El ajedrez aspira a ser deporte adicional en los Juegos Olímpicos de París 2024

0
260

La campaña en favor de la presencia del ajedrez en los Juegos Olímpicos de París 2024 como un deporte adicional se inició oficialmente el martes 12 de febrero de 2019.

Logo del Ajedrez para optar a los Juegos Olímpicos París 2024.
Logo del Ajedrez para optar a los Juegos Olímpicos París 2024.

El más que milenario juego quiere ser uno de los cinco deportes adicionales que formarán parte de los citados Juegos Olímpicos. Ya se han presentado veinte candidaturas de disciplinas como la pelota vasca, el esquí acuático, la petanca o el billar.

El presidente de la Federación Francesa de Ajedrez (FFE), Bachar Kouatly se muestra confiado: “Presentamos el archivo el 30 de enero con la ayuda de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). Es un registro sólido, creo que logramos mostrar cuál es nuestra disciplina” Tras no haberse conseguido para los juegos de Tokio 2020 (lo consiguieron el surf, kárate, monopatín, béisbol y escalada) recordó que el proceso será “largo y complicado”.

El Comité Olímpico Internacional (COI) reconoció el ajedrez como deporte en 1999 y en el año 2000 fue incluido como exhibición en los Juegos de Sidney. Se recuerda que tiene un “atractivo mundial genuino”, así se practica en 189 países, más de 600 millones de personas lo juegan en todo el mundo, se disputan seis millones de partidas diarias, más de 2000 millones anuales. Se ha incluido en el programa olímpico los formatos más ágiles, el rápido y el blitz o relámpago.

Entre los cinco argumentos que se han empleado se encuentran el renacimiento del ajedrez gracias a lo digital: convertirse en campeón a cualquier nivel nunca ha parecido tan accesible. Si los puristas del juego siempre prefieren el tablero de madera, el auge del ajedrez se produce en terreno virtual. Están en todas partes, en ordenadores, teléfonos inteligentes, Internet… Incluso el campeón mundial Magnus Carlsen, “juega y gana torneos blitz en línea”, recuerda el presidente de la FIDE, el ruso Arkady Dvorkovich.

La plataforma más grande del mundo, Chess.com, está a punto de superar los 27 millones de jugadores registrados y se estima en 5 millones la cantidad de partidas jugadas diariamente en Internet. El ajedrez se ha acercado a la juventud, muchos jóvenes practican la disciplina (ya hay grandes maestros de doce y trece años). Por ejemplo, en Francia el 68 por ciento de los jugadores son menores de veinte años.

Otro punto son los formatos televisivos: los responsables de la FIDE confían en “formatos espectaculares y más adaptados a la televisión” y no el de partidas clásicas de larga duración. Se prevén las partidas rápidas, 30 minutos.

La campeona francesa Sophie Milliet juega con el presidente de la FIDE.
La campeona francesa Sophie Milliet juega con el presidente de la FIDE.

Torneo Mixto: Habrá un torneo mixto, un modelo del progreso e igualdad entre los sexos. Un torneo de mujeres también está previsto. “Los hombres han estado jugando al ajedrez durante quinientos años, las mujeres durante setenta años”, señala la campeona francesa junior en 2207 y 2008, Mathilde Choisy.

La dimensión deportiva de la disciplina: se trata de demostrar a toda costa que el ajedrez es un deporte de esfuerzo físico. Esta es la culminación del lanzamiento de la campaña en torno a 2024. Sí, obviamente, “puedes perder más de un kilo en un juego de ajedrez de seis horas, porque requiere mucha concentración, estrés”, dijo Kouatly. Se quiere crear conciencia de un deporte que, a pesar de Internet, todavía sufre de una imagen demasiado inaccesible según Dvorkovich.

La seis veces campeona francesa, la maestra internacional Sophie Milliet señaló: “Practico deportes cinco veces a la semana, principalmente bádminton, ejercicios y ciclismo, deportes que son un poco intensos físicamente. Me permite cometer menos errores y rendir mejor cuando juego. Hay aspectos que compartimos con otros deportes como la comida y la psicología. Por eso creo que tiene todo su lugar para ser reconocido por el Comité Olímpico Internacional.”

Por último, el contexto simbólico: Para Bashar Kouatly, “el torneo de ajedrez olímpico se jugará en la Sorbona. Aquí es donde Pierre de Coubertin anunció hace casi 130 años el restablecimiento de los Juegos Olímpicos”. Además, 2024 será un año importante, el del Centenario de la fundación de la Federación Internacional de Ajedrez en París.

Precisamente, el sábado 16 de febrero con motivo del 250 aniversario del nacimiento de Napoleón (1769-1821) se jugará una partida conmemorativa entre dos grandes maestros, el holandés Jorden Van Foreest y el francés Maxime Vachier-Lagrave. Hay que recordar que Napoleón da nombre a una apertura ajedrecística, 1e4 e5 2.Df3.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2016. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.