Festival Flamenco 2015 en Madrid

Durante todo el mes de junio se están celebrando con el patrocinio de la  Comunidad de Madrid los festivales Suma Flamenca y Flamenco Madrid, con representaciones de artistas de lujo en la Sala Roja de los Teatros del Canal, Teatros de la Abadía, Círculo de Bellas Artes , Teatro Fernán Gómez , tablaos, Alcalá de Henares, Aranjuez, El Escorial y más.

Madrid tiene la suerte de ser la  capital, el punto de reunión y de presentación de las esencias. El de 2015 es el décimo festival de todas las esencias flamencas, desde el más puro y ancestral a las versiones y fusiones más contemporáneas, poniendo a este arte en la categoría que le corresponde. El arte flamenco, todo un símbolo cultural español de primer orden, se ha convertido en un universal. No hay país en el mundo donde no se conozca, respete y admire este arte de raíces y tradiciones varias pero que solo en España ha ido adquiriendo unas señas de identidad únicas. El Flamenco está más vivo que nunca, en todas sus versiones y fusiones. Así lo estamos viendo.

Por la Sala Roja de los Teatros del Canal acaban de pasar José Mercé,  estrellas de baile flamenco como Lola Greco, Jesús Carmona, Karime Amaya, Sergio Bernal  y Ana Arroyo en el espectáculo Flamenco EstrellasArcángel, Rocío Márquez, Olga Pericet y Antonio Canales.    

José Mercé. Teatros del canal. Sala Roja. 2015. Foto Manuel Rodriguez

José Mercé, una leyenda viva del flamenco, ha presentado en estreno absoluto Íntimo y Flamenco. El maestro del cante, ha dejado atrás en esta ocasión toda la  ruptura de fronteras que inició a finales de los años noventa y ha vuelto a recrear el tablao   en la sala de un teatro. Profusión de focos como iluminación, la escenografía más sencilla de las típicas sillas de enea para él, su guitarrista Manuel Parrilla y sus palmeros Merce y Chicharito.

José mercé. Suma Flamenca 2015. Teatros del canal. Foto Manuel Rodríguez
José mercé. Suma Flamenca 2015. Teatros del canal. Foto Manuel Rodríguez

Mercé sigue teniendo una voz portentosa, que modula a compás de lo va sintiendo. Y no es que tenga duende; él es el duende. El jerezano fue desgranando Malagueñas, Soleás, Tigrillas, Aires de Jerez y de la Abuela, Tarantos de Almería, Alegrías de Cái, Bulerías…El maestro domina el arte de las pausas, los pitos, el significado de las notas de énfasis de la guitarra así como su acompañamiento. El maravilloso instrumento de percusión que son las palmas o compás, la variación de sus ritmos; todo se aúna en un espectáculo total. Que no falte en el cante la expresión integral de los sentimientos; la voz se acompaña de los gestos, faciales y corporales, el ritmo que se sigue con los pies tanto si está sentado como en pie. Ese es el secreto del flamenco que todo el mundo entiende. Todo lo que se expresa o cuenta con la voz, el rostro, el cuerpo, los pies, los pitos, la guitarra, el compás de las palmas, en un conjunto donde nada sobra, donde si algo faltara no estaría completo…

Arcángel de la tierra de Huelva y arcángel por la voz y por todo lo demás. Hace poco tuvimos el placer de verle, oírle y reseñarle, con ocasión del estreno de la ópera El Público, en el Teatro Real de Madrid.

Arcángel. Suma Flamenca 2015. Foto Manuel Rodríguez

Es extraordinario su concepto del espectáculo, en una escenografía de la que él y la iluminación cambiante, forman parte fundamental. Por cómo se mueve en el escenario, las modulaciones y sostenidos increíbles de la voz, cómo su cuerpo se mueve, se balancea, se mece  a ritmo de las cadencias sonoras, el diálogo de las guitarras de Miguel Ángel Cortés y Dani de Morón, la percusión a ratos de Agustín Diassera y esos mellizos espectaculares llevando el compás, los Mellis.

