Inicio / NOTICIAS / Cultura / Grecia: bibliotecas ambulantes para los refugiados

Grecia: bibliotecas ambulantes para los refugiados

En inglés, griego, francés, árabe, kurdo y persa, de Las Mil y Una Noches a Los cuentos de los hermanos Grimm y las novelas de Agatha Christie, más de 1000 libros recorren las carreteras y las ciudades de Grecia en una furgoneta que hace las veces de biblioteca ambulante, para ofrecer lectura a las decenas de miles de refugiados que se encuentran bloqueados en el país.

Se trata de libros enviados por asociaciones de Bélgica, Inglaterra y Líbano, así como otros comprados por Internet con donaciones recibidas para ese fin, informa Culturebox, el informativo cultural diario del canal internacional France 24.

Un vehículo efectúa un recorrido semanal por los campos de refugiados que rodean Atenas y los barrios desfavorecidos de la ciudad, “para hacer la cultura accesible a todos”, según ha explicado la estadounidense de 25 años Esther Ten Zijthoff, una de las promotoras del proyecto, “ECHO Refugee Library”.

Biblioteca móvil de "Echo refugee library"
Biblioteca móvil de “Echo refugee library”

También en el mismo centro de Atenas se ha instalado una biblioteca “fija”, en el local de una ONG internacional que se ocupa de cinco inmuebles donde residen temporalmente mujeres y niños sirios.

Los usuarios de estas bibliotecas son refugiados bloqueados en el país desde 2015, en espera de que se resuelva su solicitud de asilo o de poder unirse con famlires que se encuentran en otros países de la Union Europea (UE).

Según otra de las fundadoras, la griega Ioanna Nissiriou, experiodista de 38 años, “We need books” dispone de la mayor colección de libros en persa que existe en la capital griega”, con más de 150 títulos llegados de Afganistán; el volumen más solicitado es “Las mil y una noches”.

"We Need Books" en Atenas
“We Need Books” en Atenas

La biblioteca dispone también de diccionarios ilustrados y organiza cursos de idiomas, entre otros de árabe y francés.

“Intentando llenar el vacío dejado por la escasez de bibliotecas públicas en Grecia –escribe Culturebox– ese tipo de iniciativas forman parte de  una plétora de proyectos solidarios impulsados en el país por la crisis económica y la afluencia de refugiados. En la plaza central de Atenas, la biblioteca ambulante se estaciona entre un camión que distribuye alimentos y un furgón donde están instaladas lavadoras para uso gratuito de los más desfavorecidos”.

Sobre Mercedes Arancibia

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Ver también

Taner Kiliç

Turquía: sigue el acoso judicial contra Amnistía Internacional

El próximo 22 de noviembre de 2017 está fijada una nueva vista del proceso que …