Artico: inmersión en el mundo de los quinquis

Mención Especial del Jurado Generation de la última Berlinale, la película Artico, del salmantino Gabriel Velázquez es, además de la última de una trilogía (las anteriores fueron Amateurs e Iceberg), “su particular homenaje al cine quinqui de los años ochenta” y una interesante y modesta obra de cine de autor, realizada con un presupuesto muy alejado de los habituales.

cartel-ArticoCon el fondo de las relaciones familiares en una sociedad bastante cerrada, la de los quinquis (hojalateros) de los pueblos de la castilla profunda, plantea cuestiones como la autoridad del padre, la dependencia de los hijos y la soledad de todos, agudizadas en los últimos años por la crisis que ha tocado todos los estratos sociales.

Simón (Juanlu Sevillano, “tener un hijo a los 16 años ha arruinado mi vida”) se siente muy incómodo dentro de la gran familia de feriantes, que incluye a su jovencísima mujer y al bebé hijo de ambos; Jota (Víctor García, “sin una familia no eres nada”), quien no tiene familia que le agobie, su madre está en la cárcel, lo que quiere es crear una propia y dejar de estar solo.

Los dos tienen 20 años, viven en los suburbios de Salamanca y mientras ven como resuelven sus problemas cada mañana salen “a buscarse la vida” en lo que encuentran: matar palomas, robar cerdos o caballos, recoger de hierros de las basuras y desguaces… Los dos protagonizan, casi sin hablar, como los castellanos viejos, este drama con fuerza sobre una adolescencia sin esperanza en el futuro y un mundo adulto hecho de mujeres que pasan horas sentadas en las puertas de sus casas y hombres a los que habitualmente se encuentra en la taberna; un mundo con casi todos los defectos: sexista, machista, retrógrado, autoritario…

Artico se estrena en los cines el 27 de junio de 2014.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.