Inicio / BLOGS / Luisa Alberca, reina de los seriales de la radio de los 50

Luisa Alberca, reina de los seriales de la radio de los 50

Los seriales radiofónicos fueron en los años 50 y 60 del pasado siglo el bálsamo que las emisoras ofrecían a una población obligada a realizar enormes sacrificios para salir adelante, para sobrevivir. Dirigidos a un público fundamentalmente femenino, sin distinción de clases sociales, ni de niveles culturales, estos programas combinaban pasiones amorosas, conflictos familiares o desventuras de todo tipo, con mensajes más o menos moralizantes. En una época de altos índices de analfabetismo, la radio llegaba a todas las casas y lanzaba en ellas historias de dolor y lágrimas, pero también de amor y de esperanza.

Enrique-Sanchez-Lubian-Luisa-AlbercaLuisa Alberca, nacida en Alcázar de san Juan en 1920, comenzó escribiendo relatos y novelas, por ejemplo Patricia Rilton, que fue publicada con cierto éxito en 1950, pero ya al año siguiente, en 1951, empezó su colaboración con otro guionista, Guillermo Sautier Casaseca, con su primer serial escrito al alimón, Lo que nunca somos, que alcanzó un gran éxito, primero en la radio y luego como publicación. A raíz de ese trabajo se sucederían muchos más, como Lo que no muere, de 1953, que tras su éxito en la radio pasó a ser representada en el teatro.

El libro del periodista y escritor Enrique Sánchez Lubián (nacido también en Alcázar, aunque residente desde hace décadas en Toledo), busca sacar a Luisa Alberca de un relativo desconocimiento, ensombrecida por la figura más popular del otro factor del dúo, el popular Sautier Casaseca. Como éste mismo reconocía, él “diseñaba la trama mientras que ella la desarrollaba literariamente”.

Estos seriales, bien en su versión radiofónica o en sus adaptaciones teatrales, eran muy bien recibidos por el público, que los seguía diariamente con fruición, si bien la crítica no era tan complaciente con ellos. El tándem Alberca-Sautier funcionó durante unos años más, pero en 1959 el nuevo éxito de las ondas, Ama Rosa, ya no contaba con la participación de nuestra escritora.

Luisa Alberca llegó a escribir más de medio centenar de títulos propios así como unas 200 adaptaciones para guiones radiofónicos, en parte firmados por ella sola, y en parte en colaboración con Sautier. Al margen de su actividad para la radio, primero en la SER y posteriormente en La Voz de Madrid (de la cadena oficial del Movimiento), Alberca no renunció nunca a su actividad como escritora de más altos vuelos, y se presentó en varias ocasiones al prestigioso premio Nadal, aunque nunca lo consiguió.

Pero el libro de Sánchez Lubián no es sólo una semblanza biográfica de su hoy poco conocida paisana, sino una incursión en el mundo de la radio española de los años 50 y 60, de sus peripecias empresariales y de sus ofertas de programación, poniéndolas muy en relación con las necesidades de las clases populares, deseosas de encontrar un alivio a situaciones económicas, sociales y políticas no especialmente tranquilizadoras ni cómodas. Como señalaba el socio de Alberca, Sautier Casaseca, los seriales eran lo que la sociedad española del momento necesitaba y demandaba, “historias para no pensar, llanto a raudales con que ahogar el alma y arquetipos humanos más desgraciados aún que el propio oyente”.

Además de los datos biográficos y de un repaso a toda su producción el libro (que viene acompañado de numerosas fotografías) se complementa con la reproducción de algunos relatos breves de la autora, que falleció en 2006 en Nájera (La Rioja) tierra de su marido, Juan José Bretón, a quien Alberca sobrevivió por más de 25 años.

  • Enrique Sánchez Lubián
  • Luisa Alberca, reina de los seriales de la radio de los 50
  • Biblioteca de Autores Manchegos; Diputación de Ciudad Real, 2017;

Sobre Alfonso Gonzalez Calero

Ver también

Virginia Mendoza, portada de quién te cerrara los ojos

Virginia Mendoza: historias en la España rural

Virginia Mendoza ha escrito un conjunto de buenos reportajes sobre la despoblación de la España …