alimentos, y el efecto de nuestra dieta sobre la sostenibilidad del planeta tierra.

Los organismos y comisiones de expertos internacionales recomiendan no consumir más de medio kg de carne roja a la semana (70 g / día) de media, evitar las carnes procesadas, consumir unos 400 g / día de frutas y hortalizas, consumir diariamente cereales integrales, aceite de oliva y reducir el consumo de alcohol.

Enlaces:

  1. http://diarisanitat.cat/carn-augmenta-risc-morir/

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

Lorca no ha muerto

Tuvo lugar hace 81 años ya. Un 18 de agosto cuando la caló aún no …