Adios a un gran poeta: Lawrence Ferlinghetti, el último de la Beat Generation, muere a los 101 años

Lawrence Ferlinghetti, el último superviviente  de la Generación Beat, el movimiento contracultural que nació en Estados Unidos en los años 1950, escritor, poeta, editor y librero, ha fallecido a los 101 años en su casa de San Francisco (California).

Lawrence Ferlinghetti librería San Francisco
Lawrence Ferlinghetti en su librería en San Francisco

«Hasta los cien años continuó escribiendo y publicando» -ha escrito despidiendo a una gloria de las letras americanas la célebre librería City Lights Booksellers and Publisher que él fundó y en la que empezó publicando las obras de sus coetáneos Jack Kerouac, Gregory Corso, William S. Burroughs y Allen Ginsberg.

El comunicado destaca «su conocimiento y su amor por la literatura, su valor en la defensa del derecho a la libertad de expresión y el papel vital que desempeñó como embajador de la cultura estadounidense».

Precisamente, en 1957 la publicación de «Howl», un largo poema alucinado de Ginsberg y uno de los libros insignia de la Generación Beat, le valió ser juzgado por obscenidad en un proceso histórico del que finalmente salió absuelto.

Autor de la obra poética «A Coney Island of the Mind», publicada en 1958, de la que vendió más de un millón de ejemplares, algo insólito para un libro del género, Ferlinghetti –quien se definía como anarquista moral, socialista y amigo de los budistas- fue uno de los pilares del grupo anticonformista que posteriormente ha servido de inspiración a tantos poetas de las siguientes generaciones, entre ellos Bob Dylan.

Lawrence Ferlinghetti, nacido en 1919 en Yonkers, en el Estado de Nueva York, de un padre italiano que falleció antes de su nacimiento, y una madre franco-portuguesa que no soportó el golpe y tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico, pasó la infancia en Francia en casa de una tía.

En junio de 1944 participó en el Desembarco de Normandía, que prácticamente puso fin a la Segunda Guerra mundial, y un año más tarde se encontraba en  la ciudad japonesa de Nagsaki, destruida tras el  bombardeo atómico. «Estos acontecimientos hicieron de mi un pacifista», solía decir.

Tras la guerra, se trasladó a París, donde se doctoró con una beca en la Universidad de la Sorbona.

En 1953 fundó la librería en San Francisco, dedicada únicamente a la venta de libros de bolsillo, un lugar que pronto se convirtió en el centro de reunión de aquella generación de escritores que escuchaba música de jazz , leía a Aldoux Huxley y William Blake y escribía «como un corazón que late».

Más tarde editó también las obras de Charles Bukowski y Paul Bowles, y tradujo la poesía de Jacques Prevert al inglés. Autor de libros de poemas, obras de teatro y una novela, «Her», Ferlinghetti escribió muchos de sus poemas para ser recitados en voz alta acompañando temas de jazz.

Viajero infatigable, como otros compañeros de generación, en «Writing Across the Landscape», contó sus encuentros con Pablo Neruda y Fidel Castro, su paso por la España de la dictadura franquista y sus encuentros con poetas disidentes soviéticos.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.