Él va creando y transformando la coreografía. Al principio cada guitarrista ocupa un extremo del escenario. Sólo una tenue luz los ilumina.  Arcángel aparece como de la nada, empieza a cantar junto a la guitarra de ese extremo, luego va caminando imperceptiblemente hasta la guitarra al otro lado. Sin compás ni percusión, solo voz y rasgueos. Impresionante. Siempre una iluminación sabia, moviéndose de punto a punto, siguiendo los movimientos de los artistas. Se van las guitarras. Entra la percusión y el compás. Vuelven las guitarras, dialogan entre ellas, y a veces el diálogo es a tres, de las cuerdas de las guitarras y las cuerdas vocales del cantaor. Cuando se sienta a cantar es impresionante como todo su cuerpo sigue lentamente una cadencia con las modulaciones de la voz, acompañando a la voz, todo es uno, él logra que todo sea una unidad inseparable, armónica, ¡no hay palabras! Hay que verlo.

Hay una segunda parte, que él crea,  apareciendo de pronto en medio de la sala, moviéndose arriba y abajo por la platea, por las gradas, siempre entre el público más alejado del escenario, en un gesto de cercanía y cortesía. Y ahí surgen los cantes de copla que culminan con una emocionante Bien pagá; y ya el corazón –supongo que los corazones- saltan del pecho, es que ya no se puede sentir más intensamente, todo desaparece, solo existe ese momento… Deja solas a las guitarras, para que se hablen, se cuenten, giman, se amen, se alejen, en un diálogo que no necesita palabras… La palabra puede ser engañosa; el cuerpo y la música nunca mienten…Y ahora vuelve él al escenario, mece la voz, mece todo el cuerpo en un ritmo perfecto; Ay mi pena, quien no paga en esta vía, tié cien años de condena, ¡qué agudos! las guitarras ponen el énfasis.

Se despide. Estamos aquí para dar todo lo que llevamos dentro. La cultura flamenca es de todos, se escucha con el corazón. Y este ambiente que percibimos, para nosotros es impagable. Despide a su equipo. Y ahora ¡Alegrías! Tirititran, tran tran, Ay Maestranza de Sevilla, donde la manzanilla late…

Todavía nos regala con unos fandangos de su tierra de Huelva. Y ahí la sala, llena a rebosar, se incendia de entusiasmo emocionado.

Rocío Márquez al cante. Canta y dirige este espectáculo que ha querido llamar El niño andando por los campos marcheneros, en el que vuelve a poner en valor al a menudo denostado Niño de Marchena, Pepe Marchena y reivindicado antes que por Rocío por monstruos sagrados como El Camarón de la Isla o Enrique Morente. Dicen que Rocío impersona al Niño, lo trae al presente ¡y de qué modo! Dicen que cada letra y cada respiración han pasado por Marchena. Ni ejercicio de nostalgia, ni diferencia entre lo viejo y lo nuevo; todos los mitos están presentes. Y Rocío juega con ellos, moviéndose por esos campos marcheneros con una versatilidad de auténtico asombro.

Rocío Márquez. Suma Flamenca 2015. Teatros del canal. Foto manuel Rodriguez

Está bien. Pero la voz de Rocío, las inflexiones de esa voz, las variaciones de esa voz, a mí me sacan a menudo de los campos marcheneros, o quizá todo lo que oigo forma parte de esos campos que no domino. Pero hay veces que Rocío me suena a excelente fadista, otras a una Barbra Streisand y su riqueza de voces y en un par de agudísimos a una Whitney Houston rediviva. Hay veces que me pregunto, ¿esto es flamenco? Dicen que trae a Marchena al presente, yo creo que lo lleva al futuro.

Hay mucho público joven para ver y oír a Rocío Márquez, rubia de ojos azules, cantaora y cantante que lo ha aprendido todo del vanguardismo, el clasicismo, el mairenismo, el flamenquismo, el jondismo. Está bien acompañada, por los guitarristas Pepe Habichuela y Manuel Herrera, la guitarra eléctrica de Raúl Cantizano, la batería y percusiones de Antonio Montiel, la voz de El Niño de Elche y el compás y voces de Los Mellis. Ha creado una iluminación  que comienza con un juego de siluetas,  y luego sigue jugando, -porque aquí todo es un juego – con el negro y blanco y que no solo es un juego de movimiento por donde se mueven los actores, también es un juego de acompañamiento de la voz de Rocío, de las guitarras, de la percusión, del cantaor…Iluminación que marca, sobre todo los agudos, y el agudísimo de ese cante fantasmal con el que inicia la segunda parte…

De ella dice Habichuela: Es joven todavía, pero tiene un puntito muy bueno… Canta con Habichuela, luego con Herrera, luego hay un trío, ella y las guitarras, luego solo de guitarra del gran Habichuela, solo de guitarra de Herrera, sigue un dúo de las dos guitarras, que emociona, que casi lleva al saltar de lágrimas de gozo de escuchar tanta belleza, tantas cuitas, tanta profundidad. Magistral.

