Inicio / NOTICIAS / Derechos Humanos / Israel, Turquía y el genocidio armenio

Israel, Turquía y el genocidio armenio

La violencia en Gaza ha motivado una alta tensión entre Israel y Turquía, que ha motivado tras un fuerte cruce de declaraciones entre los máximos mandatarios de ambos países, que surja de nuevo la oportunidad de reconocer el genocidio armenio por parte del estado judío.

Protestas en Jerusalén solicitando que se reconozca el genocidio armenio.
Protestas en Jerusalén solicitando que se reconozca el genocidio armenio.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan atacó a Israel calificándolo de “un estado de apartheid que ha ocupado las tierras de un pueblo indefenso durante más de 60 años”, diciendo que la existencia del estado judío no es legítima, llamando a su embajador en Tel Aviv, Kemal Oken. Además expulsó –aunque no de manera oficial- al embajador israelí en Ankara, Eitan Naéh, con un trato humillante en el aeropuerto.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, respondió que no le dé lecciones de moralidad el mandatario turco y tuiteó que Erdogan “es partidario del terrorismo de Hamas y por lo tanto no cabe duda que comprende bien el terror y la masacre”. Además protestó por el trato a su embajador.

También un equipo de periodistas israelíes fue atacado en Estambul. El corresponsal de asuntos palestinos para los informes de Hadashot TV, Ohad Hemo y el camarógrafo Oded Bino, informaban desde la Plaza Taksim de Estambul cuando fueron abordados por personas que les calificaron de “asesinos “, recibiendo empujones y golpes.

En esta coyuntura, los proyectos de ley para reconocer el Genocidio Armenio volvieron a estar en la agenda del Knesset (Parlamento de Israel), y los diputados Itzik Shmuly de 38 años–de la coalición de centroiquierda Unión Sionista- y Amir Ohana del partido gobernante Likud, de 42 años, declararon que presentarían un proyecto legislativo para hacer de Israel el trigésimo país en reconocer el genocidio armenio.

Los dos diputados dijeron que había llegado el momento de reconocer el genocidio armenio por los turcos, una medida que Israel evitó precisamente hace escasos meses, en febrero, debido a las relaciones con Ankara.

Shmuly sostuvo:”No aceptaremos la moralización del carnicero turco antisemita que bombardea a miles de kurdos en el noroeste de Siria todos los días y cuyo país es responsable del genocidio del pueblo armenio y los horrores históricos hacia los asirios”.

La coalición Unión Sionista agregó que el reconocimiento del genocidio debería haber sucedido hace mucho tiempo.

Por su parte, Ohana dijo que la lógica diplomática detrás de no reconocer el genocidio ya no existe, y “no es demasiado tarde para hacer justicia. Ha llegado el momento de reconocer oficialmente la terrible injusticia cometida contra los armenios”.

“Cuando Hitler presentó a los oficiales de la Wehrmacht su plan de exterminio masivo en Polonia, que incluía mujeres y niños, suavizó las preocupaciones sobre la reacción mundial al decir: ‘¿Quién, después de todo, habla hoy de los armenios?’ Por esa razón, ya deberíamos haber reconocido oficialmente este genocidio”, dijo Ohana.

Fue el líder del centrista Yesh Atid, Yair Lapid, opositor al gobierno de Benjamin Netanyahu, quien propuso un proyecto de ley para reconocer el genocidio el pasado febrero, lo que significa que no puede presentarse nuevamente hasta agosto.

Entonces declaró: “No hay ninguna razón para que la Knesset, que representa a una nación que pasó por el Holocausto, no reconozca el Genocidio Armenio y tenga un día de conmemoración”.

Ahora, ha pedido a Israel que rebaje sus vínculos con Ankara, y no solo temporalmente, junto con el reconocimiento del Genocidio Armenio, ayudando abiertamente a los kurdos y alentando a los Estados Unidos a que expulsen a Turquía de la OTAN. “No nos reconciliamos con antisemitas como Erdogan”, dijo Lapid. “Ha llegado el momento de que el gobierno diga lo que ha estado claro durante mucho tiempo: Erdogan es parte del eje del terrorismo islámico”.

Una fuente diplomática dijo que la situación es delicada y requiere estrategia, y que sería una decisión de Netanyahu la de reconocer o no el genocidio armenio.

El ministro de Turismo, Yariv Levin, persona cercana de Netanyahu, se manifestó poco entusiasta sobre la idea de reconocer el genocidio armenio en una entrevista en la radio Kann Bet: “Hacerlo como un castigo para los turcos no respeta el asunto. No sería apropiado para nosotros hacer esto”, argumentó Levin, y expresó que las relaciones entre Israel y Turquía “mejorarían”.

Levin también desalentó a los israelíes de viajar a Turquía, un popular destino turístico, diciendo que muchos israelíes se han encontrado con abierta hostilidad.

El presidente de la Knesset, Yuri Yoel Edelstein ante el monumento al genocidio armenio en Ereván.
El presidente de la Knesset, Yuri Yoel Edelstein ante el monumento al genocidio armenio en Ereván.

Por su parte, el presidente de la Knesset, Yuli Yoel Edelstein, ha pedido que la legislatura reconozca el genocidio armenio, al igual que su predecesor, el presidente Reuven Rivlin. Varios proyectos de ley para reconocer las atrocidades fueron propuestos y rechazados a lo largo de los últimos años, pero el Comité de Educación, Cultura y Deporte del Knesset votó a favor del reconocimiento, en agosto de 2016.

Israel envió una delegación parlamentaria al centenario del genocidio armenio en Ereván en 2015 y ese mismo año, una gran cantidad de académicos, intelectuales y políticos israelíes firmaron una petición pidiendo que Israel siga los pasos del papa Francisco y el Vaticano y reconozca el genocidio.

Si te interesan nuestros contenidos,
subscribe nuestro boletín de titulares

Sobre Jesús Cabaleiro Larrán

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con estudios de doctorado, sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2016. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Ver también

Dependencia: Asociaciones de mayores piden equiparar el IVA

Tanto la patronal del sector de atención a la dependencia como asociaciones de personas mayores, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *