El Mundo, La Ración, Díaz Ferrán y los sindicatos.

“Gerardo Diaz Ferrán, el expresidente de la CEOE que recomendaba a los demás «trabajar más y cobrar menos» para salir de la crisis, reunió un patrimonio inmobiliario de 88 millones de euros, que incluía una finca en Toledo con restos de un castillo medieval declarado bien de interés histórico-artístico.

Lucas León

Diaz-FerranEs un dato recogido en un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, entregado al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, quien mantiene en la cárcel a Díaz Ferrán desde el 4 de diciembre de 2012 acusado del vaciamiento patrimonial de Viajes Marsans para no pagar a los acreedores de la empresa, a quienes debe unos 400 millones de euros. (De la prensa nacional)

¿No se acuerdan de Díaz Ferrán? Fue el anterior presidente de la CEOE y en su discurso venía a decir las mismas cosas que dice el actual. Era el “empresario modelo” para Esperanza Aguirre y donante preferente del PP. Está en la cárcel acusado de una docena de delitos y unos débitos superiores a los 400 millones de euros.

Pues el periódico “El Mundo” y el panfleto “La Ración” nutren a sus lectores diariamente con datos a cuentagotas de la querella que el sindicato -¿?- “Manos Limpias” ha puesto contra la UGT de Andalucía, a la que como no podía ser menos, se han adherido el PP y UPyD.

Aclaro que nunca he sido militante de UGT y que, en otro tiempo, competí, duramente, con sus líderes y políticas sindicales, pero ahora, por un quítame allá esas gambas está siendo linchada por la derecha mediática de esto que llamamos patria o peña con moscas fascistas, por encargo con comisión de la banca especulativa, también nacional.

Si la UGT ha desviado fondos destinados a otros usos para gastos generales del sindicato debe ser condenada. Por lo pronto, en un gesto que le honra y que deberían seguir todos los implicados como presuntos desviadores, comisionistas o cobrasobres, ha devuelto las cantidades en litigio o presunción.

Pero lo llamativo del caso son las cantidades por las que los órganos de propaganda del nacionalpeperismo mantienen una diaria campaña de desprestigio, con la oculta intención de que los ingenuos lectores o militantes alcancen el “todos son iguales” que los liberaría de sus abundantes latrocinios y corrupciones y liquiden el sindicalismo como forma de defensa ante sus latientes atropellos.

La cantidad más llamativa, presuntamente desviada, corresponde a una factura de 2.000 euros, como resultado de una comida de feria, en homenaje a 20 sindicalistas jubilados, pero en la que participaron hasta 200 personas. Quiere decir que salieron a cerveza y gamba por cabeza.

Por ese “volumen” el PP se adherido a la querella y solicita la “inmediata dimisión” y depuración de todo sindicalista que huela a marisco en veinte kilómetros alrededor de la sede ugetista de Sevilla.

¿Por qué no se aplican el cuento y su propia medicina y dimiten hasta el portero de Génova 13?

En serio. Este es un país cínico y miserable. Alguien, empresario modelo y donante, puede robar 88 millones y deber otros 400 que nadie, y mucho menos que nadie el PP y Manos Limpias, se van a querellar contra él. Se querellan, calumnian y desprestigian a 20 sindicalistas que se toman una cerveza con gambas en Feria.

Se instalan en la “limoná” y se olvidan de la “chicha”. En el pecado llevan la penitencia.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.