Good Bye España, la historia interminable

Un artículo en el Guardian inspiró a los ingleses K.S. Lewkovicz y Judith Johnson a producir música y libreto de un musical que fue estrenado en Londres con éxito arrollador con el título de Good Bye Barcelona. La producción española auspiciada por Smedia ha tenido en cuenta la variada geografía de la contienda en el musical y le ha dado el título más lógico de Good Bye España.

Good Bye España, 26 abril 2016 en el Teatro Infanta Isabel de Madrid
Good Bye España, 26 abril 2016 en el Teatro Infanta Isabel de Madrid

Parece que también se basaron en comentarios y entrevistas a supervivientes británicos que vinieron a España a combatir por la República. El protagonista, el joven judío Sam de dieciocho años, interpretado por Daniel Busquier, está obsesivamente entusiasmado con unirse a una lucha que parece no poder prescindir de él o es él quien no puede prescindir de actuar en esa lucha. Entusiasmo juvenil, ajeno a los razonamientos  de su madre Rebecca, interpretada por Chus Herranz y a un alto porcentaje de razones lógicas. Entusiasmo, deseo de aventura, huida de la rutina cotidiana, desprecio del riesgo en sus ansias de lucha por la libertad y un fondo inconsciente de deseo de muerte, es el cóctel que impulsa a Sam a desplazarse a España en 1937.

Poco después la madre, Rebecca, bajo el pretexto de ausencia de noticias de su hijo y toda la serie de impulsos inconscientes que ni ella conoce o comprende también se viene a España. Nunca se encuentran, cada uno vive su particular historia de amor y guerra.

Sam se enamora de Pilar, (Jazmin Abuin) una joven huérfana de guerra, totalmente indefensa ante el constante acoso sexual del grupo de milicianos al que se ha unido Sam, con  amplio despliegue de actitudes machistas cavernarias. Se ve que ser de izquierdas no les libraba de la tónica social de la época: la mujer es un objeto al servicio del hombre y no digamos en tiempos de guerra, donde nunca se sabe si se va a llegar vivo al día siguiente. Y Pilar caerá y se reencontrará con Sam y seguirán viviendo su amor hasta la muerte realmente anunciada desde la primera escena del musical.

Entre tanto Rebecca ha conocido a un anarquista, Ernesto (Daniel Acebes) La historia de amor está cantada, incluso con planes para un futuro más que incierto que termina siendo muy cierto. Es una historia tierna y dramática, una historia más de amor en tiempos de guerra.

La guerra civil española es uno de los temas de los que más se ha escrito históricamente, porque fue el primer aldabonazo de atención ante el fascismo rampante y sus intenciones de desterrar cualquier idea democrática de Europa. Con la internacionalización de la contienda, ésta dejó de ser un affair doméstico para transformarse en el prolegómeno de la II Guerra Mundial. Los que vinieron como brigadistas a defender la permanencia democrática, no solo en España, en toda Europa y por extensión en el mundo, tuvieron muy claro todo el alcance de lo que se ventilaba en España en esa guerra a la que incomprensiblemente se sigue llamando civil ochenta años más tarde.

Y ese es el verdadero trasfondo del musical Good Bye España que puede verse en el Teatro Infanta Isabel de Madrid. Con sus historias cotidianas en el ambiente excepcional de una guerra, de amores, desamores, abusos de poder, machismo, ternura, generosidad, miedo, heroísmo y mil etcéteras. Todo está ahí, porque se trata de seres humanos que con todas sus virtudes y miserias se jugaban la vida en defensa de la libertad tan amenazada en el contexto de los años treinta del siglo XX. Gente ordinaria que fue extraordinaria.

Once actores incluyendo un coro y tres músicos en directo; dirección musical de Txema Cariñena y dirección escénica de Daniel Acebes, interpretan de forma muy veraz y emocionante a estos personajes anónimos, sin los cuales las guerras serían imposibles. Han incluido un par de escenas con arengas de La Pasionaria en la voz de Lourdes Zamalloa. En realidad, el personaje menos necesario en el contexto de Good Bye España.

Buen trabajo actoral y musical que entretiene y emociona a ratos, pero que inevitablemente no deja de ser un déjà vu.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Colaboradora en Periodistas-es y en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

1 Comentario

  1. Me ha encantado. Muy bonita historia y muy buenos actores. Me gusta como se mezclan las historias y que todos los personajes tienen mucha humanidad. La música impresionante y las voces muy bien todos ( aunque me han gustado más las de las tres chicas, pero ellos muy bien también ). Los músicos impresionantes, la historia muy emocionante y los actores muy creíbles, sobre todo Sam y Pilar. La madre muy bien también. Recomendable cien por cien

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.