«Comienza oficialmente la temporada de huracanes…»

La frase que sirve de título al artículo de hoy apareció recientemente en varios portales digitales, entre ellos uno que lleva por nombre «Es Noticias», venezolano, cuyo editor es Jorge Gutiérrez, como se colige luego de leer el contenido.

Con la referida frase se dio a conocer el comienzo de la temporada de huracanes en el océano atlántico, lo cual de buenas a primeras no tendría nada de malo; pero si se detalla, se encontrará algo inadecuado que se ha repetido en infinidades de veces, por lo que vale la pena analizarlo en función de evitar la impropiedad que contiene, que conviene evitar, con la finalidad de llamar las cosas por su nombre.

José Vásquez Manzano, educador venezolano, político, articulista y aficionado del buen decir, me ha pedido mi opinión acerca de lo apropiado que sería hablar del comienzo oficial de un fenómeno natural, como se alude en la frase que he tomado de ejemplo. Le di mi parecer de forma breve mediante un mensaje por WhatsApp, y hoy voy a ampliarlo, en virtud de disipar las dudas que pudieran existir al respecto. 

Vásquez Manzano es uno de los pocos docentes que en Venezuela se ocupa de hacer un buen uso del lenguaje que emplea, además de que siempre difunde contenidos que son sumamente útiles para aquellas personas cuya herramienta básica de trabajo es la redacción de textos.

Quizás sin habérselo propuesto, el estimado profesor contribuyó para que hoy, y por cuarta vez consecutiva, me refiriera a la pobreza crítica que caracteriza al periodismo venezolano y al de otros países de habla hispana, con contadas y honrosas excepciones que se distinguen muy fácilmente. 

No se necesita ser catedrático de la lengua española ni científico, para saber que la aparición de un fenómeno natural es algo que no se decreta ni ocurre luego del corte de una cinta inaugural. Decir que «comienza oficialmente la temporada de huracanes en el atlántico», equivale a decir que, por ejemplo: «A partir de mañana comienza en todo el país el período lluvioso», o que «hoy termina la sequía».

Quizás los dos ejemplos sean arbitrarios, pues no fueron tomados de ningún medio de comunicación; pero están emparentados con el comienzo «oficial» de los huracanes, y pudieran servir para comparar y para ratificar que nadie, con excepción de Dios, está facultado para saber cuándo ocurrirá un fenómeno natural.

Otra cosa es que, por métodos científicos y aun empíricos, los estudiosos de la materia determinen y hayan determinado el lapso en que estos aparecen; pero de allí a decir que hoy o mañana habrá un inicio formal, es algo inadecuado. En todo caso, lo oficial sería el comienzo de las acciones que derivan de la aparición de los fenómenos, dado que estos ocurren en cierta y determinada época del año, para lo cual se toman las previsiones.  

Ahora, ¿por qué no podrá hablarse del comienzo oficial de la temporada de huracanes en el atlántico? Simple y llanamente porque el término oficial alude a lo que depende o «procede del Estado o de una autoridad reconocida. Que tiene la autorización o el reconocimiento necesario para algo». Desde ese punto de vista, sería ridículo y absurdo que a algún periodista, de esos a los que les gusta adornarse para leer o escribir, dijera que el presidente de la República, el gobernador del estado o el alcalde del municipio, dará comienzo oficial a la temporada de lluvia. 

Son pequeñas cosas que ajan, envilecen la lectura y demuestran el descuido de las personas cuya función es educar, entretener e informar. Pero, ¿cómo educan, cómo entretienen, cómo informan? Sus conocimientos no van más allá de las nociones básicas que obtuvieron en el bachillerato y refrescaron en la universidad, con las excepciones a las que siempre he aludido en este espacio de divulgación periodística, como justo reconocimiento a los que han entendido la importancia de escribir bien y de hablar de la mejor manera, sin menester de creerse eruditos.

Y ya que les he hablado de «Es Noticias», debo decir que, desde el punto de vista gramatical, el nombre es inadecuado, por la falta de concordancia entre el verbo y el sustantivo. En todo caso podría ser «Es noticia» (en singular) y sin necesidad de usar inadecuadamente una letra mayúscula; pero como «entre gustos y colores no han escrito los autores», el editor del mencionado portal, por cierto muy leído en Venezuela y Sudamérica, con todo derecho, podrá decir: «A mí me gusta así».  

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

David Figueroa Díaz (Araure, Venezuela, 1964) se inició en el periodismo de opinión a los 17 años de edad, y más tarde se convirtió en un estudioso del lenguaje oral y escrito. Mantuvo una publicación semanal por más de veinte años en el diario Última Hora de Acarigua-Araure, estado Portuguesa, y a partir de 2018 en El Impulso de Barquisimeto, dedicada al análisis y corrección de los errores más frecuentes en los medios de comunicación y en el habla cotidiana. Es licenciado en Comunicación Social (Cum Laude) por la Universidad Católica Cecilio Acosta (Unica) de Maracaibo; docente universitario, director de Comunicación e Información de la Alcaldía del municipio Guanarito. Es corredactor del Manual de Estilo de los Periodistas de la Dirección de Medios Públicos del Gobierno de Portuguesa; facilitador de talleres de ortografía y redacción periodística para medios impresos y digitales; miembro del Colegio Nacional de Periodistas seccional Portuguesa (CNP) y de la Asociación de Locutores y Operadores de Radio (Aloer).

1 Comentario

  1. Buenos días. Muy bueno el artículo del licenciado David Figueroa. No se puede entender, que periodistas, abogados y demás profesionales universitarios, no cuiden su ortografía, o no den uso adecuado a las expresiones.
    Esta columna contribuye al mejoramiento de esos menesteres para una excelente comunicación. Gracias, licenciado, por tan importante aporte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.