Marcha republicana: Todos con Charlie Hebdo, el domingo 11 de enero en París

Indignación,  resistencia y solidaridad!

Charlie-Hebdo-marcha-20150111-cartel

Una masiva respuesta ciudadana contra la barbarie y el terrorismo se prepara para este domingo 11 de enero en París. Una marcha republicana, para condenar el atentado, defender la libertad de expresión y sostener la continuidad en la publicación de Charlie Hebdo,  convocada por el conjunto de las organizaciones políticas y sindicales y a la que adhieren en principio todas las jerarquias religiosas de Francia.  

“Por la libertad de la prensa, por la República, por la libertad de conciencia y de opinión, para no capitular frente al terrorismo, para luchar contra el oscurantismo! Yo soy Charlie, indignación, resistencia, solidaridad”.   Tal es el llamamiento de esta manifestación  convocada en  la plaza de la República  de Paris a las tres de la tarde  del próximo domingo

Única incógnita política: la participación  o no del Frente Nacional de extrema derecha en esta manifestación, que ha provocado polémica tras el llamamiento del presidente de la República, Francois Hollande, a la unión nacional.  Marine Le Pen ha protestado por no haber sido invitada a la manifestación, y este viernes debía ser recibida, al igual que los demás dirigentes de partidos politicos por el Jefe del Estado.

La posición islamófoba del Frente Nacional y las tentativas de amalgama entre “comunidad musulmana” y “terroristas islámicos” plantean sin duda el problema de un posible desbordamiento, en cuanto a las consignas, mensajes y pancartas que participarán en  la manifestación. En su tentativa de  “desdiabolizar” el Frente Nacional, Marine Le Pen ha  condenado no obstante  con cierta moderación el atentado contra Charlie Hebdo, y acusa al gobierno y al binomio PS-UMP, de discriminación,  al no respetar su propio llamamiento a la unión nacional.

La costernación general provocada por este cobarde asesinato en la redacción de Charlie Hebdo, ha provocado como es natural la  reacción unánime de todos los partidos y organizaciones  sindicales y religiosas,  incluso de aquellos que hasta ayer no dudaban en llevar a los caricaturistas del semanario satírico ante los tribunales. Mas vale tarde que nunca.

El FN ha buscado utilizar politicamente la puerta abierta por el presidente Hollande con su solemne llamado a la Unión nacional. Ante este embrollo político para  evitar todo tipo de “recuperación política” de la manifestación, muchas son las voces que  se alzan hoy  pidiendo que la concentración del domingo sea una marcha ciudadana, sin protagonismo de los partidos políticos.

La otra incógnita de esta manifestación que se anuncia multitudinaria, es qué lugar ocuparán en la marcha las  comunidades religiosas. El debate está abierto también al respecto, ya que la movilización abierta y explicita de los musulmanes de Francia en solidaridad con Charlie Hebdo y por la libertad de expresión es hoy una absoluta necesidad, si no quieren escapar a la amalgama y a las  acusaciones de un silencio complice.

Francia se encuentra hoy en estado máximo  de “Alerta atentados”, y  la existencia de  un “terrorismo interior” es reconocida por las autoridades con sus riesgos subyacentes, pero la población ha reaccionado con emoción y ánimo solidario.  Esa fuerte movilización ciudadana en defensa de la libertad de prensa y de expresión, contra el terrorismo islámico, deberá evitar en los días venideros todo desbordamiento, o ataque contra los ciudadanos franceses de  confesión o cultura musulmana.

Para evitar  amalgamas precisamente, el escritor francés Michel Houellebecq ha suspendido  desde ayer todos los actos de presentación de su novela  “Sumisión”, una ficción que acaba de ser expuesta en  los escaparates de todas las librerias de Francia, y que ha suscitado una encendida polémica, por haber evocado desde la ficción satírica los riesgos de una “islamización” futura de la sociedad francesa.

Esté quien esté el domingo en la Plaza de la República, seremos en todo caso millones  de ciudadanos los que saldremos a la calle contra el crimen y la barbarie. Todo ciudadano tiene derecho a manifestarse, y la gente que se manifestará lo hará sin duda  con convicciones  e ideas  muy diversas, pero esperemos que sea con ese denominador común: el dolor provocado por este atentado infame.

Indignación, resistencia y solidaridad contra el terrorismo y el oscurantismo, todos somos Charlie, es a mi juicio un eslogan que resume bien el estado de ánimo mayoritario en esa marcha republicana que se prepara,  póstumo y sentido homenaje a nuestros colegas de Charlie Hebdo.

Un joven francés, JB Bullet, ha compuesto 24 horas después del atentado contra Charlie Hebdo, una canción con  la música de una conocida canción de Renaud: «Hexagone» , que en su día estuvo prohibida en Francia…

Esta emocionante canción, en solidaridad  y homenaje  a Charlie Hebdo, ha recorrido las redes sociales en internet y  ha  recogido ya  seis millones y medio de visitas en la red…

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista profesional en Francia desde 1976. Miembro del Sindicato Francés de la crítica de cine y de FIPRESCI, he cubierto desde 1979 sin interrupción los festivales de Cannes y de San Sebastián, así como otros festivales internacionales. En San Sebastián presento desde 2008, los “Desayunos horizontes” en la sección Horizontes Latinos.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.