Facebook censura un artículo sobre Interviú por reproducir portadas

Los responsables de Facebook sostienen que las fotografías de portadas consideradas emblemáticas por Ignacio Fontes, quien fue director de Interviú, vulneran las normas de la red sobre «desnudos y actividad sexual».

Ignacio Fontes publicó el 17 de enero de 2018 un artículo [1] «Interviú: el ruido y la furia» en el que recordaba no solo su etapa de director de Interviú, sino que señalaba números y fechas significativas para la evolución de esa revista, y propuso acompañar ese artículo con algunas de las portadas de la revista que consideraba emblemáticas.

Ese artículo se publicaba siguiendo el hilo informativo de la decisión del Grupo Zeta de proceder al cierre de las revistas Interviú y Tiempo.

Los pies de foto propuestos por Fontes fueron:

  1. Marisol, la mítica portada de Interviú con la foto de César Lucas.
  2. Primer número de Interviú.​
  3. El primer millón de ejemplares, sobre el papel: sin auditoría de la OJD.
  4. Censura empresarial para proteger al cacique balear Abel Matutes.

Hay que reconocer que al subir esa información, junto a un comentario editorial, a las redes sociales, hubo dudas sobre cómo sería considerada, y sobre si los responsables de esas redes darían prioridad al interés informativo o a unas normas internas que entendemos están para velar para que  sus miembros puedan sentirse ofendidos por algún contenido.

Reconocemos el derecho de Facebook a establecer las reglas que estime convenientes para quienes participen en su red, aunque discrepamos de que sea igual publicar una fotografía de una mujer desnuda o que induzca a alguna actividad sexual a reproducir portadas en las que puede aparecer un desnudo, explicadas debidamente en un contexto amplio informativo, que ayuda a quien lo lee a entender mejor la sociedad en la que vive, o en este caso, a cómo era la sociedad de aquellos años.

Estamos por lo tanto en desacuerdo con este acto de censura de Facebook, porque consideramos que quienes siguen esa red son personas adultas a las que no puede dañar su sensibilidad ver una portada de revista, o un cuadro, o una escultura de una persona desnuda, al ser manifestaciones culturales o artísticas que no pretenden atentar contra «la moral y las buenas costumbres».

Y animamos a Facebook a revisar los criterios de sus normas internas, para que en su aplicación no se vulneren las expectativas de las personas que sí buscan en la red repuestas al qué, quién, dónde, cuándo y cómo, que ha guiado el interés de millones de lectores, antes compradores de periódicos y revistas, y ahora usuarios de las redes sociales.

Enlace:

Interviú: El ruido y la furia

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.