Lo que deberías saber acerca de las semillas de cannabis

Es muy fácil tachar cosas como semillas de “moda”. Después de todo, hay muchísimas semillas en el mercado y todas parecen tener propiedades maravillosas.

Planta de Gorilla Glue
Planta de Gorilla Glue

Pero un tipo de semilla del que no escuchamos a menudo -y menos de nutricionistas- es la semilla de cannabis. Mucho estudios han demostrado que las semillas de cannabis son de las más nutritivas que hay, si no las más nutritivas entre las semillas. De lo mejor que puedes hacer para tu dieta es comprar semillas de marihuana.

Aquí ocho cosas que deberías saber sobre las semillas de cannabis:

1. De marihuana o de cáñamo, vale lo mismo

La familia Cannabis cuenta entre ella al cáñamo tanto como a la marihuana. La diferencia más notable entre estas dos es que una contiene THC y la otra no. Una la fuman, la otra no.

Pero cuando se trata de beneficios nutricionales, son iguales a nuestros ojos. Las semillas de cannabis tienen prácticamente el mismo contenido nutricional a través de muchas variedades de la planta

Las semillas de marihuana sí contienen THC, pero la cantidad que contienen es bastante insignificante como para considerarlas similares a fumar la planta.

2. Son súper versátiles

Las semillas de cannabis tienen muchísimos usos. Se usan para hacer aceite – un aceite de una calidad muy alta. Este aceite es comestible, pero es más que todo usado por cosméticas para añadir a sus productos: El aceite de semilla de cannabis, aplicado a la piel, es antiinflamatorio y antibiótico.

También pueden comerse, tanto con cáscara como sin ella. La manera más conveniente, obviamente, es sin cáscara: Muchas tiendas y compañías en países como Uruguay o Canadá venden estas semillas ya peladas, listas para consumir.

Son especialmente populares como sustituto del cacahuete, ya que tiene un sabor bastante parecido. Como lluvia en tu helado favorito o como acompañante en una ensalada, las manera de incorporar estas semillas a tu dieta son muchas.

3. Son muy altas en proteínas

Hay solo dos fuentes de proteínas vegetales que pueden decir de sí mismas que tienen la misma cantidad de aminoácidos que las proteínas animales: La quinoa, y las semillas de cannabis.

Además, unos cien gramos de semillas de cannabis te aportan más del 70 por ciento del valor diario recomendado de proteínas. Esto quiere decir que, por peso o por ración, las semillas de cannabis tienen la misma cantidad de proteínas que la carne vacuna.

Lo mejor es que muchos estudios demuestran que la proteína vegetal es mucho más sanas para nuestro cuerpo que la animal. Así que deja el jamón, y come semillas.

4. Son bajas en carbohidratos

No te lo pierdas: Los carbohidratos constituyen apenas el dos por ciento del valor nutricional de estas semillas. Lo que es casi nada.

Además, la mitad de esos carbohidratos son los llamados carbohidratos “complejos”, un tipo de carbohidrato mucho más sano que ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre.

5. Tienen omega 3 (y 6, y 9)

Los ácidos grasos de la clase omega son muy importantes para la salud, y el omega 3 en particular es muy importante incorporarlo a nuestra dieta, ya que no es fácil de conseguir naturalmente en la comida. Suele encontrarse en alimentos como el salmón, y otras semillas.

Además de contener una gran cantidad de omega 3 (solo por detrás de las semillas de chía) también contienen una buena dosis de ácido gama-linolénico, que es beneficioso para la salud y ayuda a regular las hormonas.

6. Ayudan a cuidar la piel

Muchos estudios han demostrado que comer semillas de cannabis a diario mejora muchas condiciones dermatológicas: Eczema, acné, dermatitis, y otras.

Esto se debe a la calidad de las grasas que encontramos en estas semillas, y a sus propiedades antiinflamatorias y antibióticas.

Los ácidos grasos ya de por sí ayudan a la salud de tu piel, mientras que las semillas de cannabis ayudan a combatir infecciones e inflamación en la piel.

7. Son buenas para el medio ambiente

¿Sabías que muchas variedades de la planta de cannabis crecen salvajes, sin supervisión, en muchas partes del mundo?

Es una planta altamente resistente. No necesita muchas cantidades de agua para crecer, y tampoco es necesario el uso de pesticidas y otros químicos para combatir plagas.

Esto hace estas semillas una de las mejores para nuestro planeta, sino que además nos da la certeza de que estamos comiendo un alimento orgánico, libre de pesticidas y venenos.

8. Están llenas de vitaminas y minerales

No seas tímido cuando se trata de comer estas semillas. Una ración, hasta de las más pequeñas, aporta valiosas cantidades de vitaminas y minerales a tu dieta.

Especialmente, estas semillas tienen mucho hierro, zinc y magnesio. Además, son ricas en vitaminas b como la riboflavina y la niacina, y también tienen un montón de vitamina A y D.

Ahora que sabes todos los beneficios de comer estas semillas, no dudes en comprar algunas en cuanto tengas la oportunidad. Puedes comprar en sitios especializados en semillas de cannabis como Sensoryseeds, o puedes probar suerte en algún sitio local.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.