Carlos Saura pone los galones a “El coronel no tiene quien le escriba”. En un lugar de Macondo

Luis de Luis[1]

¿Y si Alonso Quijano no hubiera podido salir de aquel lugar de la Mancha? ¿Y si se hubiera quedado confinado en la aldea de por vida vigilado por el cura, el barbero y el ama? ¿Y si no le hubiera quedado otra que dejar pasar la vida por delante? ¿Hubiera tenido esperanzas? ¿Hubiera  podido soñar? ¿A qué se hubiera agarrado? ¿Hubiera sido Don Quijote?

Una y otra vez me venían a la cabeza estas preguntas durante la representación de “El coronel no tiene quien le escriba”, la novela corta de Gabriel García Márquez (probablemente su obra maestra) que Natalio Grueso se ha arriesgado a dramatizar con un respeto máximo a la prosa del Nobel y, además, nobleza obliga, con un acendrado sentido escénico.

Carlos Saura, por su parte, crea un espacio escénico fuera de todo tiempo y lugar para resaltar el aspecto humano (y hasta existencial)  del militar que espera su pensión y convertir en una meditación sobre la dignidad y el derecho a soñar (a soñarse) por infames, mezquinas o banales que sean las circunstancias.

Así, un reparto excelente se pone a la altura del reto y a unos eficientes y eficaces Jorge Basanta, Fran Calvo y Marta Suárez sirven de , por así decirlo, trampolín para que Imanol Arias y Cristina de Inza tomen vuelo y entreguen unas interpretaciones delicadísimas e intensas como el Coronel y su mujer luchando, juntos, por mantener la entereza, juntos, en su pobreza y decadencia, viviendo ante el espectador un amor suave y cómplice, lleno de sueños y miserias y refulgentes esplendores en la derrota, como tantas cosas que debieron dejar prendidas Alonso Quijano y Aldonza Lorenzo cada vez que se convertían en Don Quijote de la Mancha y Dulcinea del Toboso; hasta dentro del fondo del alma.

  1. Luis de Luis es crítico teatral

 

Ficha Artística

Dirección: Carlos Saura
Basada en la novela de: Gabriel García Márquez
Adaptación: Natalio Grueso

Coronel: Imanol Arias
Mujer del coronel: Cristina de Inza
Sabas y abogado: Jorge Basanta
Médico: Fran Calvo
Mujer de Sabas, dependienta de correos, cantinera: Marta Molina

Ayudante de dirección: Gabriel Garbisu
Diseño de escenografía: Carlos Saura
Diseño de iluminación: Paco Belda
Vestuario: Carlos Saura
Ayudante de Vestuario: Marta Suárez

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.