España: cinismo y cobardía

Hoy la situación de España es dramática. La última cifra conocida indica que hay más de seis millones de parados y dos millones de familias que no reciben ninguna prestación.

Las previsiones de las Instituciones internacionales vaticinan un periodo largo de recesión y estancamiento de nuestra economía y confirman que el objetivo marcado de reducción del déficit se aleja a pesar de los brutales recortes que el gobierno del Sr. Rajoy ha realizado; los pilares básicos del Estado de Bienestar han sido devastados por las acciones gubernamentales, nuestra Sanidad Pública está en la UVI y la Educación Pública ha sido sometida al tercer grado y será aniquilada con la aprobación de la ley Wert; la ley de Dependencia, cuyo desarrollo era incipiente a la llegada del Partido Popular al gobierno de la nación, ha sido decapitada y la situación de nuestros dependientes es propia de países subdesarrollados; las relaciones laborales están absolutamente desequilibradas a favor de los empresarios, la Reforma Laboral de Rajoy mediante despidos baratos y ERES a la carta está siendo un tsunami que destruye puestos de trabajo de manera masiva.

Todo ello sólo en año y medio de gobierno del Partido Popular con Rajoy de presidente, opina Carlos Barra Galán1.

En este durísimo periodo las explicaciones del Gobierno a los españoles han sido escasas, evasivas y sin asunción de ninguna responsabilidad; sus continuas referencias a la herencia recibida y a la crisis global no son de recibo, pues parecería que el Sr. Rajoy no conocía la situación española cuando en campaña electoral prometía saber sacarnos de la crisis y asimismo que desconociera entonces la situación internacional; ambas cosas son inimaginables teniendo en cuenta, por un lado, que el PP gobernaba desde hacía muchos años en un buen número de Comunidades Autónomas y Ayuntamientos y por otro que los datos de la crisis global eran conocidos públicamente. Llegados a este punto cabe plantearse una serie de cuestiones. Veamos:

  • ¿Qué ha caracterizado al comportamiento de este Gobierno desde que llegó al poder?
  • ¿Cuál es la situación actual del PP como partido que sustenta al Gobierno?
  • ¿ Podemos creer como ciertas las palabras del Presidente afirmando que sabe lo que tiene que hacer para sacar al país de la dramática situación en que se encuentra?
  • ¿Es posible un Pacto de Estado que incluya al PP y que conlleve el necesario cambio de la política económica y social que nos está llevando a la pobreza y a la pérdida de la cohesión social?.

En mi opinión en relación a la primera cuestión, el comportamiento del gobierno y su presidente ha estado presidido por dos características principales: por un lado un autoritarismo en la toma de decisiones, la mayoría adoptadas mediante decretos-leyes hurtando el necesario debate político que exige la democracia y por otro la opacidad y el oscurantismo, que ha llegado a niveles tan esperpénticos como negarse a admitir preguntas de los periodistas en las escasas ruedas de prensa que el Presidente Rajoy ha efectuado.

Respecto a la situación actual del PP, parece obvio afirmar que es muy nocivo para la “marca España” que el partido que sustenta al gobierno esté inmerso en el mayor caso de corrupción que ha conocido nuestra democracia, el caso Gürtel; que hayamos conocido que la sede nacional del PP haya contratado hasta 2005 con las empresas del Sr. Correa por cifras millonarias de euros, que existan indicios muy fundados de financiación ilegal del partido y que los papeles del extesorero Sr. Bárcenas hayan puesto de manifiesto la existencia de sobresueldos para un número muy importantes de dirigentes, algunos de ellos miembros del gobierno actual. Concluyendo, el Partido Popular es un partido bajo sospecha y no parece ello sea compatible con la estabilidad, seriedad y credibilidad que un partido de gobierno debe aportar a la sociedad, más aún en momentos tan difíciles como los actuales.

Respecto a la certeza de las afirmaciones del Presidente, indicando saber que hay que hacer para salir de esta dramática situación, discrepando de aquellos que reiteran una y otra vez que el Gobierno se está equivocando en las medidas a adoptar, mi opinión es que el Gobierno está haciendo lo que quiere hacer; el Gobierno Rajoy es el brazo ejecutor de las políticas impuestas por los poderes económicos y financieros a través del Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, el Gobierno Rajoy participa de manera activa en el proceso de destrucción del Estado de Bienestar que gozamos en Europa y que el capitalismo económico y financiero internacional ha decidido hacer desaparecer. Los intentos de desprestigio constante a los sindicatos para avanzar hacia unas condiciones laborales de semi-esclavitud, la obstrucción casi permanente del debate político y las medidas reaccionarias adoptadas utilizando la austeridad como bandera, nos llevan hacia una sociedad dual en la que una amplia mayoría de la ciudadanía vivirá en condiciones de precariedad y una selecta minoría detentará casi la totalidad de la riqueza. En mi opinión, el Sr Rajoy sabe lo que hace, cumple a rajatabla los mandatos que se le imponen y con un cinismo absoluto pide a los españoles que tengan paciencia.

Para ir concluyendo, respecto a la posibilidad de lograr un “Pacto de Estado” para generar empleo, preservar la cohesión social y garantizar la persistencia de los servicios públicos esenciales del Estado de Bienestar, se haría necesaria una rectificación de tal nivel en los planteamientos políticos del gobierno actual y el partido que lo sustenta(PP) que ciertamente lo contemplo como muy improbable, toda vez que ello significaría renunciar a su verdadero programa, ese que ocultó a los españoles en la campaña electoral. En consecuencia, de no producirse esa rectificación, la sociedad española no puede quedarse inmovilizada viendo como se destruyen todos los logros conseguidos; a pesar del descrédito de la actual clase política, debe movilizarse exigiendo elecciones generales para posibilitar un nuevo ejecutivo que genere alguna esperanza y ponga fin a la actual política de austeridad y recortes que condena a nuestro país a un futuro de paro, pobreza y subdesarrollo. La política cínica y cobarde del gobierno Rajoy no permite más dilaciones.

  1. Carlos Barra Galán es médico del Sistema Madrileño de Salud, Médico Especialista en Gerencia de Áreas de Salud, exgerente de Hospital Universitario, exdirector Provincial de Insalud. Licenciado en Derecho

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.