Natalia Cabral y Oriol Estrada dirigen “Miriam miente”, la inevitable adolescencia

Una historia con tintes dramáticos sobre la diferencia de clases y los prejuicios raciales

“Miriam miente”, estreno en el largometraje de la cineasta dominicana Natalia Cabral y el realizador catalán Oriol Estrada (“Tu y yo”, “El sitio de los sitios”, ambos documentales premiados en distintos certámenes) es una historia de adolescencia que viene avalada por el reconocimiento de los festivales de Karlovy-Vary (Premio del Jurado Ecuménico), del Cine Iberoamericano de Huelva (Colon de Oro al mejor largometraje) y de Gijón (Premio al mejor guión de película española).

Miriam miente cartel

“Miriam miente” nos introduce en una familia pequeño burguesa dominicana donde Miriam, una niña mulata que está a punto de cumplir quince años, conoce a un chico por Internet y, pese a sentirse muy atraída por él, no sabe como presentarlo a su familia porque es negro.

Miriam y sus amigas van a celebrar la fiesta “de los quince”, una tradición muy arraigada y muy kitsch en varios países caribeños, y a medida que se acerca la fecha toda la vida familiar gira en torno a la celebración, que en otras culturas sería un cumpleaños más en plena crisis de identidad (que es lo normal en la adolescencia) o puede que ni eso.

Pero en este caso representa la entrada de la joven en el mundo de los adultos: después de cumplir los quince podrá tener novio, o incluso casarse, dos acontecimientos clave en la vida de cualquier mujer.

De ahí la importancia de la fecha y elegir vestido, peinado y sobre todo pareja. Lo normal sería que Miriam invitara a quien considera su “novio de Internet”; como no se atreve, va dejando pasar el tiempo empalmando una mentira con otra para justificar la ausencia del muchacho.

No es un drama en el sentido clásico, pero sí una historia con tintes dramáticos, donde quedan expuestos la diferencia de clases (en los distintos comportamientos de Miriam y su amiga) y los prejuicios raciales; y porque la adolescente lo pasa muy mal, encerrada en su timidez natural y agobiada por la creciente presión familiar que necesita conocer y “entrenar” al chico que será su “pareja” en una celebración tan importante como desfasada.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.