Marchas de la dignidad: imagen de la España real

Frente al mensaje autocomplaciente del Gobierno en relación a la política practicada desde su acceso al poder hace ya más de dos años y los logros que desde su punto de vista ha conseguido, la llegada a la capital de las marchas de la dignidad muestran de manera irrebatible la imagen real de la situación de nuestro país, opina Carlos Barra Galán1.

22M-cartel-plurilingue

Todos los informes emitidos desde instancias oficiales españolas e internacionales así como por organizaciones no gubernamentales de contrastado prestigio, reflejan una realidad española tremendamente preocupante que pone en entredicho los pretendidos logros que se exhiben desde el Gobierno y que éste transmite machaconamente a la sociedad española.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) demuestran que en el periodo de gobierno del Sr. Rajoy se han destruido más de un millón de puestos de trabajo; informes de Cáritas, Save the Children e Intermon Oxfam apuntan a que el 60% de españoles están en situación de pobreza energética, que la pobreza se ha incrementado un 34% en los últimos años, que más de tres millones de españoles están ya en situación de pobreza extrema y el desempleo sigue prácticamente en seis millones de personas; asimismo junto a estos datos sabemos que el Gobierno dedica cuatro puntos porcentuales menos del PIB que la media de la Unión Europea en asignación presupuestaria para protección social. ¿ Hay algún motivo para hablar de recuperación?

¿Quienes se recuperan?

España es uno de los países de la OCDE donde más han aumentado las desigualdades entre ricos y pobres; un informe de esta organización señalaba que España es el país donde mayor diferencia existe en como ha afectado la crisis al 10% más rico de la población y al 10% más pobre, los primeros bajaron sus ingresos un 1% anual los segundos lo hicieron un 14% anual, ello ha supuesto un aumento brutal de la brecha social en nuestro país. Un informe de los servicios de estudios del BBVA afirma que hasta 2025 no se recuperarán los puestos de trabajo destruidos (con crecimientos por encima del 2.5% anuales) mientras que EEUU lo conseguirá ya este año y la zona euro en 2017.

Con todo lo expuesto y con la amenaza de nuevas reformas fiscales y laborales que según vamos conociendo pretenden beneficiar a los ingresos más altos así como precarizar aún más el empleo ¿quién puede extrañarse de que los ciudadanos de forma pacífica, con enorme dignidad y coraje quieran dirigirse desde todos los rincones del país a la capital del Estado para mostrar su rechazo a las políticas del gobierno que les condenan al paro, salarios de miseria y pobreza?.

Sólo desde posicionamientos ideológicos dudosamente democráticos se puede tratar de descalificar este legítimo derecho de oposición a las políticas del gobierno, más aún si se pretende equiparar esta acción ciudadana con movimientos neonazis tal y como ha hecho el Sr. Ignacio González, presidente accidental de la Comunidad de Madrid tras la desbandada poco explicada de la Sra. Aguirre. Los madrileños vamos a demostrar el sábado que no compartimos en absoluto las declaraciones impresentables del citado personaje y vamos a llenar de forma pacífica las calles de Madrid para manifestar nuestro fraternal apoyo a las marchas, expresarles nuestro respeto y asimismo exigir juntos un cambio de la política del Gobierno que permita de verdad garantizar condiciones de vida dignas para todos los españoles.

Bienvenidas a Madrid las marchas de la dignidad, junto a ellas haremos oír nuestras voces exigiendo una política socialmente más justa .

  1. Carlos Barra Galán es médico del Sistema Madrileño de Salud, Médico Especialista en Gerencia de Áreas de Salud, exgerente de Hospital Universitario, exdirector Provincial de Insalud. Licenciado en Derecho

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.