Y esa segunda parte de guitarra eléctrica y percusión con Los Mellis al compás y al cante cuando hace falta; y ella con ese agudísimo que asciende hasta el cielo que parece no terminar nunca, que se pierde por el cosmos. Los campos marcheneros parecen no tener fin, se extienden infinitamente… Pero aquí hay solo juego, todo es juego. Juego y espectáculo. En lugar de aquel All that Jazz, que tanto nos emocionó hace años, nos surge un espontáneo All that Show. ¡Esto es diferente!

Se despide felicitando al público por mostrar una mente tan abierta con su espectáculo, dando a entender que no siempre ha sido así. Y luego nos regala con dos cantes a capella…

Antonio Canales, el canto del cisne.

Antonio Canales. Suma Flamenca 2015. Teatros del canal. Foto Manuel Rodríguez
Antonio Canales. Suma Flamenca 2015. Teatros del canal. Foto Manuel Rodríguez

Este no es el Antonio Canales de otros años, de otras épocas, que él, de algún modo rememora en esta Moneda de dos caras que da título a este estreno en Madrid. Hace un recorrido, bellamente recitado, por la historia de su vida y la historia de sus éxitos y arrepentimientos.

Como si nos llevara por aquellos años jóvenes en que debutó como bailarín en el Ballet Nacional, del que llegó a ser solista; por su experiencia parisina en el ballet de Maguy Marin, o cuando fue invitado a coreografiar el Festival Versalia en Italia. Por sus innumerables galas internacionales, sus más de cincuenta creaciones como bailarín. O cuando fundó en 1992 su propia compañía, que debutó en Bilbao con A ti, Carmen Amaya; 1993 en que estrenó Torero, gran éxito en su gira por Canadá y más de setecientas representaciones en España, por la que estuvo nominado a los Premios Emmy en 1995 y fue Premio Nacional de Danza. En 1997 fue el representante de Europa en el Festival Internacional de Danza. En este siglo triunfó como coreógrafo con Cenicienta en el 2000 y con Ojos Verdes en 2003. Es autor de la novela Sangre de Albero  y protagonista del largometraje Vengo

Antonio Canales. Suma Flamenca 2015. Teatros del Canal. Foto manuel Rodriguez

Siempre le quedará a Antonio Canales y a su público fiel y entregado, la memoria de sus años gloriosos, con sus luces y sombras en su trayectoria personal. Ahora en esta Moneda de Dos caras, hace un profundo, amargo y autocrítico recuento de su vida en el que desnuda su alma, mostrando muy arriesgadamente su vulnerabilidad…

Moneda de dos Caras, es un trabajo muy elaborado, profundo y triste. Triste porque muestra un Antonio Canales con un gran deterioro corporal. Representa más de sus cincuenta y tres años. Un bailarín, en activo desde muy joven, normalmente conserva su figura, su movilidad, su cintura,  hasta más adelante. Alguien que desarrolla esa actividad, conserva la tensión y tono muscular, la lisura de rostro y el imprescindible movimiento de cintura. No sé que le ha pasado a Antonio, que estilo de vida le ha llevado a perder todo esto. He sentido un inmenso respeto por él, he experimentado tristeza por él. Ha estado muy bien acompañado, con mucho afecto por sus guitarristas, Paco Iglesias y Ramón Santiago; su cantaor David ‘El Galli’, su percusionista Luki Losada y su bailaora invitada Mónica Fernández.

Por otra parte, el Flamenco siempre es grande. Y es grande alguien que desnuda su alma y recita su historia con los hermosos versos y canciones de los Maestros León y Quiroga. Y es grande apoyándose en unos fondos holográficos que son como retratos de distintos momentos de su trayectoria vital.

Y esa sinceridad y valentía conmueve hasta lo más hondo.                                                                                          

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.