Inicio / NOTICIAS / Derechos Humanos / Marruecos refuerza sus fronteras del Sahara y Argelia

Marruecos refuerza sus fronteras del Sahara y Argelia

El ejército marroquí está reforzando el muro del Sahara dentro de una nueva estrategia “sin precedentes” según señala el diario marroquí Al Masae (La Tarde). Se incluye el cavado de profundas trincheras a las ya existentes para impedir la “infiltración de elementos del Frente Polisario”, que se añadirían al actual muro para aislar la parte que controla del territorio (un 80 por ciento frente al 20 que está a cargo del Frente Polisario).

Además, se ha ordenado reforzar la vigilancia de carreteras, caminos de arena y todo tipo de “pasos secretos” que son utilizados por los contrabandistas que, paradójicamente, también aprovecha el ejército marroquí. No hay que olvidar que el pasado noviembre cinco militares fueron sentenciados por el Tribunal Militar de Rabat ya que desactivaron los radares de forma “intencionada” en la zona de Zak, para permitir el paso de contrabandistas a cambio de sobornos de desconocida cuantía.

No obstante, para Marruecos se trata de evitar la presencia de contrabandistas provenientes de Mauritania, y de elementos del Frente Polisario. Las unidades del ejército que están en el muro se encuentran en “máximo grado de alerta”.

Mapa que explica la situación del Sahara –en castellano las ciudades son Bojador y Dajla y no como figura en francés-. Fuente: diario La Nación de Costa Rica.
Mapa que explica la situación del Sahara. En castellano las ciudades son Bojador y Dajla y no como figura en francés-. Fuente: diario La Nación de Costa Rica.

El muro existente en el Sáhara, que separa la zona controlada por Marruecos de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), alcanza más de 2700 kilómetros, el Gobierno marroquí siempre ha defendido que es un “muro defensivo” y la parte que no controla la llama ‘zona-tapón’, si bien en sus mapas oficiales aparece todo el territorio que formaba el Sahara español.

Minas antipersona señalizadas por el Polisario en el Sáhara
Minas antipersona señalizadas por el Polisario en el Sáhara

El actual muro se construyó durante distintas fases desde 1982 hasta 1987. Es una de las zonas del mundo con mayor número de minas, sus efectos han producido más de 300 personas que han muerto o resultado heridas, la gran mayoría nómadas saharauis, además de miles de animales, en especial camellos, desde la firma del alto al fuego en 1991.

Curiosamente, Marruecos apenas se ha hecho eco de la noticia que afecta a su vecino, Argelia, que ha anunciado que su país se encuentra libre de minas, cumpliendo así la Convención de Ottawa. Es el segundo país norteafricano libre de minas antipersonas.

El otro pilar de esta nueva estrategia marroquí sobre el Sahara es redoblar la vigilancia sobre los pasaportes argelinos y mauritanos. Según la inteligencia marroquí bajo supuesta identidad argelina o mauritana hay saharauis simpatizantes del Polisario que se dedican al espionaje y transmiten informaciones a los campamentos de Tinduf.

No es la primera vez que se extreman los controles ante la aparición de saharauis con pasaportes argelinos y mauritanos. Así, en octubre de 2015 coincidiendo con la visita del rey Mohamed VI a El Aaiún, se impidió la entrada de saharauis con pasaporte extranjero por “sospechas de espionaje”, según informó entonces también el diario Al Masae.

Con estos planes se vigilará a los saharauis que viajan al territorio del Sahara con pasaportes argelinos, mauritanos o de países europeos con el pretexto de visitar a familiares, pero “usan su estancia para transmitir informaciones al Frente Polisario y Argelia”.

También las autoridades reforzarán las medidas de seguridad a lo largo de la frontera con Argelia mediante la instalación de torres de control, nuevas trincheras y radares sofisticados.

Hay que recordar que Marruecos construye, poco a poco, un muro de 150 kilómetros, que podrían alcanzar los 450, en la frontera con Argelia (son más de 1550 kilómetros, cerrada desde 1994), desde el Mediterráneo hacia el interior, con el objetivo de “asegurar la frontera contra las redes terroristas, el tráfico de droga, el contrabando y la emigración clandestina”.

Estas vallas tienen una altura de 3,5 metros y 5 de longitud, cuentan con radares y telecámaras, así como puntos de control. En ocasiones su construcción ha motivado la protesta de poblaciones marroquíes cercanas a la frontera como sucediera hace un año en Figuig.

Argelia, por su parte, vigila en su frontera con drones, patrullas, brigadas mixtas, cámaras de infrarrojos, radares móviles para vigilancia, seguridad y control. Durante el año pasado hubo incautaciones de más de 12 toneladas de drogas incluyendo hachís, con un total de 22 operaciones con el resultado de 168 detenidos y tres muertos.

Por último un apunte español, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastís, viaja este lunes 13 de febrero de 2017 de visita oficial en Marruecos tras el aplazamiento producido el pasado enero. En su extensa agenda de trabajo no preguntará por la reciente expulsión del fotógrafo free lance Bernat Millet del territorio del Sahara, su único delito: querer informar sobre el terreno, según Marruecos: trabajar “con los separatistas” al haber contactado con miembros de Equipe Media.

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS) también ha remitido una carta pública al ministro donde le solicita que reclame al país vecino que frene la brutal represión contra la población saharaui y que se paralicen las exportaciones de cualquier recurso natural proveniente del Sahara.

Sobre Jesús Cabaleiro Larrán

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona con estudios de doctorado, posee estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2016. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Ver también

Ya hay 325 falecidos por los terremotos de este mes de septiembre

Terremoto de México: balance de un gran desastre

Hace unos días informábamos del segundo seísmo que se produjo en México el día 19 …