Inicio / BLOGS / Suma Flamenca 2018: “Sonanta de Tocaor”, José Gálvez y la guitarra jerezana

Suma Flamenca 2018: “Sonanta de Tocaor”, José Gálvez y la guitarra jerezana

Jerez es inagotable en sagas de artistas. Jerez es una isla, por la personalidad única de su escuela de toque, los tiempos de su compás, la rítmica viva de sus cantes, la elegante arquitectura corporal y el efecto percutido de su baile.

Que hay una escuela jerezana del flamenco, en sus cuatro manifestaciones troncales lo sabe todo el mundo. Jerez es un centro histórico del flamenco que se ubica en los barrios de Santiago y San Miguel. Ese Jerez es desde siempre una isla de arte.

Galvez, Cantarote, Valencia. Foto David Mudarra
Galvez, Cantarote, Valencia. Foto David Mudarra

El 9 de junio, la XIII Suma Flamenca presentaba en Madrid el estreno en España de Sonanta de Tocaor, con la guitarra de José Gálvez como protagonista absoluta, secundado por los cantaores Miguel Lavi y Luis el Zambo, las palmas de Manuel Cantarote y Juan Diego Valencia y como artista invitado de lujo, el bailaor Joaquín Grilo. Todos de Jerez.

La noche del 9 de junio 2018, el tocaor José Gálvez dio una larga lección magistral de sonanta de Escuela Jerezana, con sabores que persisten en su memoria de aquellos pioneros de la bajañí (guitarra en caló), con toques que crearon escuela y que han seguido todos los tocaores jerezanos hasta los contemporáneos. Sabores a Javier Molina Cundi  El Brujo, Rafael del Águila y Tío Parrilla, a los Morao con su patriarca a la cabeza, Don Manuel, que ahí va caminito de los 90 y como una rosa. Parrilla de Jerez, Juan Parrilla el estudioso creador del Método Flamenco para instrumentos melódicos. Pero hablamos de José Gálvez.

José  Gálvez vino esa noche dispuesto a reivindicar la figura del tocaor de sonanta o bajañí gitana como guía de todos y cada uno de los cantes, a realzar las calidades y estilos más jerezanos del acompañamiento que son su marca. Ese toque que lleva a los cantaores y bailaores en palmitas hasta la magia inmaterial del  Duende. Vino a trascender a sus ancestros en un concierto puesto en escena para recrear esa conversación mágica que se produce entre cante y toque.

José Gálvez y Luis el Zambo Foto David Mudarra
José Gálvez y Luis el Zambo Foto David Mudarra

José Gálvez tocaor gitano del barrio de Santiago hizo historia esa noche del pasado y presente de un estilo que él defiende por la belleza y la singularidad de su lenguaje. Y ahí estuvieron su corazón y sus manos llenos de esperanza de un futuro de la Escuela Jerezana.

El concierto

De pronto surgió de la oscuridad, envuelto en un haz de luz, un triángulo compuesto por el tocaor en el centro, flanqueado por sus palmeros  para hacerle el compás por bulerías, el palo más jerezano de todos, para dejar muy claro desde el primer acorde cuál es el papel de la guitarra en este arte y cómo es el arte de Jerez.

Abrió turno de cante Miguel Lavi, santo y seña de hoy de los gitanos de La Plazuela, sucesor por derecho del cante de La Paquera, los Moneo y los Agujetas, joven que lleva veinte años cantando por esos mundos de Undibel con payos y gitanos, siempre llevando por estandarte el cante de Jerez. Y esta noche más que nunca, que el maestro de la sonanta  ha venido aquí  para dejar el testigo de cómo se toca, canta y baila en esta bendita tierra.

Y empieza  haciendo historia por tientos / tangos  de rancio sabor plazuelero, para luego seguir por malagueñas, con letras de Manuel Torres y Felipe el Mellizo muy conocidas por muy cantadas y repetidas por todo cantaor y cantaora que se precie, que el homenaje a los creadores siempre está presente en los conciertos flamencos. Hasta ahora el concierto ha ido por tono festero, pero ahora el tocaor marca compás para introducir la seguiriya, el cante de la queja, del desamor.

El segundo cantaor es nada menos que Luis el Zambo, de apellidos Fernández Soto, que es tanto como decir Barrio de Santiago y patios de vecinos. Recuerda cómo de niño ya empezó a beber en los cantes del Tío Borrico, de Tía Anica la Piriñaca, de Terremoto, de Sordera, del Sernita …Voz jonda donde las haya, cante gitano de lo más racial, el Zambo siempre guiado por la bajañí de su sobrino Gálvez se arranca por fandangos libres con letra muy conocida y española sobre la bandera de sangre y de sol…

Joaquín Grilo Foto David Mudarra
Joaquín Grilo Foto David Mudarra

La entrada en escena de Joaquín Grilo, bailaor y coreógrafo de fama internacional y currículo envidiable, es tan sencilla como impactante. Surge de un oscuro silencio, por la izquierda de la escena, como sin hacerse notar, pero llegando directamente a los sentidos. Con paso lento, lleno de poderío. Luego comienza el toque y los dos comprendiéndose, acompañándose, conversando intimidades a la manera de Grilo y Gálvez, a la manera de Jerez, recordando ambos tantas noches pasadas con otros maestros, el siempre recordado Paco de Lucía y el gran Vicente Amigo, compañero de tantos años. Se recrean ambos por ritmo de soleá, marcando tiempos y poniendo énfasis uno con rasgueos el otro con percusiones musicales de sus pies.

Toque, cantes, compás sabio de Manuel Cantarote y Juan Diego Valencia, mucha bulería esta noche, que es noche de celebración de su escuela, de disfrute de lo que han sido y son para esta troupe jerezana.

Y qué fin de fiesta se tenían reservado. Primero el maestro del toque se arranca cantando al tiempo que va pasando y al amor que va pasando. ¡Y que voz tiene el de la bajañí! Luego se acercan todos al borde del escenario, para compartir cerca del público en pie, una inolvidable apoteosis final por fandangos, todos bailando, cantaores y palmeros, mientras Joaquín Grilo y José Gálvez compiten en percusiones, en un inmenso diálogo, broche de oro para esta noche de Sonanta de tocaor.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Teresa Fernandez Herrera

Algunas cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, master en Psicología del Deporte por la UAM, diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, conocedora de la Filosofía Védica. Responsable de Comunicación y Medios en Madrid de la ONG Internacional con base en India, Abrazando al Mundo. Miembro de la British Association of Freelance Writers. Certificada en Diseño de Permacultura. Trainer de Dragon Dreaming, metodología holística para el crecimiento personal, grupal y comunitario en el amor a la Tierra. Colaboradora en Periodistas-es y en las revistas Natural, Verdemente, The Ecologist para España y América Latina. Profesora de inglés avanzado.

Ver también

Off”: El uff del off, el off del uff

*Luis de Luis Existe un lugar en la escena donde es enormemente difícil habitar, un …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.