Cómo hacer que los cogollos pierdan menos peso durante la fase de secado

La fase de secado de los cogollos que sigue a la cosecha es comúnmente una de las fases más subestimadas, a pesar de ser un paso fundamental. De hecho, en esta etapa corremos el riesgo de arruinar completamente la calidad del producto final en unas horas, aunque hasta ese momento lo habíamos hecho todo bien. Por eso es muy importante conocer las técnicas básicas de secado, así como las condiciones ideales en las que debe desarrollarse este proceso.

¿Cómo y cuándo empieza el secado de los cogollos? ¿Existen técnicas para acelerar el proceso de secado?

Una vez que hemos cortado las plantas, y que hemos gastado unas horas en quitar de cada cogollo todas las hojitas que no necesitamos, empieza la fase de secado y curación. La gana de probar nuestro producto es mucha y la simple idea de esperar aún un par de semanas nos parece una tortura después de los meses de duro trabajo.

Creo que cualquier cultivador del mundo por lo menos una vez en su vida haya tratado de acelerar el proceso secado, a veces reduciéndolo a unos pocos días o incluso horas.

Buscando en internet podemos encontrar decenas de técnicas para conseguir secar las flores de cannabis de forma más rápida, hay quien sugiere exponerlas al sol, quien de ponerla en un deshidratador eléctrico, hasta quien utiliza el horno a bajas temperaturas para conseguir secar los cogollos en unos pocos minutos.

Si aún os estáis preguntando ¿Existen técnicas eficaces para acelerar el secado? La respuesta, por desgracia, es ¡No!

Más rápido intentaremos secar nuestros cogollos más calidad iremos perdiendo, en términos de potencia y sabor, ya que la curación para el cannabis es tan importante como la maduración para la fruta.

Comer una manzana aún verde puede satisfacer nuestra hambre de forma inmediata, pero nunca tendrá el sabor y las propiedades nutricionales de una manzana madura. Podríamos intentar con miles de técnicas diferentes hacerla madurar más rápidamente, pero al final solo conseguiríamos algo a sabor de manzana no madura, no importa que sea suave, tierno, crujiente o seco, el sabor siempre sería lo mismo.

Y lo mismo pasa con los cogollos, el proceso que genera el sabor peculiar de la genética y que permite a los cannabinoides madurar hasta su máximo nivel, necesita su tiempo y las condiciones ambientales adecuadas.

Un cogollo que se ha secado en pocos días mantendrá el sabor «verde» de recién cortado, hasta si intentamos darle humedad otra vez. Por su parte, el THC necesita tiempo para madurar correctamente y conseguir un nivel que nos permita notar su efecto, además los cannabinoides pueden secarse en parte o totalmente si se expone el cogollo a fuentes de calor incluso durante poco tiempo.

¿Cómo aumentar el peso de tus cosechas durante la fase de secado?

Cannabis secado More Grams

Excluyendo las trampas que hacen algunos malintencionados para hacer que su hierba sea más pesada, para ganar más dinero de su venta ¿Hay una forma de incrementar realmente el peso de los cogollos?

Desde hace unos años Cannaboom ha lanzado en el mercado un producto único al mundo: More Grams. Se aplica solo en las dos últimas semanas de floración (justo antes del lavado de raíces) y permite incrementar el peso de tu cosecha desde un 5 hasta un 10 por ciento.

More Grams actúa transformando parte del agua contenida en los cogollos en masa orgánica, haciendo que pierdan menos peso durante la fase de secado. Es un producto completamente natural que actúa directamente en los procesos bioquímicos de la planta, rellenando los cogollos con fibra vegetal, almidón y proteínas, rindiéndolos más densos, duros y pesados.

Muchos cultivadores ya han quedado satisfechos con este producto, ya que es el único presente en el mercado que puede influir en el secado de los cogollos, precisamente por eso aconsejamos su uso a todos los agricultores independientemente de su nivel de experiencia.

También sería interesante integrar estimuladores de floración a tu cultivo para potenciarlo todavía más.

¿Cuál es la forma correcta de secar los cogollos? 

La forma correcta para secar tus flores es ponerlos en un sitio oscuro y bien ventilado manteniendo la humedad siempre entre el 45 y el 55 por ciento y la temperatura entre los 18 y los 24°C, a estas condiciones los cogollos deberían tardar un máximo de dos semanas en secarse.

Es muy importante tener siempre bajo control el nivel de humedad, ya que es suficiente una hora de aire seco (por ejemplo, al 35 por ciento de humedad) para transformar nuestros preciosos cogollos en paja, que se desmorona sólo tocándola, que no sabe a nada y que no nos hace ningún efecto.

Por otro lado, demasiadas horas con una humedad superior al 55/60 por ciento podrían estimular el desarrollo de moho y hongos en el interior de los cogollos más grandes, sin que pudiéramos darnos cuenta.

Este pasaje es muy importante y los primeros días son lo más críticos, hay que conocer bien el clima del sitio donde cultivas y ser consciente de los posibles cambios repentinos de temperatura y humedad.

El uso de una habitación o armario cerrado con una extracción de aire regulable (como la misma cámara de cultivo) es seguro la mejor elección, ya que el clima exterior influye mucho menos en el proceso de secado.

Si te encuentras en un sitio o en una temporada con altas temperaturas y el aire muy seco es aconsejable limpiar los cogollos sin quitarlos de la planta, en seguida cortar la planta desde la base y colgarla a secar entera cabeza abajo. De esta forma toda el agua contenida en el tronco y las ramas se redistribuirá gradualmente en todos los cogollos evitando un secado demasiado rápido.

Por lo contrario, si te encuentras en un sitio o en una temporada con bajas temperaturas y mucha humedad, mejor quitar los cogollos de la planta y partir los cogollos más grandes, reduciendo así las posibilidades de que se creen hongos y mohos en las partes más húmedas.

Si consigues mantener la cámara de secado a temperatura y humedad constantes en quince días los cogollos tendrían que estar a su punto, pero si el clima no te permite hacerlo tendrás que adaptarte alargando o reduciendo el tiempo de secado.

Por ejemplo, si la humedad empieza a bajar será necesario dejar los cogollos más tiempo secando, ventilando lo más posible la habitación. Por lo contrario, si el aire es muy seco será necesario quitar las flores y encerrarla en un bote o frasco por dos o tres días, y seguir abriendo el bote o frasco todos los días removiendo bien su contenido y dejándolo abierto un tiempo, desde pocos minutos hasta unas horas, dependiendo de cuánto de húmedos estén los cogollos. Cuando todos los cogollos se queden secos dentro del bote o frasco una vez cerrado, será por fin el momento de disfrutar de nuestra cosecha.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.