Continúa la crisis diplomática con Bolivia

La Asamblea de Apoyo a Bolivia, que integra numerosos colectivos y partidos políticos europeos, insta nuevamente a condenar la actitud de los gobiernos de España, Francia, Italia y Portugal al negar y prohibir acceso en el sobrevuelo de su territorio nacional: “países que han tratado al presidente Evo Morales, peor que si fuera responsable de crímenes de guerra o de terrorismo”, informa Carmen Chamorro.

El presidente de Bolivia, Evo Morales. Foto: Télam
El presidente de Bolivia, Evo Morales. Foto: Télam

La Asamblea estima que no de justifica de ninguna manera el cierre del espacio aéreo de estos cuatro países a un vuelo presidencial, ante la sospecha de que a bordo del avión en el que viajaba Evo Morales estuviera el extécnico de la CIA Edward Snowden.

En el contexto actual europeo, la Asamblea considera que esta actitud, calificada de “ofensa” debe ser, no solamente clarificada sino enmendada, por los gobiernos europeos, “culpables de este vergonzoso comportamiento”.

Los países de la Unión de Naciones Suramericanas UNASUR han acordado asimismo conformar una Comisión de Seguimiento, encargando a los Cancilleres respectivos la tarea de desarrollar las acciones necesarias para el esclarecimiento de los hechos.

Frente a estas actuaciones europeas, UNASUR señala que el proceso de construcción de la “Patria Grande”, debe consolidarse en pleno respeto a la soberanía e independencia de los pueblos, “sin la injerencia de los centros hegemónicos mundiales”.

En este sentido, Carlos Ramírez, comunicador popular y trabajador de la Fundación para el Desarrollo y Promoción del Poder Comunal de Venezuela, dijo que “en Venezuela estamos construyendo otras formas de hacer gobierno”. La afirmación fue hecha estos días en el marco del X Encuentro Estatal de los colectivos de solidaridad españoles con la Venezuela Bolivariana. Durante su exposición de motivos, Ramírez explicó que en Venezuela se están “construyendo, otras formas de hacer gobierno, otras formas de hacer política. Nos consideramos un país revolucionario, porque hemos asumido ese camino indetenible de transformar las condiciones materiales, culturales, espirituales y económicas de nuestro pueblo”.

Según su descripción, no se trata de un modelo homogéneo que trata de construir una estructura rígida, sino que hay múltiples formas de participación. Hay una cantidad de organizaciones de diferente tipo, culturales, barriales, de mujeres, de jóvenes, cooperativas, construyendo distintas formas de participación, añadió Ramírez.

En su intervención, el comunicador popular explicó que una de las experiencias concretas para hacer efectiva esa participación son los Consejos Comunales “en los que se agrupan las distintas organizaciones populares, en una gran asamblea para definir el modelo de comunidad que se quiere y un plan para su construcción”.

La actividad se constituyó en un espacio para el intercambio de experiencias y el debate sobre la construcción y fortalecimiento del poder popular. Los participantes insistieron en la necesidad de profundizar los mecanismos de cooperación y solidaridad entre los pueblos de España y Venezuela. En este encuentro, se instalaron cuatro mesas de trabajo en las que colectivos populares venezolanos y españoles intercambiaron experiencias sobre temas relacionados con la lucha de género, los procesos constituyentes y los cambios de sistema, el papel de los medios de comunicación, entre otros.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.