La Virgen de la Leche al Museo del Prado

El Ayuntamiento de Madrid ha cedido al Museo del Prado en calidad de depósito por cinco años, la pintura de Pedro Berruguete (1445-1503) La Virgen de la Leche que hasta ahora estaba expuesta en el Museo de San Isidro de Madrid. Los visitantes del museo podrán verla a partir de ahora en la sala 57B.

La-Virgen-de-la-Leche-BerrugueteLa Virgen de la Leche tiene una historia accidentada. En 1951 fue hallada entre maderas viejas en uno de los almacenes del Ayuntamiento de Madrid. Nadie sabía como había llegado hasta allí. Tras una exhaustiva investigación se dio por supuesto que la obra podría haber estado en el Hospital de La Latina desde los tiempos de su contemporánea Beatriz Galindo,  fundadora junto con su esposo de este hospital.

Si bien bien es cierto que no existen referencias del hecho, se considera posible que la escritora hubiese hecho el encargo a Berruguete. Después de su hallazgo, estuvo en el Ayuntamiento, en el despacho del alcalde. En tiempos de Tierno Galván fue depositada en el Museo Municipal de la calle de Fuencarral –actual Museo de Historia de Madrid- donde estuvo hasta 2008. De ahí pasó al Museo de San Isidro y felizmente desde ahora podrá ser visto en el Prado.

La Virgen de la Leche es una tabla con influencias flamencas en el manejo de la luz, en la que Berruguete muestra su mejor estilo de composición. Parece que hubiese querido pintar una escultura de la Virgen y el niño en un templete con elementos góticos, mudéjares y pre-renacentistas, que define los modelos que coexisten en el arte castellano de hacia 1500. También queda patente el conocimiento por parte del pintor del arte italiano del Quattrocento. Pero su dominio de las perspectivas aérea y empírica evidencian su primera formación  flamenca, después  de haber vivido durante más de diez años en Urbino.

Berruguete gozó de privilegios por su condición de hidalgo, bien relacionado con los Mendoza tan influyentes en la corte de Isabel de Castilla. Durante su estancia en Urbino, centro destacado de la Italia del Quattrocento, se perfeccionó en el estudio de la anatomía humana en movimiento y en la representación del espacio mediante la perspectiva lineal ortodoxa. Regresa a España hacia 1483, convertido en el primer pintor renacentista de la corona de Castilla. Las obras que realiza desde esta fecha hasta su muerte en 1503 evidencian su relación con el arte italiano, aunque nunca olvidó su formación flamenca.

Presentación del nuevo Berruguete
Presentación del nuevo Berruguete

El Prado considera La Virgen de la Leche como obra maestra absoluta, una verdadera joya. Su pequeño formato y su carácter de obra de devoción avalan su presunta pertenencia a Beatriz Galindo, muy vinculada a la reina Isabel I de Castilla, por lo que Berruguete se habría esmerado en la técnica y elaborada composición.

Con la adquisición de esta obra, el Prado cuenta con diecinueve cuadros de Berruguete de distintas procedencias: Monasterio de Santo Tomás de Ávila, San Pedro Mártir y Santo Domingo de la misma ciudad, Museo de la Trinidad, colección Suma y del reciente legado Várez Fisa.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Colaboradora en Periodistas-es y en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

2 COMMENTS

    • Es fácil Abel, solo tienes que venir a Madrid…El Prado está lleno de joyas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.