Yo me bajo en la próxima, ¿y usted? Una obra para la integración

La Compañía de Teatro Blanca Marsillach estrenará el 2 de diciembre Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?. obra escrita por Adolfo Marsillach, quien también la dirigió en su día. Las funciones tendrán lugar en el Teatro La Latina y con ellas se pretende fomentar la integración entre actores «con y sin discapacidad» que actuarán juntos sobre un escenario.

cartel-yo-me-bajo-en-la-proximaEl proyecto cuenta con el apoyo de Fundación Repsol y se ha presentado el miércoles 26 de noviembre en los locales de ensayo de la calle San Roque, 4  (Madrid).

Blanca Marsillach se ha implicado de lleno en este proyecto de integración y para ello ha elegido la obra de su padre Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?, que tanto éxito tuvo en su día en teatro, cine y televisión.

En la primitiva función los protagonistas eran Concha Velasco y José Sacristán, dirigidos por el propio Adolfo Marsillach; ahora los actores principales son Teresa Hurtado y Ricard Sales, dirigidos por Darío Facal.

El elenco de la obra estará compuesto, además de por los citados Teresa Hurtado (Las 13 rosas, Ciega a citas) y Ricard Sales (Dioses y perros, Lasa y Zabala), por otros cuatro actores del Curso de Interpretación para Personas con Discapacidad del Proyecto Pro de Fundaciones Atresmedia y Globomedia: Miriam Fernández (ganadora de la segunda edición de Tú sí que vales), Adela Estévez, Antonio Lagar y Enrique Herreros.

La obra, en palabras de la propia Blanca Marsillach, “marcará un antes y un después» en los proyectos de la compañía.

Al director Darío Facal, lo que le atrajo de trabajar con actores con discapacidad no es el hecho de que tengan una minusvalía, sino el comprobar cómo el texto de Adolfo Marsillach va adquirir otro significado cuando lo interpretan.

Esta representación irá seguida en un futuro de nuevos proyectos integradores encaminados a “montar una compañía estable para que pueda normalizarse contando con este colectivo en todos los ámbitos del mundo del espectáculo”, explica Blanca Marsillach. Para ella, “esto no es más que un pequeño paso que, seguido de otros pequeños pasos, terminará por hacer que nadie se quede al margen sino que todos cuenten”.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Doctor en Filología por la Complutense, me licencié en la Universidad de Oviedo, donde profesores como Alarcos, Clavería, Caso o Cachero me marcaron más de lo que entonces pensé. Inolvidables fueron los que antes tuve en el antiguo Instituto Femenino "Juan del Enzina" de León: siempre que cruzo la Plaza de Santo Martino me vuelven los recuerdos. Pero sobre todos ellos está Angelines Herrero, mi maestra de primaria, que se fijó en mí con devoción. Tengo buen oído para los idiomas y para la música, también para la escritura, de ahí que a veces me guíe más por el sonido que por el significado de las palabras. Mi director de tesis fue Álvaro Porto Dapena, a quien debo el sentido del orden que yo pueda tener al estructurar un texto. Escribir me cuesta y me pone en forma, en tanto que leer a los maestros me incita a afilar mi estilo. Me van los clásicos, los románticos y los barrocos. Y de la Edad Media, hasta la Inquisición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.