La impunidad impide combatir la trata en México

Después de diez años de la entrada en vigor del Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños, complementario de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, el delito de trata de personas permanece, en gran medida, impune.

Lo ha declarado la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que preside Raúl Plascencia Villanueva, quien reconoce que, si bien ha habido avances en el combate al delito de trata de personas, existen varias lagunas y deficiencias a la hora de luchar contra ella, lo que se traduce “en un agravio a la sociedad y redundan en violaciones a los derechos humanos de las víctimas”.

Según la información recabada por este organismo, entre 2009 y el primer trimestre de 2013 se contabilizaron un total de 1.101 investigaciones iniciadas en todo el país por el delito de trata. De ellas, 767 estaban en manos de las Procuradurías y Fiscalías de las entidades federativas, y 334 en las de la Procuraduría General de la República. De la cifra total, sólo 454 llegaron a manos de algún juez y, de éstas, únicamente 93 concluyeron en sentencia condenatoria.

Caritas-mujeres-enjauladasLa impunidad obedece a diversos factores, entre ellos, el desconocimiento de las autoridades respecto al modo de operar de los delincuentes, así como de los elementos constitutivos del delito de trata de personas y la correcta aplicación de la ley. Además, existe tolerancia social hacia las diversas formas de explotación que derivan de la trata de personas, así como una gama de prejuicios sociales hacia las víctimas que lo padecen, lo que dificulta su detección y atención por parte de las autoridades.

Por ello, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se ha dado a la tarea de capacitar y sensibilizar a servidores públicos encargados de la procuración e impartición de justicia, a fin de fortalecer sus capacidades y coadyuvar a la persecución y sanción de este lacerante delito.

No obstante, este organismo nacional considera indispensable sumar esfuerzos; por lo que exhorta a todos los sectores del país y a toda la sociedad a denunciar las conductas constitutivas del delito de trata de personas. Sólo así, mediante la conjunción de todas las fuerzas del país, será posible a fin de erradicar este infame delito, que causa terribles estragos a tantas mujeres, niños y niñas, principalmente, en todo el país.

La trata de personas está considerada como la segunda actividad más lucrativa de la delincuencia organizada, que en México tiene una gran presencia, como está quedando patente a la vista de la guerra que ha estallado en el Estado de Michoacán. Según Rosi Orozco, presidenta de la Comisión [email protected] contra la Trata, “las conservadoras cifras desde 2001, porque ni diagnósticos actualizados tenemos, hablan que en México existen de 16 a 20 mil niños y niñas que sufren por el delito de trata de personas, pero la realidad es otra; basta con observar las ‘zonas de tolerancia’ que siguen existiendo en todos los Estados”.

Por eso, dice  “demandamos a quienes les pagamos para dar resultados (…) En la Comisión Unidos vs. Trata y en el Observatorio Nacional Ciudadano estaremos publicando un monitoreo del cumplimiento de estas acciones en cada dependencia gubernamental. Hemos desarrollado en conjunto un Observatorio Nacional Judicial para que cada caso de trata termine en verdadera justicia. Estamos convencidos de que si los ciudadanos estamos mejor organizados, no habrá dinero sucio suficiente para que los criminales compren su impunidad”.

Los Estados donde existe mayor vinculación de desaparición de mujeres y niñas con la trata y, luego, el posterior feminicidio son: Baja California Norte, Puebla, Chihuahua, Oaxaca, Coahuila, Quintana Roo, Chiapas, San Luis Potosí, Durango, Tamaulipas, Estado de México, Tabasco, Guerrero, Tlaxcala, Hidalgo, Veracruz, Jalisco, Zacatecas y Nuevo León.  Muchas de esas personas son captadas por su condición de pobreza o pobreza extrema, por su situación de exclusión social, por eventos de violencia sufridos con anterioridad, por engaño y/o seducción. Otras, por la fuerza: raptadas a la salida de la escuela o en la calle.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en general, de la mano de una publicación para profesionales, un buen día nuevos derroteros la llevaron al mundo de la política, pero sin dejar la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la solidaridad, a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después dejó España y se instaló en México. Allí comenzó a publicar en el periódico México Inteligente, donde tuvo su propia columna. Posteriormente, colaboró con el Periódico de Puebla y con revistas literarias, donde editó poesía. Un buen día contactó con Periodistas en Español, medio que le permitió relatar a los españoles lo que sucedía en el país azteca, así como describir las maravillas de su naturaleza. Tras siete años de estancia en México, a mediados de 2018 regresó a España. Actualmente sigue los avatares mexicanos y continúa contándolo en Periodistas en Español.

2 Comentarios

  1. Por desgracia, este “negocio” genera tanto dinero que nos encontramos, facilmente, con que son “protegidos” por quienes deberían detenerles. No sabía del caso de ese elemento. Preguntaré por aquí.
    Gracias y saludos

  2. Sólo por dar un ejemplo, quisiera recordar que el proxeneta y tratante Argentino Raúl Martins residente en Cancún sigue impune a pesar de las múltiples denuncias que hay en su contra. Hace poco en Argentina se veía un video donde sorteaban mujeres!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.