Tacones lejanos: reestreno en Francia con copia restaurada

Novena película en la nutrida filmografía del cineasta manchego Pedro Almodóvar, “Tacones lejanos” es por diversas razones una de sus mejores y más emblemáticas películas, realizada en 1991, después de una primera década de cine iniciada en 1978 con “folle, folle fólleme Tim” y coronada en 1988 con “Mujeres al borde de un ataque de nervios”.  Periodistas en Español patrocina en París la difusión de este clásico del cine,  cuyo reestreno en salas comerciales, con copia restaurada, está previsto el próximo 17 de agosto.

Tacones lejanos: escena con Victoria Abril y Marisa Paredes
Tacones lejanos: escena con Victoria Abril y Marisa Paredes

Después  de su intensa colaboración con Carmen Maura, prosigue Almodóvar su andadura con otras dos grandes actrices españolas: Victoria Abril y Marisa Paredes, con “Átame” 1989 y “Tacones lejanos” 1991.  Si Marisa Paredes había  hecho ya de Sor estiércol en el reparto de “Entre tinieblas” 1983, en esta ocasión Almodóvar le ofrece un espléndido papel protagónico, el de Becky del Paramo, gran estrella de la canción que vuelve al Teatro María Guerrero de Madrid, y se reencuentra con su hija, interpretada por Victoria Abril, quince años después de haberla abandonado.

Se trata pues de un nuevo giro en la filmografía de Almodóvar, que busca su inspiración tanto en los grandes melodramas hollywoodenses de Douglas Sirk, como en las intrigas policiacas del cine de Hitchcock, o en los melodramas hispanos con heroínas como María Félix y Libertad Lamarque, que marcaron la época de los grandes estudios en México y Argentina, en los años treinta y cuarenta.

Lejos ya del carácter punk y provocador de sus primeras películas en plena movida madrileña,  Almodóvar -reconocido  cineasta internacional- sin abandonar su mundo propio adopta los códigos del más serio melodrama, aunque introduciendo una dosis de parodia y de distancia musical con el drama. El número de imitación de su admirada diva por Letal (Miguel Bosé), cantando “Un año de amor”, de Nino Ferrer, seguido de una cómica secuencia con el intercambio patético de un pendiente por una teta… ilustra bien el tratamiento y el tono de la película.

Tacones lejanos: escena con Bibí Anderson y Victoria Abril
Tacones lejanos: escena con Bibí Anderson y Victoria Abril

En la fructífera colaboración entre  Almodóvar y su nueva musa Marisa Paredes, “Tacones lejanos” preanuncia otros dos grandes momentos de su filmografía con la misma actriz: “La flor de mi secreto” y “Todo sobre mi madre”. Como en sus primeros años lo fue Carmen Maura, Marisa Paredes representa un evidente valor añadido a la calidad de las películas del cineasta manchego, quien se afirma una vez mas con su original mirada sobre el alma femenina.

La interpretación  por Marisa Paredes, en playback y absoluto glamour, de “Piensa en mi” es un momento álgido de esta alocada intriga melodramática. En el mismo momento en que su hija Rebeca entra en la cárcel, la diva interpreta en el teatro ese bolero de Agustín Lara,  cantado magistralmente por Luz Casals, una de esas canciones y una imagen de cine que han dado la vuelta al mundo, con el rostro  y la prestancia de la inolvidable Marisa Paredes vestida de rojo.

Tacones lejanos: escena con Marisa Paredes, Victoria Abril y Feodor Atkin
Tacones lejanos: escena con Marisa Paredes, Victoria Abril y Feodor Atkin

Entre melodrama y claves de patética parodia encontramos en “Tacones lejanos” todos los elementos del mundo de Almodóvar: la relación freudiana de una madre y una hija, el padre ausente, el asesinato del marido de una que fue antaño el amante de la otra –interpretado por el gran actor francés Feodor Atkin-, el mundo del cabaret nocturno con el personaje de un juez travesti, a cargo de Miguel Bosé, en ese tremendo folletín en el que es al mismo tiempo, travesti, amante y magistrado encargado del caso.

Un guión que entrelaza melodrama, comedia musical y cine policíaco, humor y drama, con una buena dosis de parodia y una mirada siempre critica sobre el mundo de la información y de la televisión. El mano a mano entre esas dos grandes actrices que son Victoria Abril y Marisa Paredes, provoca empatía hacia sus personajes y  otorga credibilidad a esta rocambolesca historia.

La brillante fotografía de Alfredo Mayo al servicio de la imaginación pop art de Almodóvar y la música de Ryuichi Sakamoto contribuyen también de manera evidente a la solidez de su película. En la prolífica filmografía de Almodóvar “Tacones lejanos” figura entre mis preferidas, junto con títulos como “Entre tinieblas”, “Qué he hecho yo para merecer esto”, “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “Todo sobre mi madre” o “Volver”.

Cartel de "Tacones lejanos" en Francia
Cartel de “Tacones lejanos” en Francia

El titulo en francés “Talons aiguilles” no rinde sin embargo los matices del título español. El cartesianismo francés prefiere a menudo títulos explícitos que tienen una significación  concreta, y que no quedan libres a  la interpretación del espectador.  De forma literal el titulo francés significa “tacones altos”, mientras que el título escogido por Almodóvar implica también la noción de lejanía, ese  ruido de una mujer que se acerca vestida con zapatos de tacón y que escuchamos desde el sótano de una vivienda. El ruido lejano de  esos tacones que resuenan de forma sensual en la imaginación del espectador.

Paradójicamente, ninguna de las dos protagonistas de “Tacones lejanos” fue nominada ese año en los  premios Goya del cine español. La película tuvo cinco nominaciones (sonido, maquillaje, actriz de reparto, montaje y vestuario) pero sin alcanzar ningún premio. Marisa Paredes por su parte obtuvo en España el Premio San Jordi y el premio de la Sociedad de Actores.

En Francia, por el contrario, estrenada en las pantallas comerciales en  enero de 1992,   “Tacones lejanos” fue mucho más apreciada tanto por el público como por la crítica y por los profesionales de la Academia de cine, alzándose aquí con el premio César a la mejor película extranjera del año, en la ceremonia celebrada en Paris, en febrero del 93, a la que asistieron Pedro Almodóvar y Victoria Abril.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.