Inicio / NOTICIAS / Comunicación / Hatice Cengiz: “cuando Jamal (Khashoggi) no salió del consulado entré en pánico”

Hatice Cengiz: “cuando Jamal (Khashoggi) no salió del consulado entré en pánico”

“Fui víctima de los planes criminales de un opresor”, ha declarado Hatice Cengiz, la prometida del periodista saudí Jamal Khashoggi, al diario Sabah, en una entrevista en la que relata que después de tres horas de espera entró en pánico cuando los agentes de seguridad del consulado de Arabia Saudí en Estambul le dijeron que no quedaba nadie dentro.

Portada del diario turco Sabah en la que se publica la entrevista con Hatice Cengiz, la prometida de Jamal Khashoggi
Portada del diario turco Sabah en la que se publica la entrevista con Hatice Cengiz, la prometida de Jamal Khashoggi

En esta entrevista[1], Hatice Cengiz relata así los hechos:

El día 28 de septiembre acompañé a Jamal Khashoggi para unas gestiones administrativas en el barrio de Fatih para casarnos, el funcionario le pidió que trajera un documento del consulado de su país que certifique que no está casado con otra mujer, un requisito necesario para casarse en Turquía.

Jamal consultó a uno de sus allegados y decidimos dirigirnos al consulado saudí el mismo día viernes 28 de septiembre. Jamal estaba preocupado por si le sucediese algo. Pero mi compañía y el hecho de que oba a viajar el mismo día le animó a acudir al consulado para solicitar el certificado de soltería.

Efectivamente, fuimos ese día sin previo aviso al consulado, una hora y media después Jamal salió muy contento; le prometieron tener el certificado preparado y podía ir a recogerlo cuando volviera de su viaje.

Jamal me informó que le recibieron muy bien y se portaron excelentemente con él, incluso algunos empleados le saludaron y le preguntaron cómo estaba, lo que le alegró mucho.

Por este motivo, el martes día 2 de octubre, Jamal no estaba tan preocupado como la primera vez. Si lo hubiera visto muy preocupado no le habría dejado entrar.

La noche del lunes 1 de octubre, Jamal llegó a Estambul procedente de la capital británica, Londres. La mañana del martes 2 de octubre desayunamos juntos. Llamó al consulado para preguntar sobre el certificado y le dijeron que se pondrían en contacto con él para informarle. Después de un rato le llamaron y le citaron a las 13:00 horas.

Fuimos al consulado en taxi, en el trayecto planeamos anunciar la fecha de nuestra boda a nuestros amigos más próximos a su salida del consulado. Cuando llegamos, Jamal me dejó sus dos móviles, tal como hizo la vez anterior. Sus últimas palabras fueron: “Nos vemos pronto, espérame aquí”. Se dirigió directamente al edifico. Jamal poseía un reloj inteligente de Apple vinculado a su móvil.

Le esperé tranquilamente hasta las 16:00 horas, pero al tardar en salir llamé a mi mejor amigo y le pedí que viniera, después llamé al consejero del presidente turco Yasin Aktay, amigo de Jamal, y también a Turan Kışlakçı, también amigo de Jamal. Después me puse a llamar a otros amigos suyos árabes para informarles de la situación.

Después de las 16:00 hora entré en pánico, intenté obtener información de los agentes de seguridad situados en la entrada, al no obtener respuesta alguna, llamé al consulado, les dije que Jamal había entrado y no había salido. Se colgó el teléfono y salió un empleado para decirme que no había nadie dentro, que todo el mundo se había ido. En ese momento la vida se me hizo oscura.

Los primeros días iba siempre al consulado y esperaba horas y horas pensando que estaba detenido y que podía salir en cualquier momento. Pero cuando se supo de la existencia de un equipo entero llegado de Arabia Saudí, mi preocupación aumentó.

Un suceso de esta naturaleza no puede tener lugar en nuestro país, no es aceptable ni para mí ni para el gobierno turco. El gobierno no ha emitido ningún comunicado oficial hasta el momento porque la investigación aun no han terminado, la fiscalía sigue sus pesquisas para saber los detalles de lo que pudo haber pasado y llegar a todas las pruebas posibles.

Estos diez días han pasado como si fueran diez años para mí, y por muy pequeña que sea mi esperanza, sigo esperando su vuelta ansiosamente.

Fuente original:

  1. sabah.com.tr

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Houssien El Ouariachi

Periodista, analista política internacional, experto en la región MENA (Oriente Medio y Norte de África), traductor, activista de derechos humanos. Licenciado por la Universidad de Fez y Máster por la Universidad de Granada, ha trabajado en medios de comunicación de TV, Radio y Prensa desde 2011.

Ver también

Amref, la lucha permanente en África

La ONG Amref, fundada en 1957 por los doctores Wood, Rees y McIndoe, realizan una labor …